Drones anti-incendios volarán pronto sobre Nueva York

La tecnología de alto vuelo es una buena elección para los departamentos de bomberos que tratan de entender el alcance total de una situación de emergencia antes de arriesgar la vida de su personal.

Estamos hablando de drones, que el cuerpo de bomberos de la ciudad de Nueva York está a punto de utilizar en grandes incendios y casos de emergencia para proporcionar conocimiento adicional de la situación.

Relacionado: Los drones podrían volar en los aeropuertos, pero con correas

Estos drones, que cuestan $ 85,000 dólares – bastante más que un dron de consumo cotidiano-, son capaces de capturar vídeo e imágenes infrarrojas, según publica The New York Times.

Cuando se trata de un incidente grave, el departamento envía su gadget equipado de la Unidad de Comando Táctico para tratar de conocer la situación antes de que llegue el personal principal. El equipo actual incluye cámaras de mano, tabletas, teléfonos inteligentes y dispositivos con conexión Wi-Fi.

En una explosión de gas en 2014 en Manhattan, según mostró Timothy E. Herlocker, el director del centro de operaciones del departamento, los drones resultaron ser muy útiles para la unidad táctica. Gracias a los esfuerzos de un operador de drones, Herlocker y su equipo pudieron obtener una vista aérea de la situación, permitiéndoles tomar una decisión más completa sobre cómo acercarse a la zona de peligro y hacer frente a las llamas.

Pero hacer que esta tecnología forme parte, de forma permanente, del kit regular del departamento toma su tiempo. Además de diseñar y construir un dispositivo adecuado, el departamento también tiene que lidiar con el hecho de que gran parte de la ciudad comprende el espacio aéreo que está fuera del alcance de los drones.

Como resultado, la ciudad ha llegado a un acuerdo con la Administración Federal de Aviación (FAA) para autorizar el vuelo de un dron cada vez que se considere necesario – un proceso que no debería tardar más de 15 minutos-. Para facilitar el control en un determinado espacio, el departamento también está considerando la posibilidad de fijar una correa de sujeción a un helicóptero para uj control remoto.

Los departamentos de bomberos son los últimos -de un número creciente de entidades- interesados en el potencial de la tecnología que se esconde detrás de los drones. La FAA ha publicado recientemente las primeras directrices generales sobre el uso comercial de drones para un gran cantidad de industrias – producciones de películas y agricultura, por nombrar algunas – con el fin de incorporar estos dispositivos en sus trabajos.

El cuerpo de bomberos de la ciudad de Nueva York espera contar oficialmente con su primer dron a finales de mes, con la posibilidad de añadir dos más a su kit a finales de año.