Este superdeportivo chino viene con 1,341 caballos bajo el cofre

El fabricante chino NextEV es una de muchas compañías que compiten para convertirse en el próximo Tesla Motors. Pero, aparte de respaldar a un equipo de la serie de carreras de la Fórmula E, ha mantenido un perfil relativamente bajo. Hasta ahora.

En un evento realizado en el Reino Unido, NextEV dio a conocer su marca de automóviles Nio junto con su primer producto, un supercar eléctrico llamado EP9. Mientras que muchas otras empresas automotrices parecen enfatizar la conducción autónoma y la conectividad, NextEV dice que Nio ayudará a los consumidores a redescubrir un “estilo de vida alegre”, todo gracias a la fabricación de “vehículos inspiradores que ofrezcan un rendimiento superior”.

Relacionado: ¿Es el primer superdeportivo chino demasiado bueno para ser real?

NextEV afirma que el pasado 12 de octubre, el Nio EP9 consiguió un récord en Nürburgring Nordschliefe, famoso hipódromo alemán y punto de referencia para los carros de nueva producción. El EP9 completó una vuelta en Nürburgring en 7 minutos, 5.12 segundos. El 4 de noviembre, el EP9 también logró un récord de vuelta para autos eléctricos en el circuito francés Paul Ricard, con un tiempo de 1 minuto, 52,7 segundos, según NextEV.

El EP9 es propulsado por cuatro motores eléctricos que producen una potencia combinada de 1,341 caballos de fuerza. NextEV no ha dicho el tiempo que tarda en pasar de 0 a 60 mph, pero sí aseguró que va de 0 a 124 mph en 7.1 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 194 mph. El carro está equipado con un “sistema de batería intercambiable” que permite una carga en 45 minutos, con un rango de autonomía de 427 kilómetros (265 millas), de acuerdo con NextEV.

La compañía califica su creación como el “vehículo eléctrico más rápido del mundo” aunque hay al menos otro supercar que podría desafiar esa afirmación. El Rimac Concept One, un supercar eléctrico croata que se ha estado desarrollando durante los últimos años, y cuyo modelo de base cuenta con 1,088 caballos de fuerza, y una (supuesta) velocidad máxima de 221 mph. Sin embargo, ya que ninguno de los dos vehículos ha sido probado a fondo, es imposible validar estas afirmaciones.

Como sea, NextEV está lanzando su superdeportivo, e intentando conseguir que los consumidores se entusiasmen con él. El fundador de la compañía, William Li, dijo que planea enfocarse en la conectividad y el infotainment (información y entretenimiento), siguiendo la estela de la estadounidense Faraday Future y su patrón chino, el gigante tecnológico LeEco.