¿Pagarías $30.000 dólares por esta moderna mesa flotante?


A no ser que se trate de algún mueble hecho de oro o de alguna antigüedad invaluable, se necesita una poderosa razón para lograr que alguien pague $30.000 dólares por una mesa.

Y es probablemente por eso que el equipo de Siren Design Studios hizo flotar su mesa Teles Taxídi, que, según sus creadores, significa “Viaje Perfecto”

RelacionadoEste tocadiscos moderno hará flotar tu música


Al igual que el hoverboard que Marty McFly usaba para moverse ágilmente en Volver al Futuro II, la capacidad de soporte de esta mesa es notable. Pero a diferencia de lo que se tuvo que hacer durante la producción de esa película, este mueble no tiene ningún truco. En lugar de los alambres y los efectos especiales utilizados para el  film, la mesa de vidrio Teles Taxídi se mantiene a dos pulgadas por encima de su base usando la fuerza magnética de un gigantesco par de imanes.

Todos sabemos que los polos opuestos se unen, pero en el caso de Teles Taxidi los imanes fueron posicionados para que ocurra precisamente lo contrario. Como se puede ver en un breve video de presentación, en esta mesa la fuerza de oposición magnética es lo suficientemente fuerte como para aguantar libros, tazas de café , y hasta para descansar los pies en el borde de la mesa.

Sin embargo, para evitar que la parte superior sea lanzada a través de una habitación por la fuerza opuesta del potente imán en su base, y para mantenerla estable para que las bebidas no se derramen, el Teles Taxídi también cuenta con una serie de cables de soporte y poleas que mantienen todo perfectamente alineado, pero permiten que la mesa de vidrio pueda moverse y así demostrar que flota.

En su sitio de presentación los creadores explican más al respecto, y afirman que “Teles Taxídi es diferente a cualquier otro mueble que jamás experimentarás. La parte superior de la mesa flota casi 2 pulgadas por encima del fondo, desafiando la gravedad y aprovechando el poder de dos imanes masivos de tierras raras”. Al hablar de estos dos imanes, balanceados uno sobre otro, explican que “se mantienen en su lugar por más de 1.000 libras de potencia de un cable de Kevlar, mientras que el sistema de cable de dos niveles permite que las fuerzas magnéticas se apalanquen contra la parte superior de vidrio.”

Continúan diciendo que “tus invitados estarán fascinados por esta pieza de conversación única, y su presencia en cualquier habitación será innegable. Tú puedes elegir explicar la física y la tecnología detrás del secreto de Teles Taxídi, o simplemente podrías sonreír y decir, “es magia”.

Por un precio de $30,000 dólares, tal vez también la mesa debería incluir los servicios de por vida de un mago profesional.