Líder ultraderechista, entre afectados por hackeo a Twitter

Mensajes directos de 36 cuentas pudieron ver los piratas informáticos que lideraron el mayor ataque a Twitter el jueves 16 de julio.

La plataforma evitó revelar qué personas o empresas fueron victimizadas, solo que una era propiedad de una autoridad electa de los Países Bajos.

Poco tiempo transcurrió hasta que el ultraderechista Geert Wilders, quien lidera a los representantes del Partido de la Libertad en la cámara baja, confesara ser uno de los afectados.

El día del ataque, la imagen de perfil del político fue reemplazada por la de una caricatura de un hombre afrodescendiente, mientras que la imagen de fondo se cambió por la bandera marroquí, detalló BBC News.

“Ayer (miércoles) por la noche, Twitter me informó que mi cuenta no solo fue pirateada por espacio de algunos días”, manifestó el político extremista.

Según su versión, el atacante no solo publicó tuits y envió mensajes directos a su nombre, sino que también tuvo “acceso completo” a su comunicación privada.

“Por supuesto, esta situación es totalmente inaceptable en muchos sentidos”, dijo Wilders, quien es un reconocido islamófobo.

El representante dijo esperar que no salgan a la luz las identidades de las personas “que critican al Islam o los regímenes del Medio Oriente de países como Irán, Arabia Saudita y Siria” con las que ha intercambiado mensajes.

“Había eliminado la mayoría de ellos, pero tal vez algunos quedaron allí para que el hacker los viera y los copiara”, teorizó.

BBC News agregó que Twitter aportó nuevos comentarios sobre el incidente al anunciar sus resultados financieros.

Según la empresa, “hemos implementado salvaguardas para mejorar la seguridad de nuestros sistemas internos y estamos trabajando con la policía mientras realizan sus investigaciones”.

“Entendemos nuestras responsabilidades y estamos comprometidos a ganar la confianza de todos nuestros interesados ​​con cada una de nuestras acciones, incluida la forma en que abordamos el problema de seguridad”, añadió.

Twitter, además, se comprometió a “seguir siendo transparente al compartir nuestros aprendizajes y soluciones”.

Recomendaciones del editor