DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Clasificamos los mejores juegos de Final Fantasy

En la actualidad el género de los videojuegos de rol (RPG por sus siglas en inglés) se ha convertido en una categoría que engloba varios subgéneros, muchos de ellos sin demasiadas cosas en común. Sin embargo, en la década de los noventa hubo una serie que era el RPG por antonomasia. Sí, hablamos de Final Fantasy de Square Enix.

Esta serie, emblema del RPG japonés, debutó en el Nintendo Entertainment System (NES) en 1987 y se convirtió en un fenómeno cultural en los noventa con los juegos de la Super Nintendo. En adelante, la serie realizó una transición al 3D tan sorprendente como exitosa con la PlayStation 1. Los juegos que siguieron la saga hicieron cambios sustanciales y riesgosos, como eliminar el combate por turnos o incluir un gameplay basado en el juego en línea para varios jugadores (MMO). Actualmente, varios de los juegos de la serie Final Fantasy forman parte del catálogo de la Nintendo Switch junto a otros RPG destacados como Bravely Default y Genshin Impact.

Pero, si estás por jugar tu primer Final Fantasy, ¿por dónde empezar? Varios son juegos de calidad, otros son sobresalientes y unos más son absolutas obras maestras. Ante la espera del segundo capítulo de Final Fantasy VII Remake, seleccionamos los mejores juegos de la icónica serie de RPG.

1. Final Fantasy VI

Una imagen de Final Fantasy VI

Final Fantasy VI debutó en 1994 y es por mucho el mejor juego canónico de la serie. Llegó a América como Final Fantasy 3 (lo sabemos, es confuso) y fue el último juego de la serie para las consolas de 16-bit. El elenco supera la docena de personajes, todos memorables, y la historia se desarrolla en una ambientación estilo steampunk que más tarde cobró vida en los exitosos juegos de PlayStation de finales de los noventa. Final Fantasy VI marcó el momento en que la serie dejó atrás los elementos de magia y fantasía y los sustituyó por un mundo marcado por avances científicos y la tecnología que floreció durante la segunda Revolución Industrial.

Encima, el juego tiene un ritmo perfecto. Narrativamente está en otro nivel y eso se debe en buena parte a cómo cuenta su historia. La primera mitad presenta a los personajes, desde el convincente protagonista inicial, Terra Branford, hasta el rebelde cazador de tesoros Locke Cole, pero todos con un objetivo común: derrotar al Imperio.

Una trama lineal en la primera parte permite que estos personajes se desarrollen y creen vínculos entre ellos, que narrativamente sobresale porque hay más de una docena de personajes a tu control. Entonces el juego se abre y para la segunda parte puedes completar objetivos y calabozos de forma no lineal. Ese nivel de libertad era simplemente impresionante para su época. Encima, hay un montón de opciones de personalización que incluyen hechizos mágicos, un sistema de invocaciones y una amplia variedad de armas que hicieron del combate una experiencia sumamente disfrutable.

Todo en Final Fantasy VI, desde su historia hasta su mundo y su sistema de combate son casi una experiencia perfecta de Final Fantasy. Era Square en su mejor momento. Y parece que Square sigue sin superar lo que logró con Final Fantasy VI a 25 años de su lanzamiento. En suma, un asombroso testimonio de perfección. Final Fantasy VI bien puede ser el mejor RPG por turnos de la historia. Puedes jugarlo en PC, Android y iOS.

2. Final Fantasy VIII

Una imagen de Final Fantasy VIII

Final Fantasy VIII es quizá el juego más extraño y con más audacia de toda la serie. Esa es la principal razón por la que nos encanta y lo tenemos en tan alta estima en esta clasificación. Su rareza hizo que su legado nunca estuviera a la altura de Final Fantasy VII y Final Fantasy VI, pero definitivamente es uno de los más particulares de la serie. Y bueno, el tiempo da perspectiva y eso hizo justicia a Final Fantasy VIII. Y hay una versión remasterizada para PS4, Xbox One, Switch y PC, así que es el momento idóneo para probarlo.

Nunca olvidaremos que Final Fantasy VIII reinventó el sistema de batalla de la serie, aún manteniéndose fiel a los orígenes de la serie. El nuevo sistema reemplazó ítems clásicos como la armadura y otros accesorios en pos de la personalización de los personajes; cada uno cuenta con un arma única que afecta considerablemente su estilo de combate. No obstante, el cambio más importante fue que dio mayor énfasis a las invocaciones. Con un sistema al estilo de cartas coleccionables para invocar deidades como Shiva o Bahamut, Final Fantasy VIII marcó un paso sólido hacia una nueva dirección. Y los cambios en el gameplay funcionaron en formas increíblemente interesantes, lo que permitió a los jugadores elegir cómo querían abordar el juego.

Y el escenario del juego, un planeta futurista dividido en cinco continentes inspirados en Europa, tenía un nivel de detalle que nunca habíamos visto en un Final Fantasy. Es cierto que Final Fantasy VII incluyó modelos 3D por primera vez, pero Final Fantasy VIII los redefinió de tal forma que pudimos ver a personajes como el protagonista Squall con mejor detalle. Y nos pone feliz saber que Square Enix por fin está mostrando amor hacia Final Fantasy VII, con remasterizaciones de ese y otros juegos de la serie para las consolas modernas.

Sin embargo, no te recomendamos jugarlo como tu primer juego de la serie. Es evidente que Final Fantasy VII es un juego de los años noventa, aun con su remasterización. Y es un juego extremadamente complejo, así que si no estás preparado para lidiar con su idiosincrasia, podría alejarte por siempre de la serie. En ese sentido, Final Fantasy VI y Final Fantasy X son mejores candidatos.

3. Final Fantasy X

Una imagen de Final Fantasy X

Lo sabemos, poner a Final Fantasy X entre los tres mejores juegos de la serie va a generar polémica. Pero tenemos un argumento sólido: Final Fantasy X es tan fantástico ahora como lo fue en 2001. La transición al PlayStation 2 llevó los gráficos a otro nivel, permitiendo que los personajes y el mundo de Spira —inspirado en Asia— se vieran más realistas que nunca. Y aunque es una experiencia mayoritariamente lineal, Final Fantasy X cuenta con escenarios amplios y diversos con calabozos que incluyen excelentes puzzles.

Final Fantasy X también destaca por el desarrollo del vínculo entre sus protagonistas. Ver crecer la relación entre Tidus y Yuna durante su aventura para vencer a Sin es muy satisfactorio. Y las escenas cinematográficas, que incluyeron actuaciones de voz por primera vez, fueron poderosamente impresionantes y aún lucen fantásticas. Y sí, amamos la infame escena de la carcajada porque Tidus y Yuna son adorables. Y la historia, contada siempre desde la perspectiva de Tidus, se siente más sólida que en otros Final Fantasy. Claro, tiene sus altibajos, pero el resultado final es conmovedor.

Encima, Final Fantasy X sustituyó el sistema de batalla activa con un auténtico gameplay por turnos. Además, el sistema de mejora de los personajes ganó profundidad, dando al jugador más opciones para trabajar hasta conseguir la clase deseada. Y no podemos olvidar Blitzball, el deporte acuático que hizo famoso a Tidus. Incluso, un juego solo de Blitzball sería genial. La secuela no fue tan atinada, pero igual vale la pena jugar la colección en HD para PS4, Xbox One, Switch o PC.

4. Final Fantasy XII

Una imagen de Final Fantasy XII

Volver a Final Fantasy XII mediante la remasterización en HD para PS4, Xbox One, PC y Switch no hizo más que revalidar que el RPG que debutó en 2002 en PS2 estuvo mucho tiempo infravalorado. Es simplemente una obra maestra moderna. Fue el primero juego de la serie enfocado al multijugador en línea que dejó atrás las batallas aleatorias en favor de combate en tiempo real, así que Final Fantasy XII dividió a los fanáticos. Y como se jugaba muy diferente, fue difícil comparar Final Fantasy XII con cualquier otro juego de la serie. Una década después, Final Fantasy XII sigue incólume y por eso lo ponemos en el número cuatro de nuestra clasificación.

El maravilloso mundo de Ivalice está lleno de personajes interesantes y escenarios sumamente detallados. Y el combate, bautizado como Sistema de Batalla de Dimensión Activa (así le puso Square Enix) fue increíblemente profundo gracias al sistema gambito y la mecánica modificada rompelímites (un incremento temporal en las habilidades de los personajes) llamada Quickenings. El sistema de mejora de habilidades por tablero también fue un acierto que refrescó a la serie como lo hizo la mecánica Sphere Grid de Final Fantasy X.

Igual, hay que decir que las primeras horas del juego no enganchan como otros juegos de la serie, pero una vez que el mundo se abre y tienes acceso al sistema de batalla, el mundo de Ivalice es la morada de una de los Final Fantasy más profundos y agradables.

5. Final Fantasy IX

Una imagen de Final Fantasy IX

Final Fantasy IX se sintió como un dejo de nostalgia y probablemente fue así porque debutó hacia el final del ciclo de vida de la PS1. El mundo de Gaia dejó atrás la ciencia ficción en favor de la ambientación medieval de los primeros juegos. Eso hizo que Final Fantasy IX se sintiera novedoso en su momento, sobre todo porque sus gráficos llevaron al límite la capacidad de la PS1. Y por eso, en muchos sentidos Final Fantasy IX es el Final Fantasy 3D más tradicional de todos. Y el sistema de batalla es uno de los mejores.

Sin embargo, Final Fantasy IX destaca porque combina de forma magistral la ambientación fantástica y medieval de los primeros juegos de la serie con la brillante narrativa de los juegos cargados hacia la ciencia ficción que marcaron a la PS1. Los personajes son interesantes, el mundo es convincente y el gameplay se siente retro de la mejor forma posible. Final Fantasy IX es tan disfrutable como lo fue hace casi 20 años. Ahora está disponible en numerosas plataformas, incluida la Switch, PS4, Xbox One, Android, iOS y PC. Pero atención, mantiene la tradición de los RPG japoneses, así que vas a pasar mucho tiempo grindeando para subir de nivel a tus personajes.

6. Final Fantasy IV

Una imagen de Final Fantasy IV

Fue el primer juego de la serie para la Super Nintendo, así que Final Fantasy IV es básicamente el primer juego de la serie que realmente importó. No lo decimos como una ofensa a los tres primeros juegos de la serie, es solo que Final Fantasy IV llevó a la serie a las ligas mayores. Además, marcó el debut del sistema de combate activo que continuó ininterrumpidamente hasta Final Fantasy X.

El sistema de clases también recibió mejoras, así que cada tipo de personaje encajó de una forma particular en la historia. La trama gira en torno a Cecil, su amada Rosa y su mejor amigo Kain, aunque se complementa con un amplio elenco de personajes secundarios y una historia que involucra a los lunarios, una raza que vive en una luna ficticia cerca de la Tierra.

Así, el sistema de batalla activa y el énfasis en los personajes como el motor de la historia hizo que Final Fantasy IV fuera un salto cuántico sobre sus predecesores. Final Fantasy IV es el juego más importante de la serie y se mantiene como uno de los mejores. Recomendamos jugar la reedición 3D que debutó en DS, pero que también está disponible en PC y dispositivos móviles.

7. Final Fantasy VII

Una imagen de Final Fantasy VII

Probablemente el juego más icónico de la serie. Que aparezca en esta posición podría decepcionar a muchos de los fanáticos más leales, así que permítannos explicarnos. Final Fantasy VII tiene una historia brillante y transgresora que cuenta con algunos de los personajes —héroes y villanos— merecidamente más queridos de la serie. Amamos Final Fantasy VII.

Pero la memoria teñida de nostalgia que rodea a Final Fantasy VII y su sempiterno hype a menudo ocultan sus imperfecciones. El sistema de batalla era odiosamente lento y la transición al 3D fue horrible (¡solo miren esas manos!) y, desde un punto de vista del gameplay, no varió mucho de lo visto en Final Fantasy VI. En pocas palabras, no fue una transición brillante a la era de los 32-bit.

Claro, es un gran juego. Pero también es es el más injugable de la era post-NES. Aún así, Final Fantasy VII es probablemente el juego más importante de la serie detrás de Final Fantasy IV. No obstante, la reedición para la PS4, más cargada hacia la acción, permite a los nuevos jugadores probar una historia maravillosa. Igual, puedes jugar el juego original en PS4, Xbox One, Switch, iOS o Android, y en PC puedes jugarlo con modificaciones para que sea vea mejor de lo que lucía originalmente.

8. Final Fantasy XIV: A Realm Reborn

Una imagen de Final Fantasy XIV: A Realm Reborn

Seamos claros: Final Fantasy XIV estaría al final de esta lista si no fuera por el lanzamiento de A Realm Reborn, la reedición del RPG multijugador masivo en línea que debutó en 2010, pero que terminó su servicio para tener un relanzamiento tres años después. Final Fantasy XIV era malo. Pero A Realm Reborn, que salió en 2013 para PC, PS3 y PS4, es increíble. Con una amplia cantidad de misiones, incursiones y atractivos combates de jugador contra jugador, A Realm Reborn es el tipo de juego multijugador en línea en el que fácilmente pasarás cientos de horas.

El planeta de Hydaelyn es uno de los mejores escenarios creados en la serie, y la historia y mitología están entre las mejores de los juegos multijugador masivos en línea. Hasta ahora tiene tres expansiones con contenido adicional, incluida la reciente y excelente Shadowbringers.

Final Fantasy XIV es la experiencia definitiva en línea para los fanáticos de la serie. Si no te consideras un fanático de los MMO, Final Fantasy XIV podría cambiar tu punto de vista.

9. Final Fantasy VII Remake

Una imagen de Final Fantasy VII Remake

Tras años y años de espera, la reedición de Final Fantasy VII debutó bajo el consenso de que es “bastante bueno”. Y aunque las cosas pudieron ser mucho peor, también pudieron ser mucho mejor. El gameplay lineal y la estructura por capítulos terminaron por opacar un juego disfrutable y visualmente sobresaliente. Dicho eso, Final Fantasy VII y su renovado Midgar es una experiencia que deberías probar.

En esencia, Final Fantasy VII se siente como un Final Fantasy XV más lineal y con un sistema de batalla más confuso. Pocos juegos hacen que la acción se sienta tan frenética y satisfactoria como cuando blandes la Buster Sword a toda velocidad en Final Fantasy VII Remake, sin embargo, hay muchas ocasiones en las que los elementos no funcionan como deberían y eso hace que la experiencia se sienta inconexa.

Final Fantasy VII Remake no estuvo a la altura de la emoción que generó. Aun así, tiene uno de los mejores inicios en la historia de los videojuegos adaptado a los estándares actuales, y por eso es suficiente para recomendarlo.

10. Final Fantasy V

Una imagen de Final Fantasy V

Si lo juzgamos solo por su gameplay, Final Fantasy V es exquisito. Este clásico de la SNES se mantiene tan jugable como en 1992 y es el último de los juegos de la serie de corte medieval. El sistema de trabajos tuvo una revisión exhaustiva que se tradujo en varias opciones para hacer frente a los combates.

Final Fantasy V habría estado en una mejor posición en esta clasificación de no ser por sus personajes e historia. Es obvio que Square dedicó la mayor parte del tiempo de desarrollo a perfeccionar el gameplay, pero eso hizo que al escribir este texto fuéramos incapaces de recordar la trama o el nombre de uno solo de los personajes.

Leímos una sinopsis y nos dimos cuenta por qué no recordamos nada. Incluso si lo jugáramos de nuevo seguramente volveríamos a olvidar la historia. Es una lástima, porque opaca uno de los mejores gameplays de la serie. Puedes jugar una versión remasterizada de Final Fantasy V en PC, Android y iOS.

11. Final Fantasy XI

Una imagen de Final Fantasy XI

Le pasa lo que a Final Fantasy XIV; comparar Final Fantasy XI con el resto de los juegos canónicos de la serie es difícil. Fue el primero de los dos Final Fantasy multijugador online que hay y su inicio bastante regular. Como no era sorprendente, nadie pensó que iba durar 14 años en activo. Vivió una transición generacional al pasar de la PS2 a la Xbox 360 como el primer MMO de la exitosa consola de Microsoft . Después de todo, era un Final Fantasy.

Final Fantasy XI ocurre en el mundo de Vana’diel y se trata de jugar con amigos para superar calabozos y obtener recompensas, loot en otras palabras. Tuvo cinco expansiones, mucho contenido adicional y eventos de temporada hasta 2015. Square Enix apagó los servidores en 2016, pero todavía lo puedes jugar en PC. Final Fantasy XI terminó como un fantástico y tradicional MMO al cabo del tiempo, uno que por cierto dio mucho a los que se mantuvieron fieles por años.

12. Final Fantasy III

En América conocimos el verdadero Final Fantasy III hasta que Square Enix lo adaptó en una reedición de 2006 para el Nintendo DS. Final Fantasy III, que debutó en 1990 para la Famicom, fue el primer juego de la serie en tener una mecánica que perdura hasta los últimos juegos: el sistema de invocaciones y trabajos.

El remake de DS es interesante porque gráficamente todo el juego está hecho en 3D, pero casi todo el tiempo se juega en 2D como el de la NES. La historia es muy parecida a la del primer juego de la serie. En suma, Final Fantasy III fue el mejor juego de la era de la NES. La forma más sencilla de jugarlo es en iOS, Android y PC.

13. Final Fantasy XIII

Una imagen de Final Fantasy XIII

Final Fantasy XIII lució impresionante cuando debutó en la PS3 y la Xbox 360 en 2009. Las animaciones eran hermosas, los modelos eran realistas y los detalles de los escenarios tenían finura. Final Fantasy XIII también regresó al sistema activo de batalla con un estilo que hizo que se sintiera más simple que nunca. El resultado fueron batallas aleatorias que podían superarse literalmente presionando el mismo botón una y otra vez. Y podías activar un modo automatizado que, francamente, imitaba a la perfección el gameplay falto de atención que Final Fantasy XIII ofrecía la mayor parte del tiempo.

Pero el principal problema de Final Fantasy XIII fue que era muy lineal en comparación con los pasados juegos de la serie. Eso, en combinación con su historia orientada a la ciencia ficción, hicieron del juego una especie de película interactiva de Final Fantasy. Hasta cierto punto fue un buen regreso a las raíces japonesas de la serie, pero también terminó siendo un juego que no arriesgó. Es un título entretenido y su historia se torna mejor cuando se juegan las secuelas, Final Fantasy XIII-2 y Lightning Returns: Final Fantasy XIII. El título no ha sido adaptado a las consolas de actual generación, pero puedes jugarlo en Xbox One mediante la retrocompatibilidad o en PC.

14. Final Fantasy

Una imagen del primer videojuego de la serie Final Fantasy

Mientras varias de las series de videojuegos más icónicas como Mario, Zelda o Mega Man fueron hits instantáneos, Final Fantasy logró notoriedad algunos juegos después. Y aunque Final Fantasy fue revolucionario en su tiempo (debutó en la NES en 1987) con su enorme mapa, combate por turnos y una historia de proporciones épicas con los Guerreros de la Luz, el juego permanece en cierto oscurantismo, casi como un título de culto.

Igual, es un fantástico y enorme RPG para los estándares de la NES. No tiene mucha personalización y eso lo hace tedioso conforme avanzas en el juego. Quizá quieras probarlo para saber cómo empezó la serie, pero la verdad es que el juego no envejeció bien y los juegos de los años noventa solo acentuaron esa condición. Actualmente, la forma más simple de jugarlo (que no sea en un emulador) es mediante la versión para Android o iOS.

15. Final Fantasy XV

Una imagen de Final Fantasy XV

Este juego es una muestra de que tomar riesgos creativos no siempre da resultados positivos. Y la verdad es que en términos generales el juego no se siente del todo un Final Fantasy y es muy notorio que el juego busca ser un RPG occidental. Final Fantasy XV es un juego de rol de mundo abierto cargado de acción que sustituye las batallas aleatorias en favor de un sistema de combate activo.

Y, haciendo a un lado su brillo superficial, las batallas carecen de los elementos que han marcado a la serie a lo largo de los años. Los personajes principales son un grupo de adolescentes muy estilizados que se compartan como si fueran estrellas de una banda de emos; son insufribles, pues. Y aunque el mundo a explorar está bien hecho y es interesante, la historia nunca despunta y las expansiones tampoco lo hicieron. Ciertamente Final Fantasy XV no es el peor juego de la serie, pero sí es uno de los menos memorables. Puedes jugarlo en PlayStation 4.

16. Final Fantasy II

Una imagen de Final Fantasy II

Final Fantasy II permaneció 25 años con un juego exclusivo de la Famicom, antes de que Square lo tradujera y adaptara a otras plataformas. Ahora puedes jugarlo en un montón de dispositivos, incluidos celulares Android y iPhone. Y aunque es un Final Fantasy, también es uno del que puedes prescindir. Es así porque el sistema para subir de nivel enfatiza solo los objetos que utilizas, y eso terminó por condenar al juego y sus batallas por turnos. La trama tampoco es brillante. Varios RPG de la SNES y la PlayStation tienen mucho más que ofrecer que Final Fantasy II. No es que sea terrible, es solo que Square todavía no tenía la fórmula del éxito al momento de su debut. Puedes jugarlo en Android y iOS.

$8 en Google Play

Recomendaciones del editor