Exempleado de Google, a prisión por robar secretos de Waymo

“Este es el mayor crimen de secretos comerciales que he visto”, afirmó el juez federal de San Francisco, William Alsup, poco antes de juzgar a 18 meses de prisión a un exingeniero de Google.

Anthony Levandowski fue sentenciado por robar información confidencial de la unidad de automóviles autónomos de la compañía, Waymo, meses antes de cambiarse a trabajar a Uber en enero de 2016.

De acuerdo con la información publicada por BBC News,  Levandowski se llevó más de 14,000 archivos de Google en su computadora personal, documentos que luego ocupó cuando lideró el proyecto Robocar de Uber, de donde sería despedido en 2017.

Levandowski, quien fue miembro fundador del proyecto de vehículos autónomos de Google, Waymo, esperaba de la justicia una sentencia de 12 meses de arresto domiciliario, argumentando que sufría de neumonía y que podía morir de coronavirus en la cárcel.

Pero no fueron buenas razones para el juez Alsup, quien afirmó que una sentencia no privativa de libertad sería “una luz verde para que los futuro ingenieros brillantes robaran secretos comerciales”.

Así, dictaminó que Levandowski deberá ingresar a la prisión una vez que la pandemia de COVID-19 alcance su punto máximo.

Los fiscales recomendaron una sentencia de 27 meses, así como el pago de más de $850,000 dólares.

En un comunicado, Anthony Levandowski, quien ahora dirige la compañía de camiones autónomos Pronto, señaló: “Hoy llegamos al final de este proceso de tres largos años y es el comienzo de otro extenso camino por delante”.

Según sus propias afirmaciones durante el juicio, se habría desilusionado de Google y esto lo impulsó a crear su propia empresa de camiones autónomos, de nombre Otto, la que Uber posteriormente adquirió por $680 millones de dólares.

Por este negocio, Levandowski mantiene una demanda en contra de Uber por $4.1 billones (4,100 millones) de dólares.

Recomendaciones del editor