Este wearable calcula el nivel de hidratación y la frecuencia cardíaca en tiempo real

Seguramente habrás escuchado alguna vez eso de que dos tercios del cuerpo humano están compuestos de agua. Lo que probablemente no te habrán dicho es hasta qué punto el agua puede afectar drásticamente a tu rutina diaria.

Por ello, conocer el nivel de hidratación es mucho más importante de lo que creemos. Algunas botellas de agua “inteligentes” te pueden decir cuántas onzas has bebido, pero no la cantidad que tu cuerpo ha absorbido en realidad. Pero eso está a punto de cambiar.

Relacionado: Nozzle te permite ahorrar un 98% de agua

BSX Technologies ha creado LVL, un wearable que promete medir la hidratación en tiempo real. Es el primer dispositivo de este tipo, según explica el CEO de BSX Technologies, el Dr. Dustin Freckleton, a Digital Trends. La mayoría de dispositivos de fitness que hay en el mercado se basan en PPGs para medir los signos vitales como la frecuencia cardíaca y el nivel de oxígeno en sangre.

No obstante, el dispositivo LVL viene equipado con un sensor infrarrojo que penetra muy por debajo de la superficie de la piel, hasta diez veces más profundo en comparación con el nuevo reloj de Apple o el último wearable de Fitbit. Esto permite hacer “mediciones directas” de la sangre de las que pueden derivarse el porcentaje de contenido de agua y la frecuencia cardíaca.

Pero, ¿cómo nació LVL? Todo comenzó después de que Freckleton despertara un día con un fuerte dolor de cabeza. “Estaba en el cuarto de baño, mirándome a mí mismo en el espejo del baño”, explica, cuando notó algo alarmante: que estaba de pie inexplicablemente torcido. Entonces, “me enderecé, miré hacia el espejo, y cierta fuerza empezó a desaparecer de mi cuerpo.” En 45 segundos, Freckleton estaba completamente paralizado de su lado izquierdo.

Tras ir a emergencias, los médicos le diagnosticaron un derrame cerebral. Tenía 24 años. “Fue un shock”, asegura. Y la deshidratación aguda fue la causa subyacente, un diagnóstico que Freckleton se tomó muy en serio. Así fue como decidió buscar un método sencillo y fiable para medir el contenido de agua en la sangre, pero se encontró con que la mayoría de los productos de consumo no estaban a la altura. “Algunas tecnologías no eran capaces de medir la hidratación en tiempo real. “No habían soluciones disponibles en el mercado que pudieran impedir mi situación”, explica.

De manera que contrató a un equipo de ingenieros y profesionales de la medicina para desarrollar una solución. Y el resultado fue LVL. Este sencillo dispositivo cuenta con una pantalla táctil a todo color, algunos botones, Bluetooth, un acelerómetro, y una batería que dura cuatro horas. La pequeña pantalla está fijada a una banda de cuero o de silicio, con un broche sencillo. Se parece mucho a la de Misfit Ray o a la de Fitbit.

Cuenta con una aplicación móvil para aprender tus hábitos. De esta forma, LVL te da algunas instrucciones para beber seis onzas de agua antes de hacer ejercicio o 12 onzas antes de dormir. Además, puede decirte las horas que vas a poder jugar a baloncesto, por ejemplo, según la cantidad de agua que hayas bebido. Porque el objetivo no es sólo conocer algunos datos como el nivel de hidratación y la frecuencia cardíaca.”La hidratación por sí sola es un indicador interesante, pero lo más interesante es cómo afecta sobre una base diaria”, añade Freckleton. De manera que, si te gusta la idea y estás pensando en adquirir un LVL, ya puedes hacerlo a través de Kickstarter por unos $ 200 dólares.