El Chevrolet Equinox 2018 no es muy rápido, pero mantiene a toda tu familia conectada

El Chevrolet Equinox 2018 parte otra vez desde cero. Reemplaza a una generación anterior que estuvo a la venta por casi 10 años, lo que significa que esta nueva versión es algo que ya se necesitaba. Es más o menos del mismo tamaño que antes, pero es más ligero y con un consumo de combustible más eficiente. Además, como era de esperar, viene más “cargado” con nueva tecnología.

Lo cierto es que Chevy no necesitaba hacer un nuevo Equinox. A pesar de ser antiguo para los estándares de la industria, la generación saliente se estaba vendiendo bastante bien. Se trata quizá de una muestra fehaciente de la casi insana popularidad de la que gozan los SUVs en el actual momento de la historia automotriz.

El Equinox 2018 muestra hasta qué punto el segmento de estos crossovers compactos han llegado en la última década. Lo dicho: ofrece un mayor énfasis en el diseño y en la eficiencia de combustible, dos puntos fuertes y obligatorios para cualquier SUV compacto y competitivo en estos días. Su interior es mucho más lujoso y tecnológico, también. Todo un “signo de los tiempos”.

El Chevrolet Equinox 2018 está disponible a partir de $ 24,470 dólares en cuatro niveles de acabado: L, LS, LT y Premier 5. Este precio base es un modelo L con tracción delantera con un motor de cuatro cilindros turbo de 1.5 litros.

Las características estándar de esa versión incluyen llantas de aluminio de 17 pulgadas, luces diurnas LED, cámara de visión trasera, sistema de información y entretenimiento MyLink con pantalla táctil de 7.0 pulgadas y compatibilidad automática con Apple CarPlay y Android Auto, además de un hotspot Wi-Fi incorporado.

Algunas unidades Premium (como el de las fotografías) mantienen el motor base de 1.5 litros y la tracción delantera, aunque incluyen sutilezas como asientos de cuero, una pantalla táctil de 8.0 pulgadas y portón trasero activado por el pie. Opciones como un volante con calefacción, asientos calentados y ventilados, y otras características adicionales de seguridad aumentan el precio a $ 33,620,00.

Chevy planea lanzar a finales de este año más opciones de motor: un cuatro cilindros de 2.0 litros turbo a gasolina, y un cuatro cilindros diesel de 1.6 litros, los cuales harán subir el precio por encima de los $40,000 dólares. Quizá es demasiado para lo que -se supone- es un carro familiar.

El estilo exterior es una gran mejora sobre el viejo Equinox. Con su parte delantera, su parrilla de sonrisa y sus faros alargados, se ve bastante guapo, y los diseñadores aplicaron algunos pliegues estratégicos a la carrocería lateral, ayudando a esconder parte del volumen del vehículo. Sin embargo, la parte trasera es bastante genérica, y el Equinox no evita esa silueta algo inflada de muchos crossovers actuales.

El sistema de información y entretenimiento MyLink de Chevy es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, y cuenta con pantallas táctiles de 7.0 u 8.0 pulgadas, dependiendo del nivel de acabado. Al igual que la mayoría de los productos actuales de General Motors, el Equinox también viene de serie con una conexión 4G LTE para el sistema telemático OnStar de GM y un hotspot Wi-Fi incorporado. Sin embargo, esto requiere un plan de datos separado, comprado a través de AT&T.

Como buen vehículo familiar, probablemente pasará muchos días llenos de padres e hijos. Por lo mismo, el Equinox tiene un montón de lugares para conectar dispositivos. El modelo de las fotografías llevaba tomas de corriente de 12 voltios en el área de carga, la parte posterior de la consola central y debajo del divisor central. Dos puertos USB se encuentran en la parte posterior de la consola, dos en la misma consola y dos debajo del divisor central. Ese pequeño receptáculo central también cuenta con un puerto de audio auxiliar y una almohadilla de carga inalámbrica.

El Equinox 2018 es de hasta 400 libras más ligero que su predecesor, gracias al mayor uso de acero de alta resistencia, y un mayor énfasis en el ahorro de peso en todos los componentes utilizados.

Pero mientras que el Equinox es agradable de conducir, no es del todo divertido. Eso se debe en gran parte al cuatro cilindros de 1.5 litro turbo, estándar en casi toda la línea. Este produce produce 170 caballos de fuerza y ​​203 libra-pies de torsión, y se conecta a una transmisión automática de seis velocidades. Está bien, por supuesto: pero no esperes hacer grandes cosas con él. Cuando necesitas meterle velocidad, responde muchas veces con un ruido decididamente desagradable.

Como hemos dicho, los compradores que busquen más poder podrán elegir un cuatro cilindros de 2.0 litros turbo a finales de este año. El motor más grande produce 252 caballos de fuerza, y se empareja con una nueva transmisión automática de nueve velocidades de GM.

En definitiva, el Chevrolet Equinox 2018 supera la mayoría de los principales problemas que tuvo la generación anterior, especialmente en lo referente a estilo. También cuenta con tecnología de última generación, y un mínimo de refinamiento. Sin embargo, su motor de base de 1.5 litros puede resultar un poco aburrido. En general, se trata de una buena manera de entrar en un segmento competitivo. No decepciona, pero deja con ganas de algo más.