Apple admitió que abandonó el cifrado de copias de seguridad por el FBI

La encriptación de Apple no llegó a puerto en sus servicios de iCloud

En diciembre de 2015 en la localidad de San Bernardino, California se produjo un hecho terrorista lamentable cuando un tirador mató a 14 personas e hirió a otras 22. Pues bien, el iPhone 5C de uno de los involucrados en la masacre fue recuperado intacto, y se emitieron órdenes judiciales para que Apple pudiera desbloquear el teléfono y así el FBI pudiera tomar los datos.

Sin embargo, los de Cupertino se negaron para así no comprometer sus políticas confidenciales de seguridad en sus dispositivos.

El tira y afloja incluso se reactivó la semana pasada, cuando el Fiscal General de los Estados Unidos, William Barr, pidió públicamente a Apple que desbloqueara dos iPhones usados por un oficial de la Fuerza Aérea de Arabia Saudita que mató a tiros a tres estadounidenses en una base naval de Pensacola, Florida, en diciembre de 2019.

Lo cierto es que a partir de todo esto, la compañía que dirige Tim Cook admitió en una investigación de Reuters que hace dos años abandonó los planes “para permitir que los usuarios de iPhone encripten completamente las copias de seguridad de sus dispositivos en el servicio iCloud de la compañía después de que el FBI se quejó de que la medida perjudicaría las investigaciones”.

Reuters recordó que el plan original de Apple tras lo ocurrido en San Bernardino era frustrar ataques informáticos en sus equipos, y que para eso no usarían una clave para desbloquear los datos cifrados, “lo que significa que no podría entregar el material a las autoridades en forma legible, incluso bajo una orden judicial”.

La investigación agrega que según fuentes gubernamentales, “En conversaciones privadas con Apple poco después, representantes de los agentes de delitos cibernéticos del FBI y su división de tecnología operativa se opusieron al plan, argumentando que les negaría los medios más efectivos para obtener evidencia contra los sospechosos que usan iPhone”.

Las presiones del FBI habrían llevado a Apple a cancelar definitivamente el plan, ya que según este informante de la compañía, no quiso tener más problemas tras los incidentes de San Bernardino.

En su último informe de transparencia, los de Cupertino entregaron más de 6,000 copias de seguridad completas de un dispositivo o de iCloud a autoridades armadas estadounidenses que solicitaron los documentos por vía judicial.

Recomendaciones del editor