Skip to main content

DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Huawei P50 Pocket: un plegable perfecto difícil de vender

Huawei P50 Pocket: un plegable perfecto difícil de vender
PVS $1,800.00
“El Huawei P50 Pocket es un teléfono increíble en casi todos los aspectos, pero tiene dos puntos débiles que lo harán difícil de vender”
Pros
  • Diseño impecable
  • El pliegue de la pantalla no se nota nada
  • Rendimiento y batería de gama alta
  • La pantalla secundaria es muy útil
Cons
  • No tiene 5G
  • No tiene GMS
  • Su precio es muy elevado

Esperábamos con ansia una nueva incursión de Huawei en el mercado de los teléfonos plegables. Después de lanzar el año pasado el Mate X2 solo en China, el fabricante vuelve a la carga más allá de sus fronteras con el Huawei P50 Pocket, un dispositivo en formato de concha que llega a rivalizar con el Samsung Galaxy Z Flip 3.

Huawei ha sido uno de los fabricantes más poderosos del mercado y sabe muy bien lo que hace. Prueba de ello es este dispositivo cuya construcción es impecable y que además llega muy bien dotado en funciones. Eso sí, tendremos que prescindir de los servicios de Google en este dispositivo y pagar un precio bastante alto para obtenerlo.

¿Quieres saber por qué este teléfono es el mejor plegable que he probado y por qué creo que será difícil de vender? Te lo cuento todo a continuación.

El mejor diseño de un plegable hasta la fecha

Cuando analicé el Samsung Galaxy Z Flip 3 en agosto del año pasado dejé clara mi predilección hacia los dispositivos plegables en formato de concha frente a los que tienen diseño en forma de libro.

En este sentido, el Huawei P50 Pocket tiene una construcción impecable. Su bisagra es resistente, algo que se siente cuando abrimos y cerramos el teléfono. Además, al cerrarlo encaja perfectamente sin dejar ningún gap como sucedía con el Galaxy Z Flip 3. También es bastante ligero y se puede abrir con una sola mano sin problema.

Huawei P50 Pocket

El dispositivo tiene el lector de huellas dactilares en el lateral derecho, junto con un control de volumen, aunque también ofrece reconocimiento facial para desbloquearse. Cuando el teléfono estaba cerrado, la mayoría de las veces utilicé el sensor de huellas, ya que le reconocimiento facial tenía problemas para reconocerme. Con el teléfono abierto no había ningún problema en este sentido.

Desplegado, su pantalla de 6.9 ​​pulgadas y relación 21:9 es un poco más alargada que la de un dispositivo no plegable, pero la experiencia de uso es idéntica. El panel tiene un pliegue, pero este es muy sutil, y desde la mayoría de los ángulos ni siquiera te darás cuenta de que existe. De hecho, si pasas el dedo por encima apenas notarás un ligero surco, casi imperceptible.

Asimismo, el panel es lo suficientemente brillante como para usarlo bajo la luz solar directa, tiene muy buenos ángulos de visión y responde con rapidez a los toques.

Por otro lado, la pantalla secundaria OLED de 1.04 pulgadas es una verdadera delicia. Desde ella podemos gestionar diferentes tareas como el reproductor de música, el calendario, consultar el tiempo o las notificaciones. Sin embargo, lo que marca la diferencia con otros modelos similares es que desde este display secundario podemos hacer fotos y videos con la cámara principal. Resulta un poco raro al principio, pero me parece un extra excelente.

Rendimiento, software y autonomía

El Huawei P50 Pocket llega con un procesador Snapdragon 888 más 256 GB de almacenamiento interno y 8 GB de memoria RAM. Con estos datos se sobrentiende que no le falta ni pizca de potencia. Y en efecto, el teléfono fluye y responde como el gama alta que es.

El inconveniente es de nuevo el veto al que el fabricante está sometido, pues esto nos hace prescindir de conectividad 5G y de los servicios de Google que incluyen aplicaciones como Gmail, YouTube, Google Maps y Google Drive. Esto, como siempre, es un inconveniente de cara a ponerlo en venta, pues a pesar de que el teléfono es completamente funcional, para muchos usuarios es un reto al que no se quieren enfrentar.

Huawei P50 Pocket

La mayoría de aplicaciones populares como Instagram, Facebook o Twitter funcionan perfectamente en el dispositivo y aunque estas aplicaciones no están disponibles en AppGallery, Huawei tiene una solución conocida como Petal Search, que dirige la búsqueda de la aplicación a fuentes confiables como APK Mirror, APK Pure o, si está disponible, la fuente oficial de descarga.

El Huawei P50 Pocket funciona con EMUI 12 sobre Android en lugar de HarmonyOS. Si bien aún no sabemos con exactitud por qué Huawei no incorpora su sistema operativo que tanto tiempo le ha llevado desarrollar en sus teléfonos, utilizar EMUI 12 sobre Android nos da una experiencia conocida que puede ser un reclamo de los clientes.

Por otro lado, la batería es de 4,000 mAh y con ella hemos tenido una excelente duración gracias a los sistemas de optimización del fabricante. En un día largo de uso exhaustivo (16 horas) conseguí llegar al final con el P50 Pocket con una carga de 15 por ciento.

Cámaras

La fama de Huawei en el campo de la fotografía no es un asunto baladí, y en este Huawei P50 Pocket lo vuelve a demostrar. El teléfono cuenta con una cámara principal  de 40 MP, una ultra gran angular de 13 MP y una hiperespectral de 32 MP que ayuda al teléfono a producir tomas con más profundidad e información de imagen.

Con buena luz la cámara principal del P50 Pocket es capaz de producir tomas con colores vibrantes y buen nivel de nitidez. En el caso de condiciones de poca luz o con el modo nocturno activado, las imágenes son buenas, mejores que en otros modelos, pero no son increíbles quizá por la falta de estabilización de imagen.

Si queremos hacer selfies tenemos la opción de usar la cámara frontal que se encuentra en la pantalla con 10.7 MP o cerrar el teléfono y usar el lente principal desde la pantalla secundaria. Esta segunda opción es más complicada de ejecutar, pero los resultados son infinitamente mejores, pues los que nos deja la cámara frontal como tal no son demasiado buenos.

Conclusión

El Huawei P50 Pocket es un teléfono increíble en casi todos los aspectos, pero tiene dos puntos débiles que lo harán difícil de vender. Es un dispositivo muy pero muy bien construido, con una pantalla y rendimiento impecables y una duración de batería a prueba de “heavy users”

Sin embargo, su precio de 1,599 euros ($1,800 dólares al cambio) y la carencia de 5G y servicios de Google pueden convertirlo en un producto excelente muy complicado de vender en mercados donde hay mucha competencia. En comparación, el Galaxy Z Flip 3 tiene algunas limitaciones de diseño, pero cuenta con todo lo que le falta al teléfono de Huawei y su precio es $700 dólares menor.

Recomendaciones del editor