Consola Game Man: una Game Boy de gran tamaño

La Game Boy original no es una consola precisamente pequeña. Una prueba de aquello es que desde entonces, las portátiles se han reducido en tamaño, pero han aumentado sus especificaciones. Sin embargo, alguien pensó que sería una buena idea crear una Game Boy más grande y ponerle un nombre acorde a su tamaño: Game Man.

Esta Game Man es una portátil con pantalla LCD de 5.6 pulgadas y 640 x 480 pixeles de resolución, muy por encima de las 1.6 pulgadas y 160 x 144 pixeles de resolución de la portátil original. Más importante aún: la Game Man tiene una pantalla a color que deja en el pasado los cuatro tonos de grises —en estricto rigor, de verdes— que tenía la Game Boy de 1989.

La consola fue creada por alguien que se hace llamar Grumpy Modeler en YouTube, mediante la combinación de varios elementos. La carcasa se hizo con una impresora 3D, mientras que los botones y la cruz direccional son del control de una NES. Según el autor, la estructura “fue diseñada para usarla con una placa madre original de un Famicom y una pantalla LCD de 5.6 pulgadas”, pero que en realidad se puede usar cualquier otro hardware que haga lo mismo. En este caso particular, se utilizó un Raspberry Pi.

Pero lo mejor de todo es que cualquiera puede crear su propia Game Man, siempre y cuando cuente con los elementos esenciales (y las ganas de embarcarse en un proyecto como este). Para ello, Grumpy Modeler hizo públicos los archivos necesarios para imprimir la carcasa, además de proveer todas las instrucciones de ensamblaje y los enlaces de lo sitios para comprar el resto de piezas que componen el aparato, y que no son pocas.

Ahora bien, la Game Man no es mucho más que una nostálgica curiosidad; existen en el mercado un puñado de consolas portátiles de diversas marcas (y diversas calidades) que hacen lo mismo, no son tan caras y se les pueden cargar juegos desde fuera en un proceso que se puede decir que raya en la ilegalidad. Sin embargo, ninguna de esas consolas es una Game Boy aumentada ni tampoco tienen el feeling de una de las portátiles más importantes y disruptivas en la historia de los videojuegos.

No por nada siguen existiendo proyectos para darle nueva vida a la apreciada Game Boy.

Recomendaciones del editor