Skip to main content

Youtuber recibe récord Guiness por crear lightsaber retráctil

La organización Guiness World Records otorgó a un youtuber ruso el reconocimiento como la primera persona del mundo en fabricar un sable de luz retrácticl o lightsaber, la popular arma de la saga Star Wars.

El sable fue construido por Alex Burkan, quien dirige el canal de YouTube Alex Lab, que cuenta con 859,000 suscriptores.

La organización de los Récord Guiness destaca el trabajo de ingeniería realizado por Burkan para replicar, hasta cierto punto, los famosos sables de luz de Star Wars. Para lograrlo, el youtuber diseñó un sistema que emite una antorcha de plasma que arde a poco más de 5,000 grados Fahrenheit, unos 2,800 grados Celsius.

How I made a REAL LIGHTSABER - Guinness World Records

«Toda mi vida he sido un gran fanático de Star Wars y el sable de luz es el gadget que más he deseado», dijo Burkan en el video que elaboró para la organización Guiness World Records.

En el video explica que varias de las partes utilizadas para fabricar el artefacto salieron de deshuesaderos, y que posteriormente, pasó varios meses probando e iterando sobre distintos diseños hasta que logró una antorcha de plasma más o menos estable y que se extiende por casi un metro (3.28 pies para ser exactos).

«Cada paso en el desarrollo y construcción del sable fue un verdadero reto», contó.

Burkan dijo que el diseño de su sable está inspirado en el que utiliza el personaje Starkiller, del videojuego Star Wars: The Force Unleashed, estrenado en 2008 para PS3 y Xbox 360.

Pese a lo espectacular de su «arma», el sable apenas extiende su hoja de plasma por unos 30 segundos. No obstante, puede fundir metal como ocurre en las películas de La Guerra de las Galaxias.

«Es un primer prototitpo, así que tiene muchas limitaciones, como que solo funciona por 30 segundos y que la llama de hidrógeno no es muy estable, se puede apreciar cuando se mueve», precisó Burkan.

Pero en vez de saborear las mieles del éxito, Burkan dice que ya trabaja en otro gadget de la ciencia fucción: un traje de Iron Man.

Recomendaciones del editor