Skip to main content

Análisis del Realme 9 Pro+, un gran celular que cambia de color

Análisis del Realme 9 Pro+, un gran celular que cambia de color
“Es una opción excelente para alguien que busque un buen dispositivo con buena cámara a un precio por debajo de los 400 euros, pero ahora mismo no le faltan rivales potentes.”
Pros
  • Diseño distinto al resto.
  • Buen rendimiento.
  • Cámaras muy buenas para su rango.
  • Conectividad 5G.
Cons
  • La batería es algo justa.
  • Solo cambia de color uno de los modelos.

Realme no dejó pasar ni un año para lanzar a los sucesores de los Realme 8 y Realme 8 Pro. La nueva serie Realme 9 ya es oficial y la joya de la corona es el Realme 9 Pro+.

Este dispositivo tiene como característica principal un acabado que cambia de color dependiendo de la luz que incida sobre ella. No es el primero en estrenar esta característica, pues ya la vimos en los Vivo V23 y V23 Pro, aunque estos dos modelos nunca llegaron a salir del mercado asiático.

Probamos este nuevo teléfono de Realme, uno de los fabricantes cuyo nombre suena con más fuerza en el mercado Android, y te contamos todo lo sobre él, tanto lo bueno como lo no tan bueno y cómo se sitúa frente a la competencia.

Diseño camaleónico

Como decía al comienzo, lo que más destaca de este nuevo Realme Pro+ es el cambio de color de la trasera. Esta característica solo está disponible en la versión Sunrise Blue (la que probamos) y lo curioso es que pasa de azul a rojo en cinco segundos si la exponemos a la luz solar o ultravioleta. Una vez que la luz deja de incidir sobre la carcasa esta vuelve a ser de color azul.

Realme9 Pro+

Más allá de esta característica, el dispositivo tiene una buena construcción, con acabados de calidad. Además, se siente muy bien en mano, pues no es nada pesado (tiene un grosor de solo 7.99 mm y un peso de 182 gramos). Eso sí, es un poco resbaladizo, pero ponerle una funda acabaría con todo su encanto.

La pantalla tiene un sensor de huellas integrado que además mide la frecuencia cardíaca. En mis pruebas comprobé que los resultados de las mediciones no eran muy exactos, pues diferían mucho de los obtenidos con el Apple Watch Series 6.

La pantalla está perforada en el lateral izquierdo para albergar la cámara frontal de 16 MP, que también se encarga de gestionar el sistema de reconocimiento facial. Tiene una diagonal de 6.43 pulgadas, su resolución es FHD+ y su tasa de actualización de 90 Hz.

El panel luce muy bien, con unos ángulos de visión y un nivel de brillo muy buenos, aunque el ajuste de brillo automático es un poco lento. Es importante señalar que el Realme 9 Pro+ tiene conector de auriculares clásico, algo cada vez menos habitual. También tiene un altavoz ubicado en la parte inferior y una entrada USB-C para carga.

Rendimiento y autonomía

De los tres modelos de la serie Realme 9 recién presentados este es el más potente. Está dirigido por el chip MediaTek Dimensity 920 5G que, como su nombre indica, le otorga esta conectividad. A este procesador le acompañan una memoria RAM de 8 GB y una interna de 256 GB.

Realme9 Pro+

En el día a día, al pasar de un menú a otro, usar la cámara, navegar por internet y consultar redes sociales, el dispositivo funciona de manera rápida y fluida. Incluso si le damos mucho trabajo al procesador, como ejecutar multitarea o juegos de alta demanda de recursos, el teléfono rinde con creces sin cierres súbitos de aplicaciones ni cuelgues.

Lo que sí comprobé en varias situaciones es que el dispositivo se calienta cuando le pedimos de más. No es algo muy molesto, pero sí se aprecia fácilmente cuando lo tenemos en la mano durante un buen rato.

En términos de autonomía, este dispositivo no aporta mejoras respecto al modelo anterior: tiene una pila de 4,500 mAh con sistema de carga rápida de 60 W SuperDart Charge (el cargador compatible está incluido en la caja). Con un uso moderado, la batería del celular termina el día con algo de carga, pero no es capaz de llegar al día y medio si tenemos la frecuencia de pantalla configurada a 90 Hz.

Cámaras que sorprenden

En este modelo Realme deja a un lado el sensor principal de cámara de 108 MP que vimos en el Realme 8 Pro y lo cambia por uno de Sony, en específico, el IMX766 de 50 MP, que equipan algunos teléfonos de gama alta. Este sensor está acompañado de uno de 8 MP con lente gran angular y un sensor macro de 2 MP.

Si bien no es posible tomar fotos enormes, para nada se echa de menos el sensor de 108 MP del modelo anterior. En general, y como se puede observar en las imágenes que acompañan esta galería, la cámara del Realme 9 Pro+ dio resultados excelentes, con un nivel de brillo y detalle muy buenos con luz natural y con bastante aguante frente al ruido con ausencia de luz. La reproducción del color es en general realista, aunque cuando disparamos en gran angular sí se aprecian cambios en la colorimetría y la saturación.

Las fotos en modo retrato tienen muy buen nivel de nitidez y el recorte, aunque a veces se confunde con texturas algo complicadas como el cabello o las gafas, suele dar resultados bastante naturales.

Conclusiones

El Realme 9 Pro+ tiene un precio inicial de 399 euros, un aumento bastante significativo respecto al Realme 8 Pro, cuyo costo inicia en 279 euros para la versión de 6 GB en RAM con 128 GB de almacenamiento. Aunque debo reconocer que es un dispositivo que me gustó mucho por su diseño, rendimiento y cámaras (es un gama media muy equilibrado), no encuentro grandes mejoras si lo comparamos con la generación anterior que justifiquen este aumento de precio.
Como digo, tengo claro que sigue siendo una opción excelente para alguien que busque un buen dispositivo a un precio por debajo de los 400 euros, aunque tal y como está el mercado ahora mismo no le faltan rivales potentes. Si tienes un presupuesto más ajustado y no te importa hacerte con un modelo anterior, el Realme 8 Pro es una buena alternativa.

Recomendaciones del editor