ZX Spectrum: el fenómeno se prolonga durante cuatro décadas

Calculadoras de bolsillo, televisores diminutos, computadoras económicas y hasta un vehículo eléctrico de tres ruedas. Aunque el currículum del inventor británico Clive Sinclair es prolífico, su mayor logro fue una colorida computadora personal: la ZX Spectrum.

Estrenada el 23 de abril de 1982, la ZX Spectrum fue para millones de personas el primer contacto con la programación y los videojuegos, un mundo que hasta entonces parecía reservado para los expertos.

Su lanzamiento generó un fenómeno similar al que provocó la Commodore 64 en Estados Unidos o la MO5 en Francia. Sin embargo, la ZX Spectrum fue acompañada por múltiples acuerdos, lo que permitió dar vida a un mercado diverso de productoras de software y hardware.

Pero el fenómeno de esta computadora de 8 bits no se ha agotado después de cuatro décadas. En 2017, se lanzó un remake, la ZX Spectrum Next, y en agosto de 2021 llegará la ZX Spectrum Next Issue 2, que se comercializa en KickStarter

Llega el color

Cuatro décadas después, la ZX Spectrum sigue siendo un fenómeno

Detrás del éxito de esta computadora estuvo Sinclair Research. Su primer logro fue la ZX80 lanzada en 1980. Era una computadora monocromática con un teclado de membrana y solo 1 K de memoria. Al año siguiente, llegó una versión mejorada, la ZX81.

Ambas se vendieron como kits armables, pero también estaban en un formato preconstruido de bajo costo, lo que permitía que cualquier persona sin conocimientos informáticos pudiera usarla.

Pero Sinclair no estaba conforme y en 1982 estrenó la ZX82, que adquiriría el nombre comercial de ZX Spectrum debido a una característica clave: su pantalla era capaz de producir hasta siete colores.

Además, incluyó soporte de sonido, que permitía controlar el tono y la duración, y un teclado móvil de tamaño completo que remplazó la membrana de plástico de los modelos anteriores. Por si fuera poco, su memoria RAM era bastante generosa para la época: 16 K como estándar y una versión ampliada de 48 K.

El precio, la clave del éxito

Uno de los factores que explicó el éxito de la ZX Spectrum fue su precio. Sinclair estaba convencido de que era posible reducir costos y entregar computadoras económicas al público masivo.

De hecho, su compañía dominó durante los primeros años de la década de los ochenta el mercado británico de computadoras económicas de bajo costo; superó a Commodore y Acorn, que producía la BBC Micro.

El modelo 16 K de la ZX Spectrum estaba disponible por solo 125 libras esterlinas de la época (algo así como $537 dólares hoy día), mientras que la variante de 48 K costaba 175 libras esterlinas (unos $743 dólares al cambio).

La Commodore 64 casi duplicaban ese valor (299 libras, unos 918 dólares), mientras que los modelos de la BBC eran incluso más caros (399 libras, unos $1,752 dólares).

La ZX Spectrum se impuso con facilidad hasta que llegaron las computadoras de 16 bits, que comenzaron a dominar el mercado doméstico.

Se estima que, sin contar con los múltiples clones no oficiales, vendió más de 5 millones de unidades en todo el mundo hasta que fue descontinuada, en 1992.

Recomendaciones del editor