Apple estaría desarrollando pantallas curvas para sus teléfonos

Razer Phone y iPhone X
¿Te parece que es una buena idea tener la opción de controlar un iPhone sin tocarlo directamente? Aparentemente eso suena muy bien para Apple. La compañía parece estar desarrollando tecnología de “gestos sin contacto” para futuros iPhones, así como nuevas formas de implementar pantallas curvas que la ayudarían a destacarse en un mercado cada vez más concurrido.

Si bien es probable que la tecnología sin contacto esté por lo menos a dos años de distancia antes de ser implementada, ésta permitiría a los usuarios hacer movimientos con la mano o el dedo sobre la superficie de la pantalla de su dispositivo, lo que luego se traduciría en acciones por parte del teléfono sin necesidad de tocarlo. Puede verse como una especie de evolución de la tecnología 3D Touch utilizada en iPhones desde el iPhone 6S, y probablemente esté vinculada a los controles gesticulares vistos en el iPhone X, que carece de un botón de inicio físico.

Esta no es la primera vez que una compañía intenta algo similar. Samsung mostró una función similar llamada “Air Gestures” en el 2014 en el Galaxy S4, pero aún no se ha expandido en la idea. Podría ser que Apple sea la primera compañía en llevar este tipo de función a una ejecución más amplia y aceptada.

La misma fuente afirma que Apple también está trabajando en pantallas flexibles, pero no para crear el mismo tipo de pantalla curva que se puede ver en un Galaxy S9 o Note 8. En cambio, Apple aparentemente está desarrollando pantallas que presentarían una curva hacia adentro, desde arriba hacia abajo, en lugar de curvarse a los lados de la pantalla. No estamos del todo seguros de cómo funcionaría este tipo de diseño, pero de ser factible, sin duda sería una nueva apuesta audaz para el iPhone, y que los fabricantes de Android encontrarían más difícil de copiar que la muesca del iPhone X.

Parte del problema en la creación de pantallas curvas ha sido la relativa falta de suministro para pantallas OLED. Apple se topó con problemas de suministro para el iPhone X, que tenía la primera pantalla OLED en un iPhone, y es apropiado inferir que desea evitar preocupaciones similares con sus futuros teléfonos inteligentes. Con los rumores de un próximo iPhone X Plus y hasta un iPhone SE 2, Apple probablemente esté buscando asegurar un suministro confirmado de una sólida cantidad de pantallas OLED.

Por otra parte, también se escucharon informes de que la compañía está dando pasos hacia la fabricación de sus propias pantallas MicroLED, considerado el siguiente nivel en tecnología de pantalla. Fuentes internas aseguran que Apple está desarrollando nuevas pantallas que harán que sus dispositivos móviles sean “más delgados, más brillantes, y con menos necesidad de energía”, lo que marcaría la primera vez que la empresa diseña y desarrolla este tipo de componente. Además, se afirma que se completó la creación exitosa de un prototipo de Apple Watch con tecnología MicroLED, que podría lanzarse dentro de unos años.