La vida de un pirata nunca fue más divertida que en ‘Sea of Thieves’

El juego en línea de piratas Sea of ​​Thieves tiene misiones, tesoros, monstruos y aventuras, típicas de estilo de los juegos masivos para multijugadores (MMO). Pero en su esencia, parece tratarse menos del objetivo final y más acerca de las experiencias que se presentan en el camino.

Las misiones te unen con tu tripulación en torno a un objetivo común y te envían en una dirección, pero las recompensas que podrías obtener al final del recorrido realmente no son lo más importante. El corazón del juego es la historia, la aventura que surge de la interacción entre tus objetivos, otros jugadores y los sistemas del juego.

Este juego llega gracias al legendario estudio de Microsoft Rare, que nos trajo Banjo-Kazooie, GoldenEye y Donkey Kong Country, y Digital Trends visitó sus estudios en las afueras de Birmingham, Reino Unido, para participar activamente en el juego durante varias sesiones, navegando por la aventura en el gran mar azul. Habíamos visto demostraciones antes, entre una beta reciente y pruebas públicas a lo largo de los años, pero esta fue la primera vez que nos sentamos para varias sesiones extendidas, y así tener una idea real de cómo se siente jugarlo extensamente. Esta fue nuestra experiencia.

Empieza la aventura

Además de los elementos obvios, como una brújula, un catalejo y un machete, cada pirata de Sea of ​​Thieves comienza con una jarra de ron, y la opción de una concertina o una mandolina, por si tiene ganas de entonar una canción.

En su esencia, parece tratarse menos del objetivo final y más acerca de las experiencias que se presentan en el camino

Para nuestra sesión, simplemente nos asignaron personajes al azar. El nuestro era un hombre corpulento, sin camisa y con bigotes. Cuando el juego se lance en marzo, los jugadores podrán elegir su apariencia en base a género, raza, edad y tipo de cuerpo, aunque solo de una selección de ocho piratas predeterminados. En última instancia, se supone que debes elegir a alguien cuya apariencia te gusta y empezar el juego, en lugar de tener una visión particular en tu mente.

El área del juego es una gran franja de mar abierto, salpicada de islas de varios tamaños. Nos dejaron caer en la playa en uno de los Outposts, que sirven como bastiones de la civilización y centros para los viajes. En todas partes donde exploramos durante nuestra sesión tenía el clásico estilo de isla tropical: cielos azules, playas de arena clara y palmeras verdes.

Diferentes partes del mundo aparentemente tienen otra estética, pero el núcleo que experimentamos se siente como una imagen de caricatura clásica y colorida del Caribe. Existen personajes no jugables en la ciudad para venderte cosas y enviarte en misiones, pero cada pirata que conoces en el mundo es otro jugador.

Nuestro equipo improvisado de cuatro personas fue llevado a un recorrido rápido por varios vendedores alrededor del Outpost, incluyendo representantes de las Compañías, que venden diferentes tipos de misiones, como Order of Souls o Gold Hoarders, donde podrás encontrar tesoros enterrados.

Las misiones en Sea of ​​Thieves proporcionan estructura y motivación, pero el enfoque está directamente en la experiencia real y las historias que recopilas en el camino hacia esas metas.

Completar las misiones te dará la oportunidad de obtener premios en oro, recompensas y clasificaciones superiores con las Compañías, que a su vez te dan acceso a mejores misiones y un botín especial. Ese oro se puede gastar en equipo nuevo, como ropa, cortes de pelo o patas de palo. Fundamentalmente, todo lo que puedes comprar es puramente cosmético. Por ejemplo, tu sable básico es tan efectivo como una elegante espada enjoyada.

Esto elude el problema con el ahora se enfrentan muchos otros juegos de larga ejecución, como Destiny 2: es casi imposible controlar la velocidad a la que los jugadores cambian de contenido para buscar el mejor equipo. Si bien hay recompensas a largo plazo para el avance, a los jugadores nunca se les impide hacer algo o jugar con alguien solo porque no tienen suficientes o los elementos adecuados.

¡Todos a bordo!

Con varias misiones en la mano, nos dirigimos al muelle donde nuestro barco esperaba. Apropiadamente, nuestras velas estaban adornadas con jarras de cerveza y manchas de vómito, advirtiendo a cualquiera en el horizonte qué tipo de desastre les iba a llegar en camino.

Todo el diseño visual en Sea of ​​Thieves es un poco inestable: las líneas están un poco torcidas, y los tablones de la cubierta de nuestro barco nunca se alinearon del todo. Había unas pocas pulgadas de agua estancada debajo de la cubierta de una tormenta reciente, y al parecer esa misma tormenta acosó incesantemente a uno de los otros equipos que jugaron con nosotros en esta prueba y definió absolutamente la primera hora de su aventura. El juego es sorprendentemente atractivo: todo le da cierto encanto y distinción al mundo que lo rodea.

Eligiendo la misión

Fieles a la historia, los piratas trabajan democráticamente en Sea of ​​Thieves. El Capitán Ted, nuestro líder, lanzó varias de las misiones que había comprado en forma de pergaminos sobre el escritorio, y todos los jugadores votamos cual perseguir arrojando un daga sobre el pergamino. La misión decía que The Order of Souls quería la cabeza del Capitán Bomba Don, y todos votamos para salir a Shark Bait Cove y encontrarlo.


Lo más sorprendente de navegar en Sea of ​​Thieves es lo físico que se siente. En ningún momento te “conviertes en el barco” para dirigirlo directamente, como lo harías en la mayoría de los juegos. En los zapatos del pirata que elegiste, navegar a cualquier lugar es un esfuerzo de equipo que requiere coordinación. Hay que subir y bajar el ancla, ajustar la altura y el ángulo de cada vela, revisar el mapa en la cubierta inferior, observar el horizonte desde el nido de cuervos, y luego tomar la rueda y la dirección.

Trabajo de equipo

Esto hace que llegar a cualquier parte sea una aventura divertidamente desordenada pare el equipo. En nuestro caso, algunos cayeron por la borda o, sin saberlo, trabajaron uno contra otro tirando de las velas en dos direcciones diferentes. Tuvimos varios casi accidentes con rocas, pero al final mostramos un progreso real.


Al igual que en un barco real, navegar en Sea of ​​Thieves no es una habilidad única, sino un conjunto de tareas más pequeñas y sencillas. Ninguna es particularmente desafiante en sí misma, por lo que el truco está en la comunicación.

Nos las arreglamos para llegar a Shark Bait Cove, un pequeño anillo de playas de arena y palmeras alrededor de una bahía central. “¡Oh,no, es como Jurassic Park!”, exclamó uno de nuestros compañeros con una risa de pánico mientras los esqueletos salían de los arbustos como si fueran velociraptors.

Combate desordenado pero divertido

El combate del juego se siente frenético, un tanto desordenado, pero divertido. Se presiona un botón para balancear el machete, o se sostiene otro hacia abajo para atacar con fuerza. Las armas tienen munición limitada, tardan en recargarse y disparan un proyectil real, por lo que, aunque poderosas, son lo suficientemente lentas para evitar que los veteranos escapen. Es decir, que durante el combate, la táctica y la estrategia son más importantes que la habilidad mecánica.


Después de varios minutos de atacar con nuestras espadas y disparar trabucos, los esqueletos fueron derribados, incluido el capitán Firebomb Don, bautizado con el nombre de uno de los desarrolladores (todas las recompensas aparentemente tienen nombres de desarrolladores y miembros de la comunidad). En su lugar, yacía una calavera resplandeciente, que recogimos y llevamos a nuestro barco.

Durante el combate, la táctica y la estrategia son más importantes que la habilidad mecánica


Al igual que los barcos, las recompensas de misiones son creativamente análogas. Los elementos que necesitas, como calaveras fantasmas y cofres del tesoro, no se pueden guardar en un menú: debes llevarlos de vuelta al barco, guardarlos y luego navegar de regreso a un Outpost para intercambiarlos por tu recompensa.

Es importante que sepas que, tus objetos de valor son vulnerables hasta que los entregues. Otros equipos de piratas pueden atacar tu barco y llevarse cualquier cosa, que es donde se encuentra gran parte de la diversión de Sea of ​​Thieves. Después de todo, el mismo nombre lo indica: estás viviendo una aventura en un mar de ladrones.

Misiones solitarias

También se puede pasar un tiempo solo en el mar abierto. Sea of ​​Thieves admite tripulaciones de uno a cuatro piratas, y escala el tamaño del barco según el número de jugadores. Nuestra nave era mucho más pequeña, con una sola vela y sus dos cuerdas, y el ancla estaba convenientemente cerca de la rueda para no tener que correr demasiado. Navegar solo se sintió mucho más fácil después de unas horas con un equipo, y de hecho fue bastante relajante, aunque vimos un tiburón de vez en cuando.

En aguas abiertas, la experiencia fue la más cercana a lo que se siente al jugar The Legend of Zelda: The Wind Waker, rodeado por un horizonte aparentemente infinito salpicado de posibles aventuras.

Nuestra Opinión

Sea of ​​Thieves está claramente destinado a ser una experiencia de colaboración. El ritmo es más lento que el típico juego de acción y las tareas son simples, pero requieren coordinación, haciendo que tu habilidad para tener éxito tenga menos que ver con reflejos de contracción, sino con táctica, estrategia y trabajo de equipo, abriendo un espacio divertido para un juego inteligente y cooperativo.

Sea of ​​Thieves está claramente destinado a ser una experiencia de colaboración

Este juego toma las grandes líneas de un MMO (juegos masivos para multijugadores) pero quita el enfoque en las estadísticas y números de progreso en el juego, y lo coloca en la experiencia inmersiva y la diversión que otros videojuegos muchas veces fallan en conseguir.

En muchos sentidos, para los juegos de rol en línea, Sea of ​​Thieves logra algo parecido a lo que hizo Breath of the Wild para mundos abiertos para un solo jugador: reduce las distracciones no relacionadas con la historia y nos imbuye en el corazón del mundo en el que se encuentra el personaje. Por su reputación, los piratas se dedican al robo y al saqueo, pero Sea of ​​Thieves hace que la vida y las experiencias de los bucaneros sean su propia recompensa.

Sea of ​​Thieves se lanzará en Xbox One y Windows PC el 20 de marzo de este año.

Recomendaciones del editor