Valorant vs. Counter-Strike: Global Offensive – ¿Cuál es realmente el mejor?

Cuando se estrenó Valorant en junio de 2020 fue inevitable acordarse de Counter-Strike: Global Offensive, pues ambos son gratuitos y las armas y las mecánicas son bastante similares. Sin embargo, no es sorpresa que Valorant se haya inspirado ese juego, de hecho, cuenta con la participación de diseñadores como Sal ‘Volcano’ Garozzo, quien trabajó en el desarrollo de diferentes mapas para Counter-Strike en el pasado.

Antes que nada, hay algo que considerar. la saga Counter-Strike, de Valve Corporation, ha marcado un precedente en la jugabilidad de los shooters tácticos y ha pasado por varias etapas de desarrollo. De hecho, lo que vemos hoy como Counter-Strike: Global Offensive de 2012, comenzó siendo un mod de Half-Life en 1999.

Ahora, teniendo esa sólida base, Valorant —de los creadores de League of Legends, Riot Games— ha logrado mejorar algunas fallas de Counter-Strike y traer esa fórmula tradicional al presente. Tan así, que Valorant se ha llevado una parte de los jugadores de CS: GO, incluso en el plano profesional. Sin embargo, a pesar de la “competencia”, Counter-Strike: Global Offensive sigue manteniéndose firme sumando jugadores, algo que se explica por la pandemia de COVID-19 también.

El parecido entre ambos juegos es evidente, así que en este artículo te presentaremos una comparativa teniendo en cuenta varios aspectos, como la jugabilidad, las armas, los personajes, el sistema anti-trampas, etc. Y, para esto, nos centraremos en el modo de juego que CS: GO y Valorant comparten: el modo competitivo de cinco contra cinco, donde el objetivo es colocar o desactivar una bomba.

Jugabilidad

Counter-Strike: Global Offensive ofrece varios modos de juego, pero el más popular y destacable es su modo competitivo. En este, se enfrentan cinco contra cinco: un equipo representa a unos terroristas y el otro a un escuadrón antiterrorista. De esta forma, el objetivo es instalar la bomba o desactivarla, según el equipo en el que estés. Esto se disputa en 30 rondas y el que gane más, se lleva la victoria. Pero si cada equipo gana 15 rondas, todo queda en un empate.

En Valorant el objetivo es el mismo: instalar o desactivar una bomba —llamada Spike— pero a diferencia de CS: GO, juegas 25 rondas, dejando solo a un equipo ganador. También existe la posibilidad de un empate, pero para eso hay que llegar a circunstancias más extremas.

Para el desempate los equipos deben jugar rondas extras alternándose entre atacantes y defensores, hasta que uno consiga una diferencia de dos rondas ganadas. Si el juego sigue sin un ganador, se inicia una votación para determinar si la partida continúa o no, y el umbral para decidir es cada vez más reducido. Además, en cada ronda extra, se reinician los créditos, las armas y las habilidades. De esta manera, las 25 rondas se pueden alargar bastante, pero es sin duda una forma entretenida de desempatar.

Si comienzas a desactivar la bomba en CS: GO y por alguna razón te detienes, al volver a hacerlo tendrás que comenzar el proceso desde cero. Pero en Valorant, si logras desactivar la bomba hasta la mitad, puedes detenerte ahí y luego reanudar la desactivación donde la dejaste. Es una mecánica útil para cuando una ronda está por acabarse y aún tienes a un enemigo rondando cerca. Así puedes desactivar un poco la bomba, llamar la atención de tu enemigo, eliminarlo y finalmente completar el proceso para ganar la partida.

Personajes

En CS: GO no hay mucha variedad en los personajes, solo se diferencian por los equipos del juego: los terroristas visten de una cierta forma estereotipada y los antiterroristas como un escuadrón antibombas. Además, lamentablemente, los personajes femeninos solo se pueden conseguir comprando el pase de batalla, porque el estándar es masculino. Por otro lado, aquí todos los personajes tienen las mismas habilidades, lo único que cambia es la apariencia en el caso de que compres atuendos, pero en ningún momento cambia la jugabilidad.

En contraste, Valorant ofrece personajes distintos llamados “agentes” —quienes agradablemente varían en estilo, raza y género— y cada uno tiene un grupo de cuatro habilidades que lo diferencia de los demás. Puedes escoger el luchador que quieras dentro un extenso elenco, el cual utilizarás cuando estés atacando y defendiendo. Hasta el momento, el juego tiene 15 agentes, aunque la mayoría debes desbloquearlos jugando partidas y subiendo de nivel.

Existen cuatro clases en Valorant, así que puedes jugar de la forma que más te acomode: ofensiva, defensiva o de apoyo. Las clases son las siguientes:

  • Duelistas: es la opción ofensiva. Son quienes impulsan el enfrentamiento contra los enemigos. Estos atacan primero y limpian el sitio de oponentes antes de que llegue el resto del equipo, idealmente.
  • Controladores: se encargan de cubrir ángulos complicados y ralentizar a los enemigos bloqueándoles la visión, además de apoyar al equipo al entrar a las zonas importantes.
  • Iniciadores: se centran en reunir información sobre el conflicto (como la ubicación de los oponentes) e intentan influir en el comportamiento de estos obligándolo a entrar o salir del combate.
  • Centinelas: esta es la opción defensiva. Son quienes generalmente cubren la retaguardia del equipo y la rotación de los enemigos, ya sea bloqueando áreas o colocando trampas.

Habilidades

En Counter-Strike: Global Offensive, básicamente tienes que preocuparte de disparar antes de que te disparen a ti. Sin embargo, lo difícil es ejecutar una estrategia adecuada para lograr ese objetivo. Para ello, en cada ronda dispones de tu arma, un chaleco antibalas, un casco y una variedad de granadas: incendiaria, aturdidora, de humo, de fragmentación o de señuelo. Solo inicias con una pistola, así que debes comprar todo lo mencionado gestionando bien el dinero. En este juego no tienes que preocuparte de sanar a tus compañeros o aplicar alguna habilidad extraordinaria, así que ganar depende principalmente de tu puntería y de la comunicación con tu equipo.

Por el contrario, una de las mecánicas principales de Valorant son las habilidades de los personajes. Estos cuentan con una principal que viene con cada agente, una definitiva que se va cargando con el tiempo y dos básicas que puedes comprar antes de comenzar cada ronda (a menos que no las hayas usado en la ronda anterior, en ese caso se acumulan). La definitiva requiere de unos puntos para poder activarse, los cuales se ganan eliminando enemigos, colocando la bomba o recogiendo orbes dentro del mapa.

Muchas de estas habilidades replican el efecto de las granadas de Counter-Strike: esferas de humo que bloquean la visión, bombas que explotan o incendian zonas y gestos que aturden a los enemigos, todas con un estilo visual único acorde a su agente. Las otras habilidades son distintas: puedes ver a los personajes levantar murallas, colocar drones y cámaras, lanzar un ataque de cuchillos, provocar un terremoto, revivir y sanar a los aliados, teletransportarse o revelar la posición de otros.

Si bien las habilidades especiales de Valorant son una adición interesante, hacen que sea más difícil balancear el juego. Además de preocuparse de nivelar aspectos básicos de los shooters tácticos, como los mapas y el daño generado por cada arma, Riot Games debe considerar constantemente las habilidades de cada agente nuevo y todo lo relacionado a esa mecánica, como las veces que estas se pueden usar, el daño que causan, o incluso lo que puede provocar si las habilidades de dos o más agentes se complementan, y verificar que un equipo no quede excesivamente poderoso en comparación al otro.

Armas

Las armas de Valorant son similares a las de CS: GO. En ambos puedes encontrar pistolas, subfusiles, rifles de asalto, escopetas, francotiradores y ametralladoras pesadas. La mayoría de las armas tienen un equivalente, por ejemplo, la Phantom y la Vandal de Valorant son como la M4 y la AK de Counter-Strike.

Sin embargo, sí tienen algunas diferencias, como la cantidad de daño que generan y los patrones de cada arma. Además, todas las armas en Valorant (exceptuando las armas de mano y las escopetas) tienen un modo de disparo alternativo que agrega una mira al apuntar. En CS: GO solo algunas armas tienen mira, como los rifles AUG o SG. La forma de comprarlas también es diferente. En CS:GO las armas disponibles y sus precios dependen del equipo en el que estés. Estas son más caras cuando juegas como antiterrorista, lo que le da una pequeña ventaja al otro equipo.

En el juego de Riot Games tienes como opción siempre las mismas armas, sin importar si estás atacando o defendiendo, además, puedes comprarles armas a tus compañeros. Ellos pueden señalarle al equipo el arma que quieren haciendo clic derecho en ella y quienes tengan dinero pueden comprárselas directamente, sin tener que tirarla al piso con el riesgo de que alguien más pueda llevársela. En esta fase también puedes comprar un escudo liviano o uno pesado para protegerte.

En Valorant también se ve la trayectoria de las balas, las cuales destacan porque se muestran con un color blanco. Esto hace más fácil saber si le estás acertando al objetivo. Como en todo juego de disparos táctico, lo ideal es que no te muevas y te agaches al apuntar para que los disparos sean más precisos. Entonces, lo que hace Valorant es “castigarte” si no haces eso, esparciendo más las balas cuando disparas al moverte. Lo bueno es que puedes utilizar esa “información” para corregir tu movimiento y mejorar en las partidas, sin la necesidad de jugar el tutorial o usar los campos de tiro de práctica. De esta manera, si ves que al moverte tus balas se están desviando, sabrás que debes detenerte para acertar el tiro en tu oponente.

En Counter-Strike no existe esa “información” sobre las armas, solo te das cuenta de que no acertaste los disparos cuando notas los agujeros en la pared, además, puedes correr disparando para todos lados si quieres. Es por eso que este juego puede ser más difícil de dominar, porque tienes que descubrir cómo funcionan las armas y los disparos por tus propios medios, el juego no entrega ningún tipo de retroalimentación entorno a la trayectoria de las balas.

Mapas

CS: GO ofrece nueve mapas en donde el objetivo es instalar o desactivar una bomba, mientras que Valorant dispone de cinco hasta el momento (recordemos que este juego lleva menos de un año en el mercado y CS: GO casi nueve).

La estructura de los mapas es similar en ambos juegos, pues se trata de una fórmula que funciona: por un lado, tenemos la base de los atacantes, por otro la base de los defensores, y entremedio una zona A y una zona B (a excepción de un mapa de Valorant que suma una zona C). Sin embargo, el juego de Riot incluye elementos particulares que varían la jugabilidad en algunos mapas, como puertas mecánicas o portales para trasladarse a otro punto rápidamente.

En Valorant estás obligado a jugar todos los mapas y dominar cada uno de ellos, ya que aparecen de forma aleatoria. En CS: GO, por el contrario, puedes escoger los mapas que quieres jugar. Esto parece una buena idea si es que no te gusta un mapa y quieres descartarlo, pero al final, lo que genera es que los jugadores siempre se inclinen por determinados mapas y dominen solo unos cuantos, como sucede en Mirage y Dust II, los mapas más concurridos del juego.

Por otro lado, Valorant tiene cuatro mapas bien balanceados, pero el más reciente, llamado Icebox, no está al mismo nivel que los otros. Es un mapa que sale de lo común debido a su verticalidad, es decir, tiene varios puntos ventajosos en altura que son ideales para los francotiradores o para determinados agentes. Además, el mapa tiene muchos ángulos que cubrir y caminos muy estrechos en comparación a los otros.

Opción de rendirse

En CS: GO puedes solicitar una votación para rendirte, pero solo si uno de tus compañeros deja la partida por iniciativa propia. Entonces, si te quieres rendir porque tu equipo ha sido derrotado en muchas rondas y no quieres seguir perdiendo el tiempo, no queda de otra que seguir jugando la tortuosa partida. Simplemente tendrás que aguantar hasta la derrota total, intentar dar vuelta la partida, o salir de esta y quedar bloqueado de CS: GO por un tiempo. Esta es una función que por mucho tiempo ha estado solicitando la comunidad, pero aún no llega al juego y tampoco tiene la pinta de hacerlo en un futuro cercano.

Por otro lado, en Valorant tienes la posibilidad de rendirte después de iniciar la cuarta ronda, tanto en las fase de ataque como en la de defensa. Así que, si tú y tu equipo prefieren dar por perdida esa partida para iniciar otra, no hay problema, pero la votación debe ser unánime.

Sistema antitrampas

En Counter-Strike: Global Offensive es común encontrarse con hackers, pues es sencillo descargar un software de terceros que permita hacer trampa en el juego, ya sea para ver a los enemigos a través de las paredes (wallhacking), o hacer que el personaje dispare automáticamente a la cabeza del oponente, incluso si está mirando en una dirección totalmente opuesta (aimbot).

Si bien depende de cada usuario jugar limpio, Valve Corporation ha fallado en entregar un sistema que bloquee efectivamente estos hacks en CS: GO. Existe un componente llamado Valve Anti-Cheat en Steam, el cual funciona como software antitrampas para los títulos multijugador de la plataforma, incluyendo los de la serie Counter-Strike. Sin embargo, aun así es desmedida la cantidad de jugadores tramposos que se ven en el juego.

En contraste, Riot Games al parecer es más severo con los tramposos, implementando un software antitrampas que no da segundas oportunidades y bloquea las cuentas de inmediato. Al instalar Valorant, la compañía te exige que también instales el software Riot Vanguard, y el juego no funciona si ese programa no está ejecutado en la PC. Lo más probable es que de alguna forma se infiltre algún tramposo de vez en cuando, pero al menos no se ven en masa como en Counter-Strike: Global Offensive.

Lo que sí hay en ambos juegos son smurfs (pitufos): cuentas secundarias creadas por jugadores de alto nivel para competir con otros de menor rango. Generalmente se hace para probar personajes o habilidades nuevas sin alterar las estadísticas de la cuenta original, o bien, para ayudar a los demás a aprender a jugar. Sin embargo, es común encontrar a gente smurfeando tan solo para presumir sus increíbles capacidades ante personas de niveles inferiores. Es una práctica realmente molesta, porque lo ideal es jugar con gente con las mismas habilidades que tú tienes, pero con los smurfs la partida siempre estará desequilibrada.

Sistema de emparejamiento y de rango

El sistema de emparejamiento en ambos juegos es cuestionable. No es algo que ocurra el cien por ciento de las veces, pero generalmente te puedes encontrar con personas de un nivel altísimo aunque tu estés en los rangos más bajos, incluso con usuarios que tienen una moneda de 10 años de veteranía en Counter-Strike. En Valorant es más balanceado el emparejamiento, pero de vez en cuando aparecen jugadores que extrañamente manejan sus habilidades como si fueran seres de otro mundo.

Ahora, la manera en que funciona el sistema de rango en CS: GO es un misterio. Tras cada partida, el juego ajusta tu rango dependiendo de los resultado, el cual se puede mantener, bajar o subir. Sin embargo, no existe ningún medidor que te indique cómo vas progresando en tu rango, así que la única forma de asegurarte para subir es ganando partidas.

Por el contrario, en Valorant sí existe un indicador al final de cada partida, el cual te informa cuántos puntos bajaste o subiste en la barra de tu rango. Sin embargo, a veces es ambiguo, porque puede pasar que, por ejemplo, termines como el jugador más valioso de la partida (MVP) pero ganes la misma cantidad de puntos que el segundo jugador, entonces el título de MVP pierde el sentido. Sea como sea, el indicador al menos te da una idea de cómo vas avanzando en el juego.

Jugadores tóxicos

Es probable que este sea el aspecto más preocupante de los títulos en línea, ya que no tiene que ver mucho con el juego intrínsecamente, sino que con las personas que lo juegan. El ambiente en Counter-Strike es altísimamente tóxico. Es sorprendente la cantidad de palabras ofensivas y vulgaridades que se intercambian en el juego.

CS: GO ya es estresante, porque requiere toda tu atención en cada ronda, entonces, si alguien comienza a ofenderte en medio de la partida probablemente pierdas la concentración e incluso te tiente la idea de seguir el juego y ofender a la otra persona también. De cualquier forma, lo de pasar un buen rato jugando se desvanece con los comentarios que se escuchan y ven en CS: GO, que generalmente son racistas, xenófobos, transfóbicos, homofóbicos y extremadamente misóginos y machistas.

Este tipo de conductas reprochables han provocado que algunas personas se cambien a Valorant, ya que están cansadas de lidiar con el hostigamiento de los jugadores tóxicos. A diferencia de CS: GO, en el juego de Riot Games la mayoría de los jugadores son amables. Sigue siendo posible que te encuentres con personas agresivas en Valorant —que a veces vienen de Counter-Strike y traen sus desagradables tradiciones— pero lo interesante aquí es que, por lo general, es la misma comunidad la que no aguanta las malas prácticas relacionadas a la comunicación entre jugadores. Estos son quienes detienen a las personas que lanzan insultos a los demás y los reportan.

Ambos juegos tienen un sistema para reportar jugadores, aunque al parecer solo funciona el de Valorant con su “tolerancia cero” y su preocupación por mantener una comunidad libre de agresividad. Las personas que han recibido reportes pueden ser penalizadas con advertencias, bloqueos de comunicación, o incluso ser expulsadas del juego de manera extendida.

¿Valorant es mejor que Counter-Strike: Global Offensive?

Valorant vs. Counter-Strike: Global Offensive

Actualmente, sí, por la sencilla razón de que Valorant ha logrado capturar lo mejor de Counter-Strike y ha ejecutado un shooter táctico definitivo. Quizás no se siente tan intenso y ágil como CS: GO, pero esto se compensa con varias características interesantes: Valorant tiene identidad propia (con sus personajes y habilidades particulares), una estética única y atractiva y, sobre todo, una compañía detrás que realmente se preocupa por sus jugadores.

Counter-Strike: Global Offensive es probablemente el mejor juego de disparos táctico jamás creado. Su realismo genera una experiencia de juego excepcional y atrapante, pero sus debilidades son tan graves que es difícil darle la preferencia al final del día. Valve ofrece un juego impresionante, pero si se hiciera cargo de todas las quejas de la comunidad sobre el emparejamiento, el sistema de rendición y el control sobre los jugadores tramposos y ofensivos, ningún otro título podría competir con este. Pero mientras eso no pase, todo seguirá igual.

En cambio, Riot Games realmente se lleva la corona con su atención a la comunidad, algo que por años se le ha criticado a Valve. Los desarrolladores de Valorant buscan constantemente generar instancias más seguras. De hecho, a comienzos de 2021 lanzaron la iniciativa VCT Game Changers, la cual busca potenciar a las mujeres en la escena competitiva de Valorant. Esto también los inspiró a trabajar en oportunidades competitivas para “géneros marginados” y reflejar la diversidad de su comunidad. Honestamente, da mucho gusto que una compañía esté al tanto de los problemas sociales en los videojuegos e intente tomar acciones.

El estilo caricaturesco, los colores brillantes y la variedad de personajes de Valorant también lo hace llamativo para los más jóvenes, y es probablemente la mejor opción para adentrarse en los shooters tácticos. Con Valorant, Riot Games transformó el género en algo accesible e intuitivo, de manera similar a lo que hizo con League of Legends. Con ese título, hizo que el género MOBA fuera más atractivo para las personas que no estaban familiarizadas con ese tipo de juego y creó una base de jugadores increíblemente masiva.

Por otro lado, los jugadores que tienen desde 27 años en adelante probablemente se inclinen por Counter-Strike: Global Offensive, ya que aprender las mecánicas sin ninguna ayuda del juego significa un desafío atractivo. El factor nostálgico también puede influir en esta elección, principalmente por haber jugado los títulos anteriores de la saga, como el legendario CS 1.6 o juegos similares en el pasado. De hecho, el juego no ha variado mucho con los años, las mecánicas se han mantenido y varios de los mapas clásicos han sido remasterizados para CS: GO. Pero es esa simplicidad lo que mantiene a los fanáticos volviendo al juego a pesar de todo.

Recomendaciones del editor