Alarma en un avión por un Samsung Note 7 de los nuevos

Parece que los problemas que persiguen al Samsung Galaxy Note 7 son cada vez más graves. Entre los reportes de incendios y los de niños con quemaduras provocadas por este teléfono, Samsung continúa involucrado en serias situaciones. Y para hacer las cosas peores, un Galaxy Note 7 empezó a echar humo y forzó la evacuación de un avión de Southwest.

Lo que llama más la atención en esta historia es que el teléfono que causó la alarma no era un modelo antiguo. ¡Era uno de los modelos nuevos que fueron entregados como reemplazo! Eso significa que es probable que los nuevos aparatos también tengan un riesgo de sobrecalentarse y explotar.

RelacionadoSamsung podría tener más problemas con los nuevos Note 7

Nadie fue lastimado en este incidente y el problema fue detectado antes de que el avión despegara, pero esta historia parece demostrar que la pesadilla para Samsung aún no ha terminado. Sin embargo, esta compañía muestra cierto escepticismo. “Estamos trabajando con las autoridades de Southwest para recuperar el teléfono y descubrir la causa”, notificó Samsung, aunque un vocero de The Verge confirmó que se trataba de de un modelo de reemplazo.

El dueño del teléfono, Brian Green, dijo que su teléfono fue reemplazado en una tienda de AT&T el 21 de Septiembre. Inclusive mostró una fotografía de la caja del teléfono, que tiene el símbolo del cuadrado negro que confirma que es un equipo de reemplazo. Brian dijo además que el teléfono tenía una batería con un sello verde, indicando que no presentaba riesgos para su uso.

Relacionado¡Cuidado! Algunas lavadoras de Samsung también explotan

Lo peor de todo, es que ahora la Comisión de Seguridad de Productos también investigará el incidente. Si el gobierno estadounidense confirma que se trata de uno de los nuevos Galaxy Note 7 que Samsung ha reemplazado, las cosas se pueden poner realmente feas para Samsung. Además de convertirse en uno de los retiros de productos más costosos en la industria tecnológica, también le daría gran ventaja a los rivales de Samsung como Apple y Google.

Samsung ya había retirado oficialmente del mercado los Galaxy Note 7 que fueron vendidos antes del 15 de septiembre, después de que se revelara que tenían un serio riesgo de causar un incendio debido a una falla en la batería. El anuncio fue emitido después de que Samsung recibiera 92 reportes de baterías sobrecalentadas, 26 de las cuales resultaron en quemaduras, y 55 en daños a la propiedad. En algunos casos inclusive se reportaron incendios en garajes y automóviles.

En este último caso, lo único que se reportó fueron daños menores a la alfombra del avión. Sin mencionar el susto que se llevaron los pasajeros.