Skip to main content

Una IA creó un sistema económico para superar la desigualdad

Uno de los problemas estructurales de las sociedades modernas, sobre todo en América Latina, es el problema de la concentración de la riqueza, la desigualdad y el mal uso de los recursos, algo que ha desatado protestas y crisis en varios países de la región. Y mientras los políticos y los empresarios aún no logran aunar esfuerzos para resolver el tema, una Inteligencia Artificial (IA) está trabajando en eso.

Investigadores de Google DeepMind han lanzado un paper en el que exploran la posibilidad de que una IA pueda crear una sociedad más igualitaria dividiendo los recursos de manera más equitativa.

El estudio revela una serie de experimentos en los que una red neuronal se encarga de dividir los recursos de forma equitativa, y como los humanos prefiriesen. Para ello, los participantes jugaron de manera online al juego de bienes públicos, un tipo de juego basado en la economía experimental. En este juego, se reparten una serie de fichas o monedas de forma equitativa, y en cada ronda, el jugador decide si mantenerlas en un fondo privado e individual, o contribuir en un fondo público.

Después los fondos son repartidos mediante tres esquemas diferentes de redistribución basados en sistemas económicos existentes. Además de estos tres esquemas, se añade uno adicional, creado enteramente mediante una IA y que denominaron ‘Human Centered Redistribution Mechanism’ (Mecanismo de redistribución centrado en el ser humano) o HCRM. Después, los participantes debían elegir qué tipo de sistema preferían.

En la mayoría de las veces, los participantes elegían el sistema generado por la IA.

«Siguiendo una política igualitaria ampliamente liberal, [HCRM] buscó reducir las disparidades de los ingresos preexistentes al compensar a los jugadores en proporción a su contribución».

«En otras palabras, en lugar de simplemente maximizar la eficiencia, el mecanismo fue progresivo: promovió el derecho al voto de aquellos que comenzaron el juego con desventaja económica, a expensas de aquellos con una mayor riqueza inicial».

Recomendaciones del editor