Un nuevo cóctel de drogas para tratar cánceres agresivos

Un equipo de investigadores del Instituto Wyss de Harvard asegura haber desarrollado un método para tratar el cáncer de mama triple negativo.

Los profesionales creen que al mezclar la inmunoterapia con la quimioterapia pudieron haber desarrollado un método para el tratamiento específico de cánceres agresivos.

La quimioterapia es, en esencia, un veneno que se inyecta en el organismo y mata las células cancerosas. Sin embargo, también provoca un enorme daño colateral en el tejido que lo rodea.

La inmunoterapia, por su parte, intenta exprimir la respuesta inmunológica que existe en el paciente para que se dirija a las células cancerosas.

No obstante, los cánceres más agresivos desencadenan respuestas inmunosupresoras en el área cercana a los tumores, haciendo que ambos tratamientos sean menos efectivos.

Por lo mismo, los investigadores tomaron lo mejor de ambos enfoques, mezclando los medicamentos de quimioterapia e inmunoterapia.

También agregaron cadenas de ADN sintético que mejora aún más la respuesta inmunológica, junto con cadenas que evitan que las células cancerosas se escondan del tratamiento.

De acuerdo con los autores, este enfoque mata “un montón de células cancerosas” y después dirige la respuesta inmune para atacarlas y a cualquiera que se parezca.

Las pruebas de laboratorio realizadas en ratones con triple negativo demostraron que este cóctel mejoró la respuesta inmune cerca de un 8 por ciento.

Los investigadores también demostraron que todos los ratones que fueron infectados, tratados y reinfectados fueron capaces de sobrevivir sin recaer.

Si bien aún es muy prematuro, los autores se entusiasman y sostienen que esta forma de tratamiento podría en un futuro ayudar a desarrollar una vacuna efectiva contra el cáncer.

Recomendaciones del editor