El apocalíptico cuento que convirtió esta cucaracha en emoji

Una desagradable cucaracha se transformó en uno de los nuevos emojis que llegaron a los teléfonos inteligentes este 2020. Pero si su inclusión pudo haber sorprendido a algunos, la historia que facilitó su aprobación es aún más llamativa.

Cualquier persona tiene la posibilidad de enviar una propuesta de emoji al Consorcio Unicode, una organización sin fines de lucro que coordina el desarrollo de la norma Unicode, el estándar de codificación de caracteres.

La propuesta, sin embargo, debe demostrar que el emoji será usado por las personas. Y sus autores, Jason Li, Melissa Thermidor y Amanda Hickman, lo lograron con una particular historia: nuestra cultura para la muerte de la raza humana.

«Agregar un emoji cucarachas no solo beneficiaría a la colección actual de insectos de animales pequeños, sino que también aseguraría que si las cucarachas sobreviven a los humanos en el futuro, al menos también tienen un emoji”, afirmaron en su propuesta de febrero de 2019.

Según la propuesta revelada por The Verge, a pesar de la que se cree, es poco probable que las cucarachas sobrevivan una guerra nuclear. Pero si no logran superar un escenario apocalíptico el emoji también permitiría reflejar a los humanos que sí lo hagan.

Cucarachas será un emoji versátil que se puede usar de varias maneras”, razonan, desde » una plaga doméstica”, simbolizar «algo de lo que es difícil deshacerse»; o «para hacer referencia a un superviviente en un invierno nuclear».

De hecho, la propuesta también incluyó una propuesta para ese escenario: una cucaracha, un símbolo de radiactividad y un copo de nieve.

¿Cuál fue la verdadera fuente de inspiración?

Emoji cucaracha

A pesar de la atractiva historia, Li publicó un hilo de Twitter revelando su verdadera fuente de inspiración: una infancia en Hong Kong plagado de cucarachas.

Según contó, el emoji fue pensado como un tributo a una «plaga», pero luego la policía de Hong Kong comenzó a llamar «cucarachas» a los manifestantes a favor de la democracia.

De esta forma, las cucarachas se convirtieron en un meme contra la brutalidad policial, por lo que ahora Li tiene «sentimientos muy, muy encontrados» sobre el emoji.

Recomendaciones del editor