Google está entregando a la policía datos de búsqueda de sus usuarios

Un documento judicial recientemente revelado dio a conocer que la policía de Estados Unidos puede solicitar el historial de búsqueda de una persona en Internet e incluso saber qué individuos han buscado una palabra en particular en la red.

Así lo informó el sitio Cnet.

En agosto de 2020, la policía arrestó a Michael Williams —socio del cantante y sospechoso de agresión sexual R. Kelly— por prender fuego al automóvil de un testigo en Florida.

Los investigadores vincularon a Williams con el incendio, luego de enviar una orden de registro a Google solicitando información sobre “usuarios que habían buscado la dirección de la residencia cerca del día del incendio”.

Estos documentos judiciales mostraron que Google proporcionó las direcciones IP de las personas que buscaron la dirección de la víctima del incendio provocado y que los investigadores vincularon la dirección IP a un número de teléfono que pertenece a Williams.

Pixabay

Luego, la policía utilizó los registros de números de teléfono para identificar la ubicación del dispositivo de Williams cerca del incendio, según documentos judiciales.

“Esta orden evade los controles de la Cuarta Enmienda sobre la vigilancia policial. Cuando un tribunal autoriza que se revelen datos de todas las personas que buscaron un término o una dirección, es probable que sea inconstitucional”, señaló Albert Fox Cahn, director ejecutivo del Proyecto de Supervisión de Tecnología de Vigilancia.

Google recibió 15 veces más solicitudes de órdenes de geolocalización en 2018 en comparación con 2017, y cinco veces más en 2019 que en 2018.

El aumento en las solicitudes de la policía ha preocupado al personal de Google, según los correos electrónicos internos.

Recomendaciones del editor