¿Es el primer superdeportivo chino demasiado bueno para ser real?

Pocos dieron demasiado crédito a la starup china Techules cuando presentaron su concepto futurista (en la foto) a principios de este año en el Auto Show de Ginebra. Pero para gran sorpresa de la industria, la compañía ha anunciado que su concepto va a derivar en un modelo de producción llamado GT96 en un futuro no muy lejano.

Techrules ha contado con la ayuda del reconocido diseñador Giorgetto Giugiaro y de su hijo Fabricio para convertir el concepto en una realidad. Este dúo padre-hijo están trabajando en afinar las líneas del concepto, aunque es demasiado pronto para decir qué parte del diseño original se conservará en el modelo de producción.

Relacionado: Aston Martin y Red Bull se asocian para crear un superdeportivo distinto a todo lo vistoLo más sorprendente del GT96 será su tren de transmisión. En lugar de utilizar un motor de combustión interna tradicional, el coupé estará equipado con una micro-turbina que generará la electricidad necesaria para conducir el coche. Las especificaciones son alucinantes… al menos, sobre el papel. El tren de potencia generará 1,030 caballos de fuerza, lo suficiente como para enviar el GT96 de 0 a 62 mph en 2.5 segundos, alcanzando una velocidad máxima —limitada electrónicamente, claro— de 217 mph, unos 349.2 km/h.

Se prevé que el GT96 cuente con una autonomía de 1,242 millas, devolviendo aproximadamente 1,306 millas por galón. Y no: ninguna de estas cifras que te acabamos de dar contienen errores tipográficos. Si las proyecciones son correctas, el GT96 será el vehículo más eficiente del mundo, y con mucha diferencia. Toda esta tecnología no está aún probada, aunque Techrules ha dicho que se encuentra actualmente testeando un prototipo en el circuito de Silverstone, en Inglaterra.

Si todo va según lo previsto, el Techrules GT96 ganará el honor de ser primer superdeportivo de la China. Esta programado que el primer modelo de producción sea presentado al público en la edición del próximo año del Salón del Automóvil de Ginebra, un plazo de tiempo que sin duda pone una enorme presión sobre su equipo de creación. L. M. Gianetti fabricará el vehículo en Italia, y su producción se limitará a 25 ejemplares por año.