Samsung patenta un smartwatch con pantalla plegable

Samsung busca llevar su tecnología de pantallas plegables más allá de teléfonos como el Galaxy Z Fold. Ahora, han patentado un diseño para un smartwatch como el Galaxy Watch, pero cuya pantalla se dobla sobre sí misma.

El sitio neerlandés Let’s Go Digital indica que esta patente fue ingresada por Samsung el pasado junio y que esta fue concedida a Samsung el 9 de diciembre. El esquema muestra un reloj inteligente cuya pantalla no es totalmente redonda, sino que es un poco más alargada que lo normal y con una franja en el medio; al estar abierto el reloj, la pantalla es un 40 por ciento más grande que un Galaxy Watch tradicional.

La documentación también muestra un posible uso del equipo para ver contenido como videos, ya que al estar en la posición más amplia, la pantalla puede acomodar una espacio en proporción 16:9 en el espacio central. Además, el panel puede dividirse y, por ejemplo, mostrar cierto tipo de información en una de las mitades, mientras que en la otra pueden mostrarse otros datos.

Let's Go Digital

El reloj plegable -o mejor dicho, la patente de este- de Samsung puede acomodar también una cámara y también un flash, lo que podría tener varios usos. El más obvio sería el de capturar fotos o grabar video, pero también se podría usar para realizar videollamadas.

En la patente se indica además que el reloj se podría enrollar desde su parte central y potencialmente podrían haber diversos usos, ya sea con la pantalla completamente extendida o bien con la parte del medio cerrada, con lo que el equipo quedaría como un smartwatch tradicional.

Por supuesto, y como siempre ocurre con las patentes, que esta se haya registrado no asegura exactamente que un reloj como este vaya a existir. Pero Samsung poco a poco ha ido madurando su tecnología con la serie de teléfonos Galaxy Fold, por lo que un teléfono plegable no parece tan descabellado en el mediano plazo.

Cabe destacar también que IBM ya ha mostrado un concepto de reloj plegable, aunque el diseño de hace dos años no se parece realmente a la patente de Samsung.

Recomendaciones del editor