Este fotógrafo visitó y filmó los 59 parques nacionales del país en un solo año

Después de la fundación del Parque Nacional de Yellowstone en 1872, se crearon 58 parques más como símbolo de algunos de los recursos naturales más hermosos e importantes de los Estados Unidos. Los parques están gobernados por el Servicio de Parques Nacionales, que celebró su centenario el año pasado. En conmemoración de ese acontecimiento, un ex fotógrafo de National Geographic, Jonathan Irish, y su esposa, Stefanie Payne, se embarcaron en un viaje de un año, visitando y fotografiando los 59 parques. La increíble experiencia está documentada en el sitio web de Irish y Payne, The Greatest Road Trip.

Hablamos recientemente con la pareja irlandesa sobre la experiencia, incluyendo los retos logísticos, los parques que son sus favoritos, y hasta el encuentro cara a cara con una familia de osos grizzly. Esta fue nuestra conversación.

Digital Trends: ¡Fotografiar 59 parques nacionales en 52 semanas! ¿Cómo surgió esta idea?

Jonathan Irish: Crecí explorando el aire libre, y siempre he tenido un profundo amor por los lugares naturales de la belleza. Mi abuelo era un adicto a los parques nacionales, así como un fotógrafo apasionado, así que creo que heredé de él esas inclinaciones.

Ya había visitado y fotografiado cerca de la mitad de los parques antes de este proyecto, así que estaba familiarizado con su grandeza y la necesidad de proteger estas tierras sagradas. Cuando me enteré de que el Servicio de Parques Nacionales estaba celebrando un centenario, yo también quise hacer algo especial para conmemorar la ocasión. Me tomó un año de planificación y estrategias, y hubo momentos en que no pensé que el proyecto saldría realmente adelante, pero eventualmente nos asociamos con algunas organizaciones increíbles, como Fujifilm, National Geographic Travel y Airstream para hacerlo posible.

DT: ¿Cuáles fueron algunos de los retos logísticos?

Los retos logísticos fueron monumentales. Me di cuenta que estaba viviendo en tres realidades diferentes: el pasado, el presente y el futuro. Por las noches, yo estaba viviendo en el pasado: editando de imágenes que grabé en parques anteriores, tratando de empujar el contenido a nuestro sitio web y canales de medios sociales. Una cosa es fotografiar un parque maravillosamente, pero si no estuviéramos compartiendo al respecto continuamente, entonces nadie seguiría el proyecto.

Copyright Jonathan Irish 2017

Durante el día vivía en el presente, explorando y fotografiando cualquier parque en el que estábamos en el momento. Con un promedio de cinco a siete días en cada parque nacional, no tenía el lujo de desacelerar, y tenía que ser muy estratégico en donde estaría y cuándo obtener las mejores tomas.

Y luego estaban los momentos de vida en el futuro: la seguridad de los sitios para acampar, la planificación de rutas de conducción, y la investigación de los mejores lugares para los próximos parques. Era un trabajo de malabarismo masivo. Añadir tiempo, circunstancias imprevistas (como neumáticos pinchados), y el agotamiento puro de nunca reducir la velocidad o tomar un descanso, y se puede ver lo ocupado que estaba todo el año. Fue, sin duda, una de las cosas más difíciles y agradables que he hecho.

DT: ¿Cómo te preparaste para capturar imágenes en caso de condiciones extremas?

Consideramos que cualquier momento es un buen momento para explorar un parque nacional y tratamos de sacar lo mejor de lo que estábamos viendo.

Tratamos de mantenernos alejados de las condiciones más extremas, ya que planeamos nuestra ruta para aprovechar mejor las estaciones del año. Habiendo dicho esto, no siempre fue posible llegar a un parque en la mejor temporada, ya que algunos parques tienen ventanas muy cortas del “mejor clima”. En esos casos, consideramos que cualquier momento es un buen momento para explorar un parque nacional y tratamos de sacar lo mejor de lo que estábamos viendo.

DT: Cuéntanos alguna historia interesante en el desarrollo del proyecto

¡Podría tomar días! Stefanie, mi “compañera de crimen” en este proyecto y mi compañera real en la vida, es una gran escritora y fotógrafa, aunque nunca lo admitiría. Trabajamos muy duro no sólo para mostrar cada parque a través de la fotografía, sino también a través de historias escritas, notas, y anécdotas o datos interesantes.

Una cosa que siempre me pareció divertida, que podría no ser muy bien capturada en las páginas individuales de cada parque, es cómo viajé y filmé con un increíblemente alto trípode de 27 pies. Las cámaras Fujifilm me permiten conectarme y controlarlas con mi iPhone, y hubo momentos en que estuve en una zona muy concurrida usando este trípode gigantesco para tomar una foto, y lo divertido es que los turistas me fotografiaban a mí y mis locos dispositivos en lugar del paisaje en el parque. Siempre fue interesante, y a veces un gran rompehielos para conocer gente nueva.

Copyright Jonathan Irish 2017

DT: Seguramente también tuviste algún tipo de contacto con la vida silvestre…

Nuestras experiencias en Lake Clark National Park fueron algunas de las más memorables del viaje. Recuerdo que una vez estábamos de pie a un lado de un pequeño arroyo, fotografiando a una mamá osa y a tres cachorros pescando salmón a través del riachuelo. Quitamos los ojos de la madre y los cachorros por un segundo, me di la vuelta para sacar algo de mi bolsa de la cámara, e inmediatamente vi que un gigantesco oso grizzly se había acercado silenciosamente detrás de nosotros, y estaba sentado en sus patas traseras a unos 15 metros de distancia. Fue totalmente enervante, pero también muy especial. No quería hacernos ningún daño, simplemente era curioso. Él se quedó allí por unos 20 minutos y eventualmente se alejó.

DT: ¿Podrías mencionar algunos de tus parques nacionales favoritos?

Siempre que me hacen esa pregunta es difícil responderla. Realmente creo que todos los parques son hermosos y especiales en su propio manera, pero yo estaría mintiendo si no dijera que tengo algunos preferidos.

Creo honestamente que cada parque es excepcional.

Siempre he tenido una afinidad por los parques del suroeste, como Arches, Canyonlands, Zion, Bryce, etc., ya que creo que su geología es siempre interesante no sólo para aprender al respecto, sino también para fotografiar. Pasamos la mayor parte del verano en Alaska, y tengo que decir que algunos de los parques menos conocidos, como Lake Clark, Wrangell St Elias, y Valle de Kobuk, me impresionaron. Por último, siempre me encanta, y nunca me canso, de explorar los parques en el área montañosa superior, como Glaciar, Yellowstone, Grand Teton, y Rocky Mountain.

Pero de nuevo, creo honestamente que cada parque es excepcional, y la experiencia de explorar cada uno de ellos fue más divertida de lo que cualquiera podría disfrutar en una vida, y mucho menos un año.

DT: Cuéntanos sobre los retos fotográficos.

El sol de medianoche en Alaska proporcionó algunos desafíos serios, ya que tenía que estar realmente en medio de la “noche” para poder captar la luz dorada. También, llegar a algunos parques en época de nieve hizo que algunas condiciones fueran desafiantes, ya que muchas de las carreteras estaban cerradas y tuvimos que caminar para llegar a algunos lugares. En los parques de Hawaii nos topamos con lluvias torrenciales, pero siempre habría momentos despejados de nubes que nos proporcionaban brillantes arco iris, así que valió la pena.

DT:  ¿Algunos consejos para fotografiar estos tipos de paisajes, basados en tu experiencia?

En mi caso siempre llevo dos sets de cámaras, ya que no hay tiempo para reparaciones en caso de que una tenga problemas (que, por suerte, nunca sucedió). Un trípode ligero de fibra de carbono es una pieza esencial del equipo, ya que a veces recorríamos largas distancias para llegar a áreas remotas.

Copyright Jonathan Irish 2017

También creo que la tendencia en un proyecto como este es tratar de apresurarse para sacar las fotografías, pero esta no suele ser la forma en que se obtienen las mejores imágenes. Hay que ser consciente de frenar y tomar el tiempo para ver dónde uno se encuentra en el momento, y no siempre pensar en lo que está adelante; eso es clave para capturar el corazón de un parque.

Por último, hay que asegurarse de salir del automóvil y adentrarse a pie en los senderos, y pasar una noche o dos acampando en el bosque. Allí es generalmente donde hice mi mejor trabajo.

DT: Háblanos de tu equipo de cámaras que está en tu maleta

He trabajado como Fujifilm X-Photographer durante cuatro o cinco años, y realmente me encanta el equipo Fujifilm, así como la filosofía empresarial de actualizar continuamente sus cámaras y lentes a través de updates de firmware. Además, el diseño y la calidad del equipo es de primera categoría.

Además, el diseño y la calidad del equipo es de primera categoría.

Tengo dos equipos X-T1, uno como backup de seguridad, así como una gama completa de lentes, en mi caso prefiero los XF. Me encanta el XF16mm f1.4, el XF16-55mm f2.8, y el XF100-400mm f4.5-5.6. También tengo el trípode de 27 pies de MegaMast que mencioné anteriormente, dos trípodes de fibra de carbono y el sistema de filtros Lee. Por supuesto, hay muchos más piezas que están en mi bolsa, pero ésos son realmente el corazón del equipo con el que trabajo.

DT: ¿Qué palabras de ánimo tienes para quienes admiran tu trabajo y quisieran emularlo?

¡Ve y hazlo! Elije un parque o dos, haz un plan, y haz que suceda, llévalo a la acción. Por que además ahora, más que nunca, necesitamos apoyar estos increíbles tesoros naturales.