Review auriculares LG Tone Free: análisis y opinión

revision lg tone free 2

Review auriculares LG Tone Free: análisis y opinión

“La limpieza es una función única y probablemente accesoria para la mayoría. Nos quedamos con su comodidad y su notable sonido y nos gustan pese a sus rebeldes controles táctiles.”
  • Ajuste cómodo en las orejas
  • Buen sonido
  • Autodesinfección UV
  • Estuche manejable
  • Carga rápida
  • Resistencia al agua IPX4
  • Controles táctiles no siempre responden
  • Sin cancelación de ruido

Como consecuencia de la pandemia, están en auge los dispositivos para desinfectar espacios u objetos, algunos de lo más curiosos (pasando por las mascarillas inteligentes) y muchos nuevos electrodomésticos, entre ellos varios de LG, ya sea a través de sistemas de filtrado de aire, vapor o luz ultravioleta.

En relación a esta última tecnología, la compañía coreana también la ha integrado en los auriculares LG Tone Free, los cuales lanzó cuando la enfermedad del coronavirus todavía no era conocida. Por lo mismo, se trata de un modelo único en el mercado, y supone el estreno de LG en segmento en el que la inmensa mayoría de las marcas tecnológicas se están apuntando.

Un estuche con UV y muy cómodo para un bolsillo

LG Tone Free (HBS-FN6) se parecen (mucho) en diseño y tamaño a los AirPods Pro. Como estos, hasta vienen con las almohadillas de goma para encajar mejor en las orejas, en tres tamaños diferentes para que les pongas las que más se adapten a ti. Con esta forma y su bajo peso, resultan cómodos de llevar, incluso por varias horas. Los hemos probado para practicar ejercicio físico y no se nos han salido de las orejas (aguantan el sudor sin problemas gracias a la certificación IPX4). Tanto los auriculares como el estuche están fabricados con un material de plástico brillante similar a los de Apple. La forma del estuche, sin embargo, es distinta. En este caso es circular y plana, como si fuera una píldora gigante. Por eso y por sus dimensiones pequeñas, se guarda muy cómodamente en el bolsillo de un pantalón, apenas abulta.

Marta Villalba/Digital Trends

Como mencionamos anteriormente, esta cajita no solo sirve para guardar los auriculares y cargarlos, también para desinfectarlos con un sensor de luz LED ultravioleta. LG dice que reduce en un 99.9 por ciento las bacterias si se dejan diez minutos expuestos a esta luz y que se obtiene una limpieza total en la parte de los auriculares cercana a los conductos auditivos. Esta luz, que se enciende cuando los introduces en su sitio y se apaga cuando los sacas, es de color azul.

La reproducción de música y las llamadas se controlan mediante toques en una zona táctil. Viene configurado para subir y bajar el volumen y finalizar llamadas con dos pulsaciones, pausar música y atender llamadas con una y cambiar de canción con tres. Y a diferencia de otras apps vinculadas a este tipo de dispositivos, desde la de LG Tone Free es posible cambiar el número de toques asignados a cada acción según las preferencias del usuario.

Funciones a tener en cuenta

Estos controles táctiles son increíblemente sensibles al tacto y responden bien para parar la reproducción, atender llamadas y poner o quitar el sonido ambiente, no tanto para el resto (al menos al principio). Como suele suceder, uno se familiariza poco a poco con los controles, y aun así no siempre responden como esperas. Si te cuesta subir y bajar el volumen, puedes utilizar el botón del teléfono o la barra de la app. Para cambiar de canción recomendamos configurarlo con un toque en vez de tres que es el número predeterminado en la app. Cuando te los ajustas en la oreja para colocártelos mejor, por ejemplo mientras entrenas, lo entiende como un toque de ajuste sin serlo, así que a veces puedes pausar la reproducción involuntariamente. La solución para que esto no pase: bloquear el panel táctil desde la app.

La aplicación de LG para auriculares, aparte de permitir regular el volumen, mostrar el porcentaje de batería y las funciones que os hemos contado ya, incluye una opción muy práctica y probablemente odiosa, a veces. Nos referimos a la posibilidad de configurar la función de notificación de mensajes mediante voz. Esto está genial cuando estás entrenando y quieres enterarte de todos los mensajes que recibes sin sacar el teléfono del bolsillo o cuando estás esperando precisamente uno en concreto. Pero tener activada continuamente esta función también puede llegar ser muy molesta si recibes muchos mensajes porque interrumpe la reproducción.

Si eres de los que siempre andas buscando algo (llaves, teléfono, gafas, cartera, auriculares…), este modelo es para ti, ya que tienen la función de “Encontrar mis auriculares”. Al activarla cada auricular suena si está en el rango del bluetooth. También te dice sobre el mapa en qué ubicación se encuentran.

Sonido sí, cancelación no

En este apartado, los Tone Free apuntan alto con la tecnología del fabricante británico especializado en audio Meridian (integrada también en autos como los Jaguar o algunos Land Rover). El audio es bueno, tanto la música como las llamadas se escuchan con claridad y dan ganas de ponérselos. Para los melómanos que buscan personalizar las frecuencias, desde la app se facilitan ajustes de ecualizador. Inmersivo, aumento de bajos, natural y aumento de agudos ya vienen predeterminados y, además, es posible crear y jugar con tus propios ajustes mediante barras deslizantes para seleccionar escalas.

Marta Villalba/Digital Trends

A contracorriente de la moda de incorporar la cancelación de ruido, los Tone Free no la traen. Sí que tienen una función para escuchar el sonido ambiente, que se enciende o apaga desde la zona táctil pero la verdad es que no notamos nada cuando cambiamos de uno a otro estado.

Autonomía y carga

¿Cuántas horas de música proporcionan? Teóricamente seis, en la práctica no se acerca a ese número. Según nuestras pruebas, dan para poco más de cuatro horas y media, un tiempo que no destaca ni tampoco es de los peores. Sí que viene con carga rápida: sobre el papel con solo enchufarlos cinco minutos dan para una hora de autonomía. Para que no te dejen colgados, los auriculares avisan por voz con más de una hora de antelación que la batería se está agotando (e insiste varias veces). Una diferencia con otros a la hora de recargarlos es que, en el estuche, indica el nivel de carga con luces de distintos colores (carga baja con menos del 20 por ciento, en rojo, media en violeta y más del 80 por ciento azul).

Conclusión

Por 149 euros esperábamos un poquito más de batería, y no nos parece elevado teniendo en cuenta el audio y todo lo que incluye en software, con pequeñas funciones muy prácticas y muy poco vistas en otros auriculares. En este importe entra también que sea un modelo capaz de autolimpiarse, algo que no te dan otros modelos y que siempre viene bien para el cuidado del oído, aunque tampoco lo vemos determinante para comprarlos o no, ano ser que sea una prioridad para ti. Más que la desinfección valoramos que sean muy cómodos de llevar puestos, su destacado sonido y lo completa que es la app. Aunque cuesta más de lo deseable manejar los controles táctiles y esto supone un obstáculo para obtener una experiencia de usuario fluida al cien por cien.

En este rango de precio, los Tone Free compiten con el modelo que analizamos recientemente, Sony WF-XB700, y por poco más dinero con los primeros AirPods de Apple, Huawei Free Buds Pro y los Jabra Elite 75 t que también pasaron por nuestras manos, o mejor dicho, orejas.

Recomendaciones del editor