Review auriculares Beoplay H95: análisis y opinión

revision beoplay h95 bang olufsen 3

Review auriculares Beoplay H95: análisis y opinión

“Los mejores auriculares de Bang & Olufsen enamoran por su diseño y su avanzada tecnología , aunque no son tan completos como los convencionales.”
  • Diseño refinado
  • Materiales premium
  • Sonido excepcional
  • Cancelación de ruido excelente
  • Gran autonomía
  • Algo pesados
  • Costosos
PVS $933.00

La marca Bang & Olufsen celebra su 95 aniversario con un modelo de auriculares de diadema especial. La fórmula crea un dispositivo de lujo no extraña: mezcla diseño minimalista con materiales premium y todo su know how en audio. Los Beoplay H95 atesoran la calidad que esperas en este fabricante y en un producto de la gama alta suprema. Algunos artículos de este mismo rango deslumbran por su estética opulenta, pero se quedan atrás en tecnología. Esto no sucede con los mejores auriculares de la compañía danesa. No obstante, tampoco son tan completos como los más avanzados del mercado.

Diseño

Los Beoplay H95 desbordan sofisticación. La combinación de un diseño minimalista y todos los elementos premium (en su máxima expresión) da como resultado unos auriculares exquisitos a la vista. Las almohadillas que cubren el pabellón auditivo están forradas de piel de cordero, al tacto son muy agradables. Y un detalle que nos parece muy práctico: estas almohadillas son extraíbles (se adhieren mediante imán) para limpiarlas y reemplazarlas cuando estén deterioradas (y dejan a la vista los controladores).

Marta Villalba/Digital Trends

La almohadilla que amortigua el arco de la diadema es de tela por dentro y de piel de vacuno auténtica por fuera. Se complementa con un elegante marco de aluminio pulido, metal que también cubre la zona táctil de cada auricular. En el auricular derecho se encuentra el botón de encendido/apagado y activación de Bluetooth, así como la entrada jack de 3.5 mm y el puerto USB-C. En el izquierdo, el botón para activar el asistente de voz.

El estuche en el que vienen guardados, de aluminio, resulta también muy elegante y resistente. Con una forma rectangular, no es de los estuches menos voluminosos. Los auriculares se pliegan hacia dentro para que ocupen menos espacio. El diseño está cuidado hasta en los cables (uno para cargar el dispositivo y otro para conectar los auriculares a un teléfono con entrada jack) gracias a un recubrimiento textil.

Experiencia de uso

Los Beoplay H95 se sienten muy resistentes, pero con un peso de 323 gramos, nos han resultado un poco pesados, especialmente cuando los llevas puestos varias horas. Pesan unos 69 gramos más que los Sony WH-1000XM4 (254 gramos). Por momentos, también hemos sentido molestias en la cabeza por la zona de la almohadilla de la diadema.

Como peculiaridad, los Beoplay H95 vienen con una zona táctil para controlar la reproducción excepto para el volumen y la cancelación de ruido y el modo Transparencia (sirve para escuchar el entorno sin quitarte los auriculares). Estos ajustes se efectúan mediante unos anillos giratorios de aluminio con una textura rayada (el diseño se inspira en los anillos de enfoque de las lentes de las cámaras). Este sistema de dial está muy bien porque aporta certeza y precisión, aunque no te extrañes si a veces se te queda atrapado algún cabello en el caso de que lo tengas largo.

Los gestos con el dedo para realizar los ajustes de la zona táctil son muy sencillos, pero tal vez no siempre respondan como esperas. Muchas veces, cuando hemos querido saltar a otra canción, en vez de eso, se ha apagado la música. No es que no funcione la zona táctil como deba, sino que como vas a ciegas, los dedos no siempre se deslizan por donde deben para ejecutar la acción. Debes probar y probar hasta pillarle el truco (mejor deslizar el pulgar que otro dedo, al menos para nosotros) y aun así de vez en cuando no responden bien.

Lo único que hemos echado en falta en los Beoplay H95 es que una voz informe del nivel de batería cada vez que se conectan al teléfono o la tableta. Nos hemos acostumbrado a conocer este dato en otros auriculares y nos resulta una función tan práctica que nos parece ahora imprescindible.

Sonido y cancelación de ruido a la altura del diseño

Por dentro, los Beoplay están equipados con la prestigiosa tecnología de audio de Bang & Olufsen y el sonido es increíble, se escucha genial. Los cuatro micrófonos dedicados a captar la voz cumplen con su cometido en las llamadas. Una vez vinculados con la app Bang & Olufsen, te propone personalizar el sonido (relajado, firma, workout, podcast, commute, clear). Desde la aplicación puedes regular el nivel de cancelación de ruido y del modo Transparencia. Y también consultar el porcentaje de batería y ajustar el volumen.

La cancelación activa de ruido adaptable ajusta la frecuencia en función del entorno y, además, es posible ajustar uno mismo el sonido ambiente a nuestras preferencias sin necesidad de quitarse los auriculares, se puede hacer desde la app y desde el dial del auricular izquierdo. La cancelación de ruido es excelente. Lo hemos probado con un robot aspirador en marcha a potencia alta y se nota mucho la diferencia cuando la pones al máximo nivel o la quitas.

Autonomía para viajes muy largos

La autonomía de los Beoplay H5 es de las mejores, si no la mejor, que puedes encontrar ahora mismo en unos auriculares de diadema. Alcanza hasta 38 horas con la cancelación activa de ruido adaptable y hasta 50 horas sin ella. Eso supone mucho tiempo, así que tendrás música de forma ininterrumpida hasta en los vuelos más largos (incluye un adaptador para el avión). Para recargar la batería se tardan dos horas.

Conclusión

El diseño de los auriculares Beoplay H95 y sus accesorios está sumamente cuidado, y con unos materiales superpremium no defrauda como producto de lujo. A la vez, ofrecen una calidad de sonido, una cancelación de ruido y una autonomía dignos de un artículo de 800 euros (unos $933 dólares al cambio). En nuestro análisis, nos han pesado un poquito en la cabeza y los controles se nos han resistido más de lo deseable, pero esto no tiene por qué suponer un problema para ti. No es un producto tan completo como otros modelos de las marcas convencionales que cuestan la mitad. Le faltan algunos detalles (como informar por voz, que se pausen o apaguen cuando te los quitas, carga rápida…) pero muy probablemente puedas prescindir de ellos, si estás dispuesto a gastarte ese dinero. Es un precio esperable en este fabricante, aunque nos parece algo elevado por sus prestaciones.

Recomendaciones del editor