Agencia utilizó influencers para desprestigiar vacuna de Pfizer

Un grupo de influencers denunció haber sido contactado por una “misteriosa agencia de comunicación” que les ofreció dinero a cambio de publicar contenido en YouTube para desprestigiar la vacuna anti-COVID-19 de Pfizer.

Según el sitio Numerama, los influencers recibieron un correo electrónico llamado “Una campaña informativa”, donde se dejaba en claro que el objetivo era “hablar sobre las vacunas que se ofrecen a los europeos, en particular AstraZeneca y Pfizer”.

Sin embargo, una vez que las personas aceptaban participar, se les explicaba que la campaña buscaba denigrar el trabajo de Pfizer, en particular el desarrollo con tecnología ARN mensajero.

El lunes, el youtuber y divulgador científico Léo Grasset reconoció en Twitter que había sido contactado por una “extraña” empresa de comunicación que le ofreció un generoso pago para “destruir la vacuna de Pfizer en video”, en nombre de un cliente que siempre quiso permanecer en el anonimato.

Vacuna

Supuestamente los influencers contactados debían actuar y dar su punto de vista sobre la vacuna en videos que parecieran entregar consejos respecto a este tema.

Toda esta acusación ha despertado tal revuelo que autoridades francesas han tenido que salir a dar explicaciones.

“No sé de dónde viene, no sé si viene de Francia o del extranjero. Es pésimo, es peligroso, es irresponsable y no funciona”, comentó el ministro de salud francés Olivier Véran.

De acuerdo a una investigación de la radio Franceinfo, la enigmática agencia podría venir de Rusia.

“En un intercambio de correos electrónicos que Franceinfo ha podido consultar, la agencia de comunicación pide a otro influencer que afirme que los medios de comunicación ocultan información al público y que la Unión Europea ha favorecido la vacuna de Pfizer”, señala el medio.

“Estos mensajes están firmados por la agencia Fazze, que está domiciliada en el Reino Unido pero no está registrada en el país. Su dirección en Londres es falsa y sus pocos empleados, rusos o educados en Rusia, han ido borrando sus cuentas en las redes sociales desde que se conoció la noticia”.

Recomendaciones del editor