Noticias

Coronavirus llena las redes de fake news y pone en jaque a Apple

Facebook, LG y la producción de iPhone en alerta por el Coronavirus

Las cifras alrededor del Coronavirus hace días que dejaron de ser auspiciosas, ya que últimos reportes indican que al menos 106 son los muertos oficialmente por la enfermedad y más de 4,500 personas están contagiadas. Eso además de la rápida expansión mundial, desde Estados Unidos, pasando por Europa e incluso se reportaron casos sospechosos en Perú y Ecuador.

Lo cierto es que todas las actividades sociales y económicas están viéndose seriamente afectadas por el virus de Wuhan, y la tecnología no está ajena a esta actualidad.

Facebook retira a sus trabajadores de la zona

Una de las empresas que está tomando medidas concretas es Facebook. La compañía de Mark Zuckerberg comenzó a restringir los viajes a China de parte de sus trabajadores, mismo razonamiento que han ocupado LG en su matriz de Corea del Sur y el gigante de hardware Razr.

De hecho esta última ha aconsejado a sus trabajadores hacer sus funciones desde sus casas.

 “Nuestra compañía ya ha estado restringiendo los viajes y aconsejando a los empleados que trabajen desde casa”, dijo el lunes 27 de enero un portavoz de Razer.

Apple ve comprometida la fabricación de iPhone

Otros que también están sacando cálculos poco alegres con la expansión del Coronavirus son los amigos de Apple, ya que según reporta Nikkei Asian Review, la producción masiva de iPhone y otros dispositivos de la compañía verían mermada su fabricación.

En principio los de Cupertino querían que sus proovedores chinos fabriquen hasta 80 millones de iPhones en el primer semestre de 2020, cifra un poco irreal pensando el escenario actual.

Fake news a la orden del día

Pero otro aspecto muy preocupante es como las redes sociales se están llenando de desinformación y teorías absolutamente descabelladas sobre el contagio del virus de Wuhan.

En Australia particularmente, donde ya se han reportado cuatro casos, campañas en Twitter y Facebook hacen un llamado a dejar de consumir cierto tipo de alimentos chinos e incluso de otros países de Asia.

Estos alimentos incluyen carne de wagyu y Yakult (que son japoneses), bocadillos Nongshim Onion Ring (coreano), fideos instantáneos Mi Goreng (indonesio), té helado con sabor a durazno Lipton (hecho y embotellado en todo el mundo), galletas de la fortuna, dos variedades de arroz y Red Bull (“chino” y “normal”).

Por suerte, la publicación ha sido desacreditada repetidamente por el Departamento de Salud de Nueva Gales del Sur.

Recomendaciones del editor