¿Quién ganaría las elecciones si tu estómago pudiera votar?

Es cada día más difícil para los estadounidenses procesar psicológicamente las elecciones de noviembre.

Las propuestas brillan por su ausencia en medio de los escándalos sobre el pasado de cada uno de los candidatos y si te producen náuseas sus declaraciones, tal vez deberías dejar que tu estómago tomara la decisión.

Relacionado: Robarse las elecciones es fácil con esta app

Este es el enfoque de DoorDash, una empresa de servicio a domicilio. La empresa analizó la información sobre cientos de entregas a domicilio de las comidas favoritas de Donald Trump y Hillary Clinton.

Es así como DoorDash determina quién ganaría si nuestros estómagos pudieran votar. La empresa creó un “Menú Político” construido con información sobre las preferencias gastronómicas de cada candidato.

En el desayuno, debes decidir entre la tocineta y huevos de Donald Trump o los huevos revueltos de Hillary Clinton. Para el almuerzo, ¿escogerías la hamburguesa de soya de Clinton o el pastel de carne favorito de la familia Trump?

Para la cena debes escoger entre un steak cocinado en tres cuartos (la preferencia de Trump) o el bacalao biryani hecho al mejor estilo de la cocina de la India (preferencia de Clinton)?

Si quieres comer algún snack, debes elegir entre el hummus de Clinton o el Mac and cheese de Trump.

Una de las decisiones más cruciales es el postre. ¿Escogerías el helado de vainilla y cereza de Trump o el sándwich de helado de chocolate de Clinton?

De acuerdo a DoorDash,  “los datos desgranados por Estado nos muestran que las afilicaciones políticas cambian con respecto a nuestros estómagos”. No hay nada que una más que una cena, ¿cierto?

Si los votantes tuvieran que elegir al presidente de acuerdo a sus hambrientos estómagos, Trump ganaría en regiones como Washington D.C., la parte sur de California, la ciudad de Nueva York, Minneapolis, Denver y Boston. También ganaría en regiones rojas como San Antonio, Inidanapolis y Atlanta.

Por su parte, Clinton tendría más suerte en áreas republicanas como Phoenix, Nahville, Houston, Dallas y Charlotte en Carolina del norte. Seguiría dominando en áreas tradicionalmente demócratas como lo son Seattle, la parte norte de California, Columbus y Chicago.

“Todos tienen sus comidas y sabores favoritos, incluso los candidatos presidenciales” afirma Christopher Payne, COO en DoorDash. “El país está muy dividido pero no hay duda de que la mejor forma de terminar el día es relajándose en casa, comiendo su comida favorita”.

Relacionado: Los Latinos se movilizan para las Elecciones de 2016

No te preocupes si tus gustos gastronómicos no son compatibles con los del candidato que consideras que sería mejor presidente. A fin de cuentas, no se vota con el estómago sino con la conciencia.