Skip to main content

Prisión para ex ejecutivos de eBay que acosó a una pareja

Un importante precedente judicial puede marcar la sentencia contra Jim Baugh y David Harville, dos ex ejecutivos de seguridad de eBay, que fueron condenados a 57 y 24 meses de prisión, por intimidar y acosar a una pareja de Massachusetts.

Todo por que David e Ina Steiner criticaron en 2019 en el boletín EcommerceBytes, las políticas comerciales de eBay, lo que les valió amenazas y entregas a domicilio perturbadoras de parte de la gente de la compañía.

La extensa campaña de acoso de Baugh y Harville a la pareja, involucró el envío de cucarachas a la pareja, una corona funeraria y una máscara de cerdo sangrienta de Halloween.

La jueza federal de distrito Patti Saris, quien impuso la sentencia durante las audiencias en Boston, lo calificó como un esquema «difícil de imaginar» impulsado por una «cultura tóxica» en la compañía de comercio electrónico de Silicon Valley.

«Fue extremo e indignante», dijo Saris a Reuters.

Ordenó a Baugh, ex director senior de seguridad y protección de eBay, y Harville, su ex director de resiliencia global, que también paguen multas de $ 40,000 y $ 20,000, respectivamente, después de declararse culpables de cargos relacionados con el acoso cibernético.

«Como agentes de eBay, hicieron de nuestras vidas un infierno», dijo David Steiner al juez.

Los fiscales dijeron que los altos ejecutivos consideraron que el boletín era crítico con eBay, y en agosto de 2019, el entonces director ejecutivo Devin Wenig le envió un mensaje de texto a otro ejecutivo diciéndole que era hora de «derribarla», refiriéndose a Ina Steiner.

Bajo la dirección de Baugh, los Steiner recibieron mensajes anónimos y acosadores de Twitter, correos electrónicos extraños y entregas a domicilio no deseadas como arañas y un libro sobre cómo sobrevivir a la pérdida de un cónyuge, dijeron los fiscales.

Dijeron que otros empleados de eBay involucrados incluyeron a Harville, a quien Baugh reclutó con un contratista para una «operación» para vigilar a los Steiner e intentar sin éxito instalar un GPS en su automóvil.

Recomendaciones del editor