Construirán en Utah el primer parque de entretenimiento de realidad virtual de los Estados Unidos

Una compañía del estado de Utah planea construir en Salt Lake City el primer parque de realidad virtual de los Estados Unidos. Se llamará  “ The Void”  por  “Vision of Infinite Dimensions”, y   será abierto  al público en otoño del 2016.

“La idea  detrás de Void  es fusionar  la  realidad virtual  con a la realidad física, así que cuando se toca una pared virtualmente, también estamos tocando la pared físicamente”, explicó Ken Bretschneider, co fundador  y presidente de la empresa. “Hemos creado una experiencia totalmente inmersiva. Es como vivir dentro de  una película o en un videojuego”.

“En este momento lo que estamos haciendo es planear el  edificio que  albergará los  8 cuartos de juegos o “Pods” de 60 x 60 pies cada uno y que permitirá hasta 10 personas  a la vez, tener una  experiencia única  de realidad virtual, “dijo Curtis Hickman, el diseñador creativo del proyecto.

“Nada será  absolutamente  excluyente, con la tecnología  podremos crear mundos de fantasía en la Edad Media o el futuro” dijo,  Hickman. “Si usted y sus amigos juegan en una “Pod” y otro se encuentra en un simulador de movimiento, podemos poner este último en un avión o un helicóptero y combinarlo virtualmente para que ambos “Pods” puedan atravesar la misma experiencia”.

Cada participante deberá  vestir  un equipo de  tres piezas y compuesto de Gafas Rapture HMD, chaleco y guantes. Las Rapture,   vendrán con  dos pantallas curvas con 180 grados de visón y de alta resolución,  auriculares THX de alta fidelidad y sonido estéreo envolvente, micrófono para las comunicaciones y sensores de movimiento para hacer la experiencia lo más real posible.

El chaleco por su parte,  tendrá efectos específicos que cambiarán dependiendo de la acción y responderá físicamente a la  explosión de un rayo  láser, disparos directos  de un arma de fuego o el golpe de un sable. Los guantes, transmitirán las sensaciones táctiles y  permitirán  desde “tocar” botones virtuales en paredes y objetos reales  hasta empuñar espadas,  armas u otros objetos virtuales.

“Podremos ajustar las dificultades para cada participante que atravesarán experiencias diferentes, incluso dentro de un mismo “Pod”. Todo  dependerá  de  su propia imaginación”, finalizó Hickman.

La empresa  anunció que intentará llevar  el proyecto a otras ciudades y prometió mantener  la experiencia “asequible” a todos los bolsillos.