Estas motocicletas se están fabricando ahora mismo en Brooklyn

Vanguard Moto, Inc., con sede en Brooklyn, dio a conocer recientemente un prototipo de lo que será su primer modelo, según ha informado el sitio Robb Report. El objetivo de Vanguard es muy claro: “Redefinir el concepto de motocicleta Premium” con un diseño avanzado y un nuevo enfoque para la ingeniería y la fabricación.

La primera moto de Vanguard es la Roadster. Está fabricada sobre un motor estructural sin marco, lo cual viene a significar que el propio motor es un componente del marco principal (en lugar de estar encajado en uno). La Roadster es propulsada por un motor modificado de S&S Cycle de 117 centímetros cúbicos en V y enfriado por aire, diseñado para generar 110 libras-pie de torque. No hay mención de los caballos de fuerza, aunque el par de torsión dice ya lo que muchos clientes querrán saber. Se debe considerar que la motocicleta pesa poco más de 500 libras.

La Roadster viene con suspensión delantera y trasera Ohlin, los frenos Brembo y neumáticos Metzeler, y estará disponible en 2018 a un precio de $30,000 dólares. Después de producir la Roadster , Vanguard pretende utilizar la misma plataforma para crear otros dos modelos: la Vanguard Cruiser y la Vanguard Racer.

Además del motor estructural, otras características reseñables de la Roadster incluyen un cárter unificado, un sistema de escape integrado y un tablero digital que, además de la información de velocidad y estado, puede mostrar lo que está sucediendo detrás de la motocicleta gracias a una cámara. Otros detalles incluyen un tanque de gasolina de 5.5 galones, un asiento a una altura de 32 pulgadas, y un peso “objetivo” de 550 libras. Para poner este peso en perspectiva, recordemos que una Harley-Davidson Sportster XL 1200C 2017 con un motor de 73 pulgadas cúbicas pesa 559 libras.

Los cofundadores de Vanguard estuvieron antes en Confederate Motorcycles. Edward Jacobs era uno de los principales diseñadores, y Francois-Xavier Terny era miembro del consejo. Lanzar una nueva compañía de motocicletas es una propuesta complicada, fundamentalmente porque —a diferencia de los autos— nadie necesita o tiene que comprar una motocicleta. Es una apuesta muy personal el optar por una motocicleta cuyo fabricante aún no tiene tras de sí una historia que lo respalde.

Los creadores de la Vanguard Roadster están haciendo toda una declaración de intenciones. El mercado decidirá ahora si es una declaración que quieren apoyar.