Un año después de adquirirla, Facebook podría vender Giphy

Hace un año, Facebook compró Giphy, una base de datos y servicio de GIF en línea. Hoy, existe la posibilidad de que la red social tenga que venderla, luego de que un organismo oficial de Reino Unido concluyera que dicha compra constituye un problema para la libre competencia.

La Comisión de Mercados y Competencia (CMA, por sus siglas en inglés) anunció que, luego de una larga investigación, se llegó a la conclusión de que la compra de Giphy “impacta negativamente la competencia entre plataformas de redes sociales”.

“Millones de publicaciones en redes sociales ahora incluyen un GIF”, dice la CMA en el sitio oficial del Gobierno de Reino Unido. Y el problema está en que “cualquier reducción en la calidad de estos GIF podría afectar la forma en que se usan estos sitios o si una persona decide cambiarse a una plataforma diferente, como Facebook”.

La CMA argumenta que la mayoría de las redes sociales que compiten con Facebook también integran a Giphy de alguna manera. Y el hecho de que no exista otro servicio similar más allá de Tenor hace que las diversas plataformas se queden sin mucho margen de maniobra.

Además de lo anterior, el organismo cree que Facebook bien podría impedir el uso de Giphy por parte de su competencia e incluso solicitar más datos de los usuarios a cambio de poder acceder. Y si esto no fuera suficiente, la CMA revela que, justo antes de ser adquirida por Facebook, Giphy planeaba expandir su servicio de publicidad en línea hacia Reino Unido.

Una vez que Facebook llevó a cabo la compra, dichos planes de expansión se acabaron, y de paso la red social eliminó un competidor en el segmento de anuncios.

Por lo anterior, la CMA recomienda que Facebook venda Giphy en pos de la libre competencia y la seguridad de los usuarios. Sin embargo, la plataforma se defiende y dice que las conclusiones de la investigación no se basan en ninguna evidencia certera y que seguirán trabajando con la CMA para resolver el asunto en el mejor interés de ambas partes.

Lo único claro de este asunto es que la disputa parece estar lejos de terminar.

Recomendaciones del editor