¿Qué tan leales a Apple son los usuarios de iPhone?

Si hablamos de lealtad hacia una marca de teléfono o un sistema operativo móvil, a veces se tiende a pensar que los usuarios de Apple son muy fieles. Sin embargo, los datos relevan que esto podría ser un tanto distinto.

En medio del juicio entre Epic Games y Apple apareció una diapositiva que indica que, durante la primera mitad de 2020, un cuarto de los usuarios de iPhone se cambiaron a Android. Y ese número contrasta levemente con lo que ocurrió en la segunda mitad de 2019 y en el tercer trimestre de 2020, cuando el porcentaje de personas que migraron de uno a otro fue menor.

Apple Android

Según el analista Ben Bajarin, estos datos fueron entregados por la propia Apple como una manera de explicar que los usuarios de teléfonos sí se mueven de un ecosistema a otro y, por tanto, que Apple no tiene un monopolio ni nada por el estilo (que es justamente lo que intenta probar Epic Games con su demanda).

Entonces, ¿por qué los usuarios se cambian de un sistema operativo a otro? De acuerdo con Neil Shah, de Android Central, son varias las razones por las que los usuarios pueden abandonar el iPhone para irse a Android.

Una de ellas tiene que ver con que la gente con iPhone mantiene su teléfono por más tiempo que el promedio. Y cuando quieren renovar su equipo, se dan cuenta que los iPhone más actuales tienen un precio mucho más elevado que su teléfono original, por lo que prefieren dar el salto a Android.

iPhone 12 Max Pro
Andrew Martonik/Digital Trends.

Asimismo, es menos la gente que migra desde un teléfono con Android hacia un iPhone. Y algunos de los que sí hacen ese cambio pueden encontrarse incómodos con la naturaleza más restrictiva de la interfaz de iOS, por lo que rápido vuelven a un teléfono con Android.

De cualquier manera, nada de esto parece ser un problema tan grande para Apple, ya que desde el estreno del iPhone 12 el porcentaje de “lealtad” volvió a estar más arriba. No por nada toda la línea del más reciente iPhone es de las más vendidas de 2021.

Recomendaciones del editor