Un paseo por el increíble museo de Lamborghini (Segunda Parte)

Un par de artículos atrás te contábamos que el Museo Oficial de Lamborghini es una parada obligada para todos aquellos que sienten pasión por el mundo del motor en general, y en especial, para los devotos del Toro Salvaje de Bolonia. Y aún cuando la vida de Lamborghini es relativamente breve en comparación a otras marcas, su medio siglo le ha bastando para ganarse un sitial más que envidiable en la historia de los vehículos más exclusivos del mundo.

En la nota anterior te hablamos sobre el Lamborghini 350 GT, el Miura, el Countach, y el LM002, extraordinario (y por muchos, desconocido) predecesor de aquél fenómeno de hoy en día llamado todoterreno.

Relacionado: A 100 años del nacimiento de su fundador, Lamborghini lanza el Centenario

Te mostramos a continuación los siguientes 5 modelos de más llamativos del museo de Lamborghini, algunos de los cuales —pese a su espectacularidad, o excelente recibimiento— han sido sólo conceptos, y no han pasado a líneas de producción.

Lamborghini P140 prototype

lamborghini-museum-5-970x647-c

El proyecto del P140 comenzó a finales de 1980. Desarrollado para sustituir al Jalpa, contó con un aspecto llamativo que de inmediato rompió lazos con su predecesor. contaba con un techo en T desmontable, y un nuevo motor V10 montado justo detrás de la cabina de pasajeros. Mientras que el P140 estaba ideado para moverse mediante tracción trasera, Lamborghini no descartaba ofrecer tracción en las 4 ruedas una vez comenzado el ciclo de producción.

Lamborghini construyó tres o cuatro prototipos P140, incluyendo uno que superó las 183 millas por hora (294.5 km/h) en el Nardo Ring de Italia, pero nunca le fue dada la luz verde para la producción. Un modelo de similar nivel no llegaría hasta el debut del Gallardo, en 2003.

Lamborghini Diablo

lamborghini-museum-46-970x647-c

El Diablo es el superdeportivo italiano cuyas fotografías teníamos en nuestras habitaciones cuando niños. Lanzado en 1990 para reemplazar finalmente al Countach, obtuvo el rendimiento y diseño llamativo que ha impulsó definitivamente a Lamborghini a lo más alto en el exclusivo grupo de los fabricantes de superdeportivos.

El Diablo fue el auto insignia de Lamborghini durante toda década de los ‘90. Su V12 conseguía 500 caballos de fuerza en su estado inicial, y podía pasar de 0 a 60 mph de en cuatro segundos y medio, una marca que quizá hoy no dixe mucho, pero que era espectacular 25 años atrás.

Lamborghini Miura Concept

lamborghini-museum-9-970x647-c

Este concepto de Miura mostró lo que podría haber ocurrido si el departamento de diseño de Lamborghini hubiese apostado por un estilo más retro. Presentado en 2006, este coupé celebraba el 40 aniversario del Miura entregando una versión más moderna con sus líneas elegantes y atemporales. La mayor parte de sus componentes mecánicos fueron tomados del Lamborghini Murciélago.

Este concepto de Miura fue muy bien recibido por el público, pero Lamborghini dejó siempre muy en claro que se trataba de un simple estudio de diseño, y que un modelo de estilo retro no estaba en los planes de producción. Sin embargo, la compañía introdujo recientemente una versión de edición limitada del Aventador como un homenaje a la Miura.

Lamborghini Estoque

lamborghini-museum-31-970x647-c

El concepto Estoque se mostró al público por primera vez durante la edición 2008 del Salón del Automóvil de París. No era el primer Lamborghini de cuatro puertas, honor que ya había recaído en el LM002 antes mencionado, pero sí fue primer sedán de la empresa.

Con el mismo tamaño que un Mercedes-Benz Clase S, el Estoque fue equipado con un motor V10 de 5.2 litros tomado del Gallardo, y ajustado para proporcionar 560 caballos de fuerza. Aunque este concepto fue un éxito en la capital francesa, en última instancia Lamborghini decidió no seguir adelante con esta peculiar especie de Panamera italiano.

Lamborghini Egoista

lamborghini-museum-39-970x647-c

Ningún vehículo encarna de mejor manera el lado salvaje de Lamborghini que el concepto Egoista. Diseñado para celebrar el 50 aniversario de Lamborghini en 2013, el Egoista parece un jet de combate con cuatro ruedas, y es casi tan rápido con estos, gracias a un cuerpo ligero y a un motor V10 de 5.2 litros que le proporciona 600 caballos de fuerza.

La inspiración de la fuerza aérea continúa en la cabina, ofreciendo espacio para un único pasajero (de ahí su nombre) y unos parabrisas tintados de naranja. Sólo un ejemplar de esta maravilla ha sido construido. Y aquí está.