Primeras impresiones de Monster Hunter Rise para PC

La serie Monster Hunter de Capcom ha aparecido en muchas plataformas desde su primera entrega en 2004, aunque por lo general las consolas —de diferentes marcas y fabricantes— han sido la prioridad. Monster Hunter Rise fue otro ejemplo de ello, ya que se estrenó en Nintendo Switch en marzo de 2021, aunque esto cambiará en los próximos meses cuando el juego llegue Steam.

Y para entusiasmar a nuevos y antiguos jugadores que tal vez no tengan la portátil de Nintendo, Capcom liberó una demo a la que tuvimos acceso anticipado para unas primeras impresiones de esta versión de Monster Hunter. Pese a lanzarse en una sola plataforma, Monster Hunter Rise es uno de los títulos más vendidos de toda la serie, algo que dice mucho de su calidad.

La demo para PC permite jugar tres misiones y dos tutoriales, contenido que sirve para varios motivos. Por una parte, quienes no hayan jugado nunca Monster Hunter se podrán hacer una idea del enfoque de la serie, aunque particularmente Rise parece estar dividido en misiones más cortas y rápidas que otros títulos.

Quizá esto tenga que ver con su naturaleza de juego portátil y que encapsula los objetivos en tiempos acotados. Prueba de ello son las misiones de caza de la demo aun cuando la de mayor dificultad la tuve que intentar varias veces al no ser capaz de cazar al objetivo en menos de los 15 minutos límite.

Estas tres misiones y los tutoriales son suficientes —y necesarios— para entender tanto el funcionamiento global de Monster Hunter Rise como el de algunas nuevas mecánicas de movimiento introducidas en esta entrega. Además, por su naturaleza de juego japonés, este Monster Hunter tiene una interfaz a veces algo saturada de información, acciones y elementos que quizá no son tan fáciles de digerir a la primera.

Por otra parte, la demo permite echar un vistazo a las opciones visuales del juego en PC. Claramente, esta edición será superior a la de Nintendo Switch es varios aspectos gráficos y en lo que tiene que ver con el framerate, que ahora tiene soporte para hasta 120 cuadros por segundo.

En la versión de Switch, la tasa de fotogramas era un aspecto limitado a 30 y no siempre era estable, problema que se corrige por completo en esta versión. Asimismo, el juego no parece ser demasiado exigente en lo visual y en un equipo de gama media es posible llevarlo casi al máximo sin mayores problemas: en las pruebas con una GTX 1660 Super y un Ryzen 3600 XT, el juego funcionó a 1080p sin ningún problema.

Algunos ajustes y filtros como el desenfoque de movimiento, las opciones de calidad de las sombras o el suavizado espacial hacen que el juego luzca bastante bien, más allá de que en general no esté al nivel técnico de los títulos de actual generación.

Pero lo importante es que, si bien Capcom advierte que podría haber cambios en la versión final, este primer avance de Monster Hunter Rise es positivo. La nota más triste para quienes ya jugaron en Nintendo Switch es que no habrá juego cruzado y tampoco se podrán transferir partidas de una plataforma a otra, pero aquello no debiera ser un problema para todos los que aquí partan sus cacerías desde cero.

Recomendaciones del editor