Skip to main content

Roost podría salvar tu casa de grandes problemas

El verano pasado, anunciamos la existencia del Roost Smart Water and Freeze Detector, un aparato inteligente para la casa que te ayuda a ahorrar agua y dinero.

Ahora, durante la conferencia CES que se está desarrollando en Las Vegas, Roost anunció que su servicio está en pre- orden.

Relacionado: Bienvenidos a la casa inteligente equipada con $1.2 millones de dólares en tecnología

Si te diriges a GetRoost.com, podrás comprar uno de estos detectores por $50 dólares. Y ya que Roost afirma que podría ahorrar a sus dueños y compañías de seguro hasta 8 billones de dólares anuales (8,000 millones) en pérdidas de agua y otros reclamos, el precio es realmente una ganga.

A pesar de que Roost ha estado presente en la casa inteligente desde hace algún tiempo mediante sus baterías inteligentes y alarmas de humo, la empresa está expandiendo sus productos, que se pueden conectar entre sí a través de una red Wi-Fi

El Roost Smart Water and Freeze Detector es uno de los mejores ejemplos de su expansión. Tiene un sensor de fugas de agua que te envía una notificación a tu celular mediante su aplicación cada vez que se identifica una.

Viene también con un sensor de temperatura y humedad. Los usuarios pueden utilizar la aplicación para controlar la temperatura y la humedad y puedes permitir que otros miembros de tu familia controlen el dispositivo.

Lo más importante de Roost es que protegerá los hogares de hongos y otros daños causados por la humedad y el agua. También protege de daños hechos a los tubos por el congelamiento del agua.

“Nos emociona presenta el Roost Smart Water and Freeze Detector con el fin de expandir nuestras habilidades para proteger a nuestros consumidores”, afirma Roel Peeters, CEO y co fundador de Roost.

“Nuestra tecnología es única y entrega información con soluciones que son asequibles y fáciles de emplear. Las notificaciones y alertas están hechas para que los consumidores puedan prevenir daños más grandes en su hogar e incluso la pérdida de la casa” añade Peters.

Recomendaciones del editor