Estudio concluye que los robots no intentarán matarnos

Parece que podemos relajarnos y olvidarnos de que los robots nos atacarán pronto. Este es un tema recurrente en las películas de ciencia ficción y usualmente la humanidad huye por sus vidas.

Pero según Fast Company, “no hay motivo por el cual la inteligencia artificial deba ser una preocupación”.

Relacionado: Corea del Sur quiere hacer mejores robots

Esta conclusión sale del primer reporte One Hundred Year Study on Artificial Intelligence (AI100).

Este proyecto hecho por la Universidad de Stanford representa un comité de científicos expertos en inteligencia artificial. El proyecto AI100 seguirá desarrollándose pero no habrá reportes anuales.

Según ellos, el próximo saldrá “en algunos años”. El primer reporte se puede descargar en este enlace y fue titulado La Inteligencia Artificial y la Vida en el año 2030. Parece ser que los avances en la inteligencia artificial marcarán grandes diferencias en los Estados Unidos entre ahora y el 2030.

Las áreas de cambio exploradas en el reporte incluyen transporte, salud, educación, la oficina, la vigilancia y la seguridad pública.

El transporte autónomo será la primera experiencia que la mayoría de la gente vivirá de la mano de la inteligencia artificial e influenciará muchísimo la percepción del público sobre la inteligencia artificial.

En el área de la salud, la IA ayudará a los expertos a computarizar ciertas tareas. La habilidad de poder sacar conclusiones de enormes bases de datos es una de las más básicas habilidades de la inteligencia artificial. Se espera que los robots lleven elementos a diferentes ubicaciones.

En el área de seguridad, la policía hará uso de la inteligencia artificial con el fin de escanear, clasificar y evaluar datos de sensores y comunicaciones como lo son las redes sociales. Las aplicaciones se enfocarán en prevenir crímenes y en investigación.

“Hay un gran trabajo por hacer en simulaciones de tumultos para determinar cómo las masas de personas podrían ser controladas. Al mismo tiempo, existen preocupaciones sobre el potencial que tienen estas herramientas para violar la privacidad de las personas”, afirma el reporte.

La investigación concluye afirmando que no hay causas para preocuparse por el futuro cercano de la humanidad. De acuerdo al científico de la Universidad de Texas, Peter Stone, algunas personas se preocupan de que “de un momento a otro los robots puedan hacer cosas que no queremos que hagan y las ejecuten de forma espontánea”.

Relacionado: MegaBots estrena su nueva serie de robots en YouTube

Sin embargo, la habilidad de los robots para tener libre albedrío está por fuera de las posibilidades actuales.

“Todas las tecnologías tienen desventajas que pueden ser utilizadas de forma maliciosa. En general estoy muy optimista de que la tecnología de la inteligencia artificial mejore el mundo”.