Mira cómo esta máquina es capaz de hacer música con 2,000 canicas

El músico sueco Martin Molin ha estado trabajando en algo diferente y maravilloso desde hace algún tiempo. Y ahora este artista ha considerado que es el momento de desvelar su nuevo invento.

Molin ha presentado su nueva creación a partir de un vídeo brillante. Se trata de una gigante caja de madera, hecha a mano, que consigue hacer música con 2,000 canicas.

RelacionadoVideo musical hecho en cero gravedad se vuelve viral

Con partes de una batería, un vibráfono y un bajo eléctrico, la máquina Wintergatan empieza a funcionar gracias a una manivela. Eso sí, requiere de la interacción humana para mostrar todas sus posibilidades musicales.

El vídeo aparece Molin accionando múltiples palancas de madera y creando música, con una pieza del tamaño de una rueda de un carro, moviendo una manivela. Él dirige todo el proceso musical como si se tratase de un loco científico.

Con canicas y piezas de madera talladas a mano, la máquina cuenta con diferentes pistas, poleas, y embudos que mueven las canicas, produciendo así varios sonidos. Es una obra de arte porque permite crear música.

La construcción de esta máquina no fue, sin embargo, una tarea fácil. Molin la comenzó en otoño de 2014 y no la terminó hasta hace muy poco. Su propio creador confiesa que el final fue la parte más difícil.

Originalmente, fue concebido como un proyecto de dos meses. Pero, en realidad, se convirtió en un trabajo de 14 meses, según ha apuntado Molin en una reciente entrevista concedida a Wired.

“Cuanto más cerca estaba de terminar la máquina más difícil se hacía”, señala el creador.

La diferencia entre la máquina de canicas de Molin y las cajas de música más tradicionales es que la de Molin es programable. Se construyó con tambores especiales que activan ciertas partes del instrumento, en lugar de jugar con un conjunto de sonidos basados en la repetición.

Para elaborar la máquina, Molin dibujó las dimensiones de la caja con la ayuda de un programa 3D, luego fue añadiendo piezas adicionales. Este proceso ha llevado a la creación de una caja que es, al mismo tiempo, extraña e impresionante.

Además, Molin grabó en vídeo el proceso de creación para los interesados en el mismo. Este músico asegura ahora que tiene la intención de construir más cajas de madera en un futuro, pero que probablemente serán más pequeñas y ágiles, de manera que resulten más fáciles de mover.

“Estoy aprendiendo a planificar la construcción un poco mejor”, asegura Molin Wired, “Para que no tome mucho tiempo”, añade.