Skip to main content

DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Chivo Wallet: historia de un fracaso anunciado en El Salvador

En septiembre de 2021, El Salvador se convirtió en el primer país en adoptar el bitcoin como moneda de uso legal.

A pesar de que algunas instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) manifestaron públicamente sus preocupaciones sobre los riesgos en las políticas públicas del país al entrar al juego las criptodivisas, Nayib Bukele, el presidente de El Salvador, prometió la llamada “Bitcoin City”.

Este proyecto planea ser una ciudad sin impuestos donde se podrá utilizar dicha criptomoneda. “¿Qué tendrá Bitcoin City? Tendrá todo: residencias, comercios, servicios, museos, bares, restaurantes, aeropuerto”, dijo Bukele.

El presidente Bukele de El Salvador anuncia la Bitcoin City
Getty Images

Sin embargo, el arriesgado plan aún no ha dado los resultados esperados, además de que el mandato ha sido foco de críticas por la falta de transparencia, confianza y seguridad que ofrecen las inversiones estatales en criptomonedas.

Ahora, ¿por qué el plan no ha ido como esperaba Bukele? Desde el 7 de septiembre, el gobierno salvadoreño ha adquirido al menos 1,391 bitcoins con fondos estatales, según Bloomberg. Y si ha conservado esas criptodivisas, considerando que el bitcoin ha disminuido su valor en 40 por ciento desde principios de noviembre, Bloomberg estima que el gobierno ha sufrido una pérdida de 14 por ciento, lo que equivale a $11 millones dólares.

“Con el precio actual del bitcoin, el gobierno debería haber perdido mucho dinero. Y aunque el valor vuelva a subir dentro de unas semanas o meses, esto no cambia el alto riesgo especulativo al que el país está expuesto”, dijo a DW Christian Ambrosius, politólogo y experto en Centroamérica de la Universidad Libre de Berlín.

Al devaluado bitcoin se le suman los problemas que han enfrentado los usuarios de la criptomoneda y la Chivo Wallet. Esta es “una billetera electrónica creada por el gobierno de El Salvador para realizar pagos en dólares o en bitcoin”, dice su sitio web, la cual se puede descargar como aplicación en dispositivos móviles iOS y Android.

El problema es que en las últimas semanas una serie de personas han denunciado en Twitter que el saldo en bitcoins que tenían en la aplicación Chivo Wallet ha desaparecido, con montos que van desde $100 hasta $16,000 dólares. Según varios de los denunciantes, las transacciones irregulares están a nombre de Chivo S.A de C.V, que es la empresa desarrolladora de la aplicación.

Hilo con algunos afectados por la Chivo Gualet.

1- $16,000 pic.twitter.com/EC3hehXKDz

— El Comisionado (@_elcomisionado_) December 18, 2021

A raíz de ello, el gobierno salvadoreño ha sido cuestionado sobre su capacidad de cuidar el dinero de los usuarios y el control que puede tener para intervenir en sus billeteras digitales. Sin embargo, se dice que probablemente se deba a errores de la aplicación o ataques cibernéticos más que a un control gubernamental.

Fabricio Tota, director de Mercado Bitcoin, una plataforma brasileña que ofrece servicios de intermediación para la compra y venta de criptomonedas, dijo a DW: “Hay un dicho en cripto: ‘No son tus llaves, no son tus monedas’. Chivo es un monedero de custodia. Eso significa que las claves de seguridad de bitcoin son controladas por el desarrollador de Chivo: el gobierno salvadoreño”.

“Así que sí, es técnicamente posible iniciar una transacción como si esta fuera legítima. Pero no podemos afirmar lo que está sucediendo en torno a estos rumores. Son solo posibilidades”, agregó Tota.

De hecho, eso es uno de los puntos que alejan a la gente de utilizar Chivo Wallet. Los usuarios de esta billetera digital no pueden verificar las transacciones de bitcoins directamente en su red, ya que dependen servidor de Chivo para conocer sus antecedentes.

Como dice CriptoNoticias, los usuarios de Chivo “no son custodios de sus monedas. Los salvadoreños que usan Chivo no tienen acceso a las llaves privadas de su wallet, lo que supone riesgo de pérdida de fondos y también de privacidad, pues dependen de la plataforma para conocer datos importantes, desde sus saldos hasta el historial de transacciones”. Además, el historial de transacciones solo muestra el monto y la fecha cuando se realizó una, pero no la hora y otros detalles relevantes.

Por otro lado, Ambrosius comenta que no cree que “haya habido una manipulación por parte del gobierno, porque el daño a su imagen sería muy grande”. Para él, se trata de un tema de “averías técnicas o errores de sistema debido a la brevedad del plazo de introducción de la aplicación Chivo y los retos técnicos que conlleva. También es concebible que los ataques externos (piratería informática) sean responsables de la desaparición de los fondos”.

Un celular con la aplicación Chivo Wallet abierta, la billetera digital salvadoreña para realizar pagos con bitcoins.

De cualquier manera, Bukele no se ha manifestado sobre estas denuncias, por lo que los cuestionamientos en cuanto a la transparencia gubernamental han aumentado. Tampoco se sabe cuánto y cómo paga por las criptodivisas ni dónde se encuentran.

En septiembre de 2021, la prensa local reveló que el gobierno de Bukele usaba fondos públicos para subsidiar a dos empresas privadas de gasolina por medio de Chivo SA. de CV. En ese momento, para incentivar el uso de la aplicación estatal, Bukele ofreció $30 dólares por registrarse en la aplicación (que incluye la entrega de datos biométricos) y una rebaja en el precio del combustible para los usuarios que utilizaran la Chivo Wallet y pagaran con bitcoins.

Sobre esto, Ambrosius dijo que “es problemático porque, a través de Chivo, el dinero público se da como forma de subvención solamente a determinadas gasolineras privadas, lo que contradice el principio de igualdad de trato y transparencia en el uso del dinero público. Sin embargo, Bukele tampoco ha mostrado mucho interés por la transparencia presupuestaria y la responsabilidad del gasto público”.

Símbolo de bitcoin en color dorado sobre la placa base de un ordenador.

A pesar de la mala reputación, los cuestionamientos y la presión de otros organismos por acabar con el proyecto del bitcoin en el país, el gobierno salvadoreño no tiene ninguna intención de detener sus planes respecto al bitcoin.

A finales de enero, el FMI instó a El Salvador que elimine el bitcoin como moneda de uso legal; afirma que la implementación de la criptomoneda es un peligro para “la estabilidad financiera, la integridad financiera y la protección del consumidor, así como posibles contingencias fiscales”.

Sin embargo, Alejandro Zelaya, el ministro de Hacienda, dijo que el proyecto de implementar la criptomoneda continuará y que en los primeros 15 días de marzo el gobierno comenzará a emitir bonos de bitcoin para atraer a inversionistas extranjeros. “Estamos tomando todas las salvaguardas. Hay regulación para la emisión de los bonos. Se han medido todos los riesgos y se ha trabajado en cada uno de ellos para minimizarlos”, afirmó el ministro.

Recomendaciones del editor