Skip to main content

Recrean los rostros vistos por un mono a partir de sus ondas cerebrales

reconocimiento facial
Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor
Investigadores del Instituto de Tecnología de California han demostrado cómo es posible recrear imágenes del rostro humano a partir del monitoreo de las células cerebrales de un mono macaco. El trabajo viene a aportar algo más de claridad en torno a la forma en que nuestro cerebro procesa las caras que vemos.

Utilizando la tecnología de resonancia magnética funcional (fMRI), se demostró que seis áreas del cerebro están involucradas en este proceso de identificación. El equipo se refirió a las neuronas de estas áreas como las «células de la cara».

En un experimento que involucró la inserción de electrodos en los cerebros de monos para registrar su respuesta física a las imágenes, los investigadores encontraron que existen 205 neuronas que codifican diferentes características de una cara. Cuando estas características se combinan —usando una máquina de tecnología de aprendizaje— es posible reconstruir la cara que el mono ha estado mirando con una sorprendente semejanza a la imagen del rostro original.

Foto de Doris Tsao Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

«Las ‘células de la cara’ que estamos estudiando están en el nivel más alto del sistema visual», dijo a Digital Trends Steven Le Chang, investigador del proyecto. «Normalmente, la gente piensa que el código para las neuronas en este nivel debería ser bastante complicado. Sin embargo, nuestra investigación muestra que una vez que encontramos las coordenadas adecuadas, el código de las caras puede hacerse comprensible. Usando este código, somos capaces de reconstruir la cara que el mono ha visto, y predecir también las respuestas de estas ‘células de la cara’ a un rostro arbitrario”.

Pero además de lo interesante que resultan estas investigaciones desde una perspectiva científico-biológica, ¿existe alguna aplicación de este conocimiento en el mundo práctico? Probablemente sí, tal y como explicó Le Chang.

«Potencialmente, si pudiéramos decodificar las caras de la actividad neuronal en el cerebro humano [así como en el mono], habría muchas aplicaciones en el mundo real. En general, esto ayudaría a los sujetos humanos a transmitir conceptos que de otro modo les podría resultar difícil. Por ejemplo, el testigo de la escena del crimen puede tener dificultades para describir la cara del criminal. Si pudiéramos decodificar directamente el rostro basado en la memoria del testigo, podemos obtener la cara del criminal de una manera mucho más objetiva y rápida. Pero claro: si la memoria activa o no la misma población de células cuando ven un rostro u otro, sigue siendo una cuestión abierta».

A continuación, los investigadores desean extender su estudio de caras neutrales a caras expresivas, así como a otro tipo de objetos. También quieren investigar cómo la imaginación o la memoria de las caras afecta la representación de estos rostros a nivel neuronal.

Topics
Daniel Matus
Ex escritor de Digital Trends en Español
Daniel es un editor-anterior en DTES
Murió uno de los memes más famosos de Internet: el perro Kabosu
Kabosu

Kabosu, el famoso perro meme Doge, que durante 2010 en adelante, se transformó en todo un ícono pop de la cultura de internet, acaba de fallecer.

Tenía 18 años cuando murió, publicó su dueño en Instagram.
Su historia es digna de internet. En 2008, fue una perra rescatada adoptada por Atsuko Sato, una maestra de jardín de infantes. Sato mantuvo un blog donde compartía fotos de sus mascotas, y en febrero de 2010, publicó lo que en ese momento era una actualización ordinaria. Lo que Sato no sabía es que una de las fotos de su perro acabaría siendo vista por todo Internet.
El meme doge ha sido utilizado por todos, desde agencias gubernamentales hasta aplicaciones meteorológicas, y el año pasado, el usuario de Reddit que descubrió Kabosu fue a Japón por primera vez para el Día Internacional del Dugo.

Leer más
Insólito: Un perezoso queda atrapado en un rack de servidores
perezoso atrapado rack servidores centro de datos brasil

Una situación realmente insólita es la que se vivió hace unas semanas atrás, el pasado 8 de mayo, en un rack de servidores en un centro de datos universitario en Paraíba, Brasil. Esto porque entre cables y enredado, encontraron a un pobre Perezoso.

La criatura fue encontrada el 8 de mayo dentro de un estante en el edificio de la rectoría de la Universidad Federal de Paraíba (UFPB). Es posible que el animal haya estado tratando de calentarse usando el calor del hardware informático.
El perezoso fue devuelto al bosque circundante por un miembro del equipo de seguridad de la universidad.
"Si no lo viera, no lo creería; Lo veo y sigo incrédulo", publicó en Instagram Valdiney V. Gouveia, rector de la Universidad Federal de Paraíba. "Pereza ingresó al edificio de la Superintendencia de Infraestructura (UFPB) y se alojó en equipos de cómputo. Rescatada, está de vuelta en el bosque".
La UFPB es una universidad pública cuyo campus principal se encuentra en la ciudad de João Pessoa, Paraíba.

Leer más
La era de Internet tendrá su primer santo: el influencer de Dios
La imagen muestra a Carlo Acutis, joven informático italiano recientemente beatificado.

El Papa Francisco está en el proceso final de darle la santificación a Carlo Acutis, un joven informático italiano de quince años, quien en 2020 fue beatificado por la Iglesia Católica en la localidad de Asís, provincia de Perugia, Italia y que falleció en 2006 debido a una leucemia. Desde entonces su imagen ha estado relacionada con varios milagros en distintos lugares del mundo.

Acutis creó sitios web que documentan supuestos milagros y ha sido apodado "el influencer de Dios" desde su muerte.

Leer más