Con el servicio Amazon Wardrobe, puedes medirte la ropa que quieras en casa

Todos hemos sentido la frustración de recibir emocionados una prenda de vestir que hemos comprado por Internet pero que al probarla no nos queda buena o simplemente no favorece nuestra figura. El hecho de que cada marca tenga patrones diferentes para las mismas tallas también contribuye a la renuencia de muchos a comprar ropa por internet. Amazon parece lista a apuntar hacia estos escépticos con su nuevo servicio Prime Wardrobe.

El gigante del comercio electrónico anunció en el 2017 que estaba probando un servicio en beta llamado Amazon Wardrobe que te dejará probar sin costo alguno, varias prendas antes de que decidas qué vas a comprar. La nueva oferta de la empresa parece ser una respuesta a los pedidos de los “fashionistas”.

El 20 de junio, la empresa anunció que el servicio ya sale de su fase beta y estará disponible en los Estados Unidos para los miembros Prime. Para usar el servicio, los clientes tienen que seleccionar entre tres y 15 artículos de las categorías de ropa, zapatos y accesorios. Amazon enviará las prendas y el cliente tiene siete días para decidir qué devuelve y qué compra. Para las devoluciones, el minorista incluirá una caja con sello nuevo y etiqueta de UPS. Los compradores tienen la opción de pedir a UPS que recoja el paquete, que pueden dejar en la puerta de su casa, o llevarlo directamente a una de las oficinas del servicio de envío.

Los clientes no tendrán que pagar nada durante el periodo de prueba, solo cuando decidan qué prendas conservarán. La modalidad también ofrece descuentos. Si el usuario decide comprar tres o cuatro prendas de las que se probó, recibirá un descuento del 10%. Si decide quedarse con cinco o más, recibirá un descuento del 20%. Además, habrá selección de prendas y accesorios para todo tipo de personas: mujeres, hombres, niños y bebés

El servicio estará disponible sin costo adicional para los miembros del programa Prime de Amazon, por el que los usuarios pagan $120 dólares al año.

La ofensiva en el sector de confecciones fue anunciada el año pasado por el minorista apenas unos días después de dar a conocer su acuerdo para comprar la cadena de supermercados de gama alta Whole Foods por $13.700 millones de dólares. Y así como transformó el mundo de las editoriales de libros, Amazon parece dispuesta a transformar la industria de las confecciones y la moda. Grandes cadenas como Macy’s y JC Penney han sufrido últimamente por la competencia de minoristas en línea y el servicio de Amazon es una nueva amenaza.

Según Cowen & Co, una firma de Wall Street,  la participación de Amazon en el mercado de ropa de Estados Unidos se estima en 6.6% con la posibilidad de que crezca a 16.2% para 2021.

Servicio disponible en 

amazon wardrobe