Cero tolerancia en California para manejar y hablar

Enviar o leer mensajes de texto mientras se conduce ya era algo que estaba mal visto en California, pero según informa por Sacramento Bee, un proyecto de ley estatal recientemente aprobado hará que sea aún mucho más difícil usar tu teléfono mientras manejas, sea por la razón que sea.

Oficialmente llamado Proyecto de Ley 1785, presentado en su día por el asambleísta Bill Quick, tiene como objetivo “prevenir la conducción distraída”, prohibiendo el uso del teléfono, sin importar la razón, mientras se maneja un vehículo. El proyecto de ley, que fue promulgado por el gobernador Jerry Brown, incluye la única excepción para los casos de uso que requieran sólo de un “golpe o toque con el dedo del conductor”, y siempre y cuando el teléfono esté montado sobre el parabrisas o el salpicadero.

Relacionado: AT&T Latino lanza aplicación para evitar textear al conducir

Este Proyecto de Ley 1785 parece ser la respuesta a un estudio de la Oficina de Seguridad Vial realizado en abril, el cual reveló que este año fueron vistos más conductores haciendo uso de sus celulares mientras conducían, que en otros años anteriores. Más específicamente, casi el 13 por ciento de los conductores de California fueron vistos usando sus teléfonos mientras manejaban, en comparación con el 9 por ciento de 2015, y el máximo anterior, el 11 por ciento, en 2013.

También se ha producido un ligero (pero constante) aumento en el número de conductores heridos o muertos por culpa de una conducción distraída, pasando de 10,162 casos en 2013, a 10,548 en 2014, y a 11,090 en 2015. Se suma a las estadísticas las 13,496 citaciones al tribunal por manejo distraído, expedidos hasta abril por la Patrulla de Carreteras de California.

En septiembre de 2016, 46 estados de Estados Unidos, más el Distrito de Columbia, han prohibido enviar mensajes de texto mientras se conduce, con 14 estados —más el Distrito de Columbia— prohibiendo hablar mientras se maneja. En cuanto a California, ya estaba prohibido el enviar mensajes de texto, por lo que el Proyecto de Ley 1785 consiste en una extensión de las prohibiciones.

El Proyecto de Ley 1785 entrará en vigor el 1 de enero de 2017. Según la ley, los conductores se enfrentan a una multa de $20 por la primera vez que sean sorprendidos usando indebidamente sus celulares, y a una multa de $50 por cada infracción reincidente.