Magnate chino de los videojuegos muere envenenado

El empresario y magnate chino Lin Qi, fundador y director del estudio de videojuegos Yoozoo, murió el pasado 25 de diciembre a causa de un posible envenenamiento, según apuntan medios locales.

Lin Qi era poseedor de una fortuna cercana a los $1,000 millones de dólares, amasada en buena medida gracias al éxito del videojuego de rol en línea League of Angels, que goza de gran popularidad en China. El estudio también lanzó un videojuego de estrategia para navegadores basado en la serie Game of Thrones.

El magnate de los videojuegos Lin Qi murió envenenado el 25 de diciembre 2020

Los detalles sobre la muerte del empresario son escasos, sin embargo, reportes de la policía de Shanghái recogidos por la BCC señalan que Qi se internó en un hospital tras una serie de malestares previo a su muerte. El viernes, el empresario fue hallado muerto.

La policía apunta como principal sospechoso a un empleado de la compañía llamado Xu Yao, quien dirige la división de producción cinematográfica de Yoozoo y que presuntamente dio al empresario un té envenenado.

El estudio fue fundado en 2009, cuando la industria de los videojuegos atravesaba una transformación que dio una mayor importancia de mercado a los dispositivos móviles.

Luego de una serie de lanzamientos exitosos que incluye títulos como League of Angels, Magerealm y Game of Thrones: Winter is coming, Yoozoo se convirtió en uno de los estudios y distribuidores de videojuegos más importantes de China.

Tras sus exitosos lanzamientos, la compañía adquirió los derechos para crear una película de la novela china de ciencia ficción Remembrance of Earth’s Past, del escritor Liu Cixin y conocida en este país asiático como Three-Body Problem.

La novela tiene entre sus adeptos al expresidente Barack Obama y al fundador de Facebook Mark Zuckerberg.

Apenas en septiembre pasado, Yoozoo acordó con Netflix producir una serie basada en las novelas.

Recomendaciones del editor