China es ahora el mayor productor mundial de energía solar

China no sólo es el país más poblado del mundo, sino que ahora también es el mayor productor mundial de energía solar.

El sábado, la Administración Nacional de Energía (NEA) señaló que esa nación oficialmente reclamó el título después de duplicar su capacidad fotovoltaica instalada (PV) el año pasado. A finales de 2016, la capacidad de China alcanzó los 77,42 gigavatios. Mientras que esta cantidad es grande en términos de números, no lo es en relación con la población masiva del país asiático.

Relacionado:  ¿Por qué Chile regala su energía solar?


En su estado actual, la energía solar representa sólo un uno por ciento de la producción de energía del país, pero esto podría cambiar pronto ya que China está dedicando cada vez más su atención hacia la energía limpia. La NEA dice que China buscará agregar más de 110 gigavatios en los próximos tres años, lo que podría ayudar a la nación elevar la proporción de su uso de energía renovable a un 20 por ciento en el año 2030. Hoy en día, se sitúa en el 11 por ciento.

La geografía de China se presta sin duda a grandes explotaciones de energía solar. El año pasado, las provincias de Shandong, Xinjiang y Henan disfrutaron del mayor aumento de su capacidad solar, mientras que Xinjiang, Gansu, Qinghai e Inner Mongolia terminaron con la mayor capacidad total a finales del 2016.

El proceso de dejar de depender de la utilización de combustibles fósiles requerirá una gran inversión, pero parece que China está lista para llevarla a cabo. Según un reporte de Reuters, la nación verterá 2,5 trillones de yuanes, un equivalente a $364 mil millones de dólares, en la producción de energía renovable para fines de la década.

Esta dedicación a fuentes de energía que sean respetuosas con el medio ambiente podría presionar a otras naciones alrededor del mundo para que hagan lo mismo. Irlanda ya ha aprobado un proyecto de ley que convertiría a esta nación en la primera en alejarse del consumo de los combustibles fósiles. Y algunos países están encontrando maneras cada vez más creativas de seguir sus pasos. Islandia, por ejemplo, está perforando el pozo más grande del mundo para energía geotérmica.