El primer celular con dos cámaras frontales para mejorar tus selfies

La popularidad de las cámaras de doble lente que ya forma parte de en casi todos los nuevos teléfonos, desde el iPhone 7 Plus hasta el Honor 6X, ha cambiado de estar presente sólo en la parte posterior de tu teléfono, al frente. Para muchos, esto significa que al fin podrán tomarse selfies con efecto Bokeh, sin la necesidad de pedir que uno de sus amigos tomen la foto.

Si no reconoces el término o eres nuevo en fotografía, el concepto conocido como “Bokeh” es de origen japonés y se refiere a esas fotos que se ven de ensueño, donde el sujeto principal se ve de forma nítida, y el resto tiene una calidad borrosa. Podríamos describirlo como un desenfoque creativo. Esta técnica es muy conocida y usada por fotógrafos profesionales.

Relacionado¡Cuidado! Hackers podrían copiar tus huellas digitales usando tu selfie


Ahora, esta característica en las cámaras está siendo presentada por el fabricante chino Vivo y su nuevo teléfono inteligente V5 Plus. Arriba de la pantalla hay una cámara principal de 20 megapíxeles, y una cámara secundaria de 8 megapíxeles, ambas con aberturas f / 2.0. Usadas juntas, mantendrán el sujeto principal de tu fotografía en foco y desdibujarán el fondo, al igual que las fotografías tomadas por fotógrafos profesionales con cámaras caras.

Vivo también te da la oportunidad de retroceder y reajustar el punto de enfoque, asegurando que la foto salga exactamente como quieras. Han añadido un flash que llama el Spotlight de Selfie, además de un modo de belleza que ayuda a hacer la realidad un poco más suave.

Por su parte, Apple llama a su modo bokeh con el nombre de Portrait, o Retrato, un nombre apropiado ya que el efecto definitivamente funciona mejor al tomar fotos de personas. Además, la verdad es que la mayoría de las personas tienden a tomar muchas fotos de si mismos, por lo que añadir la misma tecnología en la parte delantera del teléfono tiene mucho sentido.

La cámara trasera del V5 Plus no tiene dos lentes, y se adapta a un solo sensor de 16 megapíxeles, lo que demuestra que esta compañía apunta este teléfono a los fanáticos de los selfies. La pantalla mide 5.5 pulgadas y tiene una resolución de 1920 x 1080 píxeles, mientras que la potencia viene de un chip Snapdragon 625 octa-core, 4GB de RAM y 64GB de espacio de almacenamiento interno. Utiliza Android 6.0 Marshmallow, que no es la última versión del sistema operativo de Google, y tiene la interfaz de usuario de Vivo por encima de la parte superior. El cuerpo del teléfono está hecho de metal, hay un sensor de huella dactilar en el botón de inicio, y la batería 3160mAh viene con el propio sistema de carga rápida de Vivo.

Se espera que el teléfono cueste alrededor de $400, pero Vivo no los ofrece en los Estados Unidos o Europa, así que si realmente quieres uno, tendrás que encontrar un importador. Sin embargo, dudamos que este será el único teléfono que agregue una cámara de doble lente este año, es solo cuestión de tiempo hasta que sigan su ejemplo y puedas sacarte selfies de ensueño.