Las bocinas inteligentes, el nuevo juguete de los estadounidenses en 2018

amazon alexa
La Asociación de Tecnología del Consumidor (CTA, por sus siglas en inglés) ha publicado un interesante informe que revela que el 44% de los adultos de los EE. UU. planea comprar una bocina inteligente este 2018. El informe también demuestra que los dispositivos inteligentes son cada vez más populares, con el 70% de los actuales propietarios de productos inteligentes para el hogar dándoles un uso diario, y un 89% manifestándose muy contentos con estos productos.

Amazon Echo

Con esta nueva información en mente, en Digital Trends analizamos nuestra propia cobertura del mercado de bocinas inteligentes para encontrar más preguntas que valga la pena responder.

¿El mercado se está diversificando más rápido que la demanda?

El interés en estos dispositivos alcanza ahora mismo a aproximadamente el 44% de los 325 millones de estadounidenses. Incluso si descontamos a niños y adolescentes, son más de 100 millones los que están pensando en comprar una bocina inteligente este año. Se trata de un mercado asombroso y no es de extrañar que los fabricantes se lancen de lleno.

Pero lo cierto es que existe una asombrosa variedad de dispositivos que los consumidores pueden considerar y seleccionar. La mayoría de ellos ya están familiarizados con Amazon Alexa y Google Assistant, pero la cantidad de dispositivos que pueden emplear estos asistentes digitales está creciendo a un ritmo vertiginoso. A día de hoy, los consumidores pueden elegir entre:

Y estamos seguros de que se nos olvida alguno. El mercado relativo a los hogares inteligentes generalmente enfrenta los desafíos comunes a cualquier tecnología emergente, incluido el conocimiento deficiente del consumidor o la falta de familiaridad. Uno tiene que preguntarse si los consumidores, especialmente las generaciones mayores que acuden a las tiendas minoristas “físicas” para que les aconsejen sobre la tecnología, pueden mantenerse al día con el ritmo de la innovación en el mercado de bocinas inteligentes.

Joe Branca, analista senior de Strategy Analytics, comentó recientemente que “los fabricantes están todavía en modo de experimentación en lo relativo a determinar qué combinación de características, tamaños y precios desencadenará una adopción masiva de bocinas inteligentes en el mercado. Por supuesto, es poco probable que haya una solución única para todos, dada la amplia variedad de presupuestos del consumidor, la expectativa de la calidad de audio y la preferencia por un determinado asistente virtual. Por el contrario, los consumidores optarán por colocar bocinas inteligentes en habitaciones específicas de sus hogares en función de la combinación de características adecuadas para su uso en aquel espacio”.

El costo de la tecnología, ¿es lo más importante para los consumidores?

Curiosamente, la CTA también ha descubierto en su estudio que el costo es la principal barrera de compra entre los propietarios de tecnología de hogares no inteligentes, con un 60% de los encuestados diciendo que el costo era un factor importante.

Google Home Mini

Es una gama muy amplia, actualmente dominada por fabricantes que están dispuestos a bajar los precios. En la reciente temporada festiva, los fabricantes de bocinas inteligentes las promocionaron por debajo del límite de los $30 dólares. El precio seguirá marcando la diferencia, especialmente a medida que determinada empresa de tecnología —con una manzana mordida por símbolo— se meta en la pelea con un dispositivo que cuesta casi $350.

¿Quién domina el mercado de las bocinas inteligentes?

El Google Home Mini puede habernos robado el corazón el año pasado, pero no cabe duda de que Amazon es el campeón cuando se trata de bocinas inteligentes. Un informe de Q4 publicado por Strategy Analytics demostró que Amazon está ganando la guerra de las bocinas inteligentes. La compañía proyectó que Amazon Alexa representaba el 68% de todas las bocinas inteligentes que estaban en los hogares a finales del 2017. Esto incluye al famoso Echo, cuya fama y precio competitivo lo convirtieron en un regalo muy popular las pasadas navidades. Además, cada vez hay un número más amplio de productos creados por terceros que usan el asistente digital de Amazon.

¿En qué parte del mundo está el HomePod de Apple?

Finalmente, no hay forma de abordar el mercado de bocinas inteligentes de 2018 sin mencionar al HomePod de Apple.

Apple HomePod

El 17 de noviembre, Apple anunciaba que retrasaba la fecha de lanzamiento de su bocina de $349 —inicialmente pensada para debutar en diciembre— hasta el 2018. Al parecer, Apple necesitaba un poco más de tiempo para perfeccionar el sistema inteligente de Siri, que competirá con Amazon Alexa y Google Assistant cuando llegue al mercado. La compañía ciertamente tiene recursos, con docenas de productos compatibles (HomeKit) en su sitio web. Queda por ver si el gigante de Cupertino puede enfrentarse cara a cara con Amazon, dado que la empresa de Jeff Bezos no sólo tiene la ventaja de la omnipresencia, sino que además domina —y con claridad— el mercado con su popular Echo Dot, y a un precio más que razonable.

¿Qué hacen los fabricantes con tus datos?

Aceptado ya el argumento de que los estadounidenses están adoptando las bocinas inteligentes a un ritmo récord, una de las preguntas que surge es: ¿qué hacen compañías como Amazon y Google con todos nuestros datos? La cuestión de la administración basada en la relación con los clientes (CRM como se le conoce en EE.UU.) y la forma en que los datos recabados por las bocinas inteligentes podrían afectar esas relaciones, es una gran pregunta. Otra pregunta es si los gigantes tecnológicos como Google y Amazon compartirán esa información.

“En este momento, estamos en una etapa temprana, un poco salvaje”, dice Kees Jacob, de la consultora de tecnología Capgemini. “Las conversaciones están orquestadas por Amazon y Google.

Sin embargo, es un verdadero cambio de juego en términos de cómo las empresas interactúan con los consumidores. El acceso a los datos de Alexa o Google Home proporcionaría datos sobre el patrón de comportamiento de las vidas de las personas. Las empresas podrían saber al segundo cómo las personas toman decisiones y sobre cómo gastan su tiempo, desde actividades de ocio hasta lo que suelen cenar. Jacobs expresó su preocupación de que el dominio de compañías como Google o Amazon podría obstaculizar la adopción de la plataforma de bocinas inteligentes por parte del consumidor. “En última instancia, es necesario que exista claridad y una mayor apertura para compartir datos”, dice. “Se relaciona con el desacoplamiento de los dispositivos, la inteligencia detrás de ellos y el compromiso del consumidor y la inteligencia empresarial detrás de eso. En este momento, todo esto está en unas pocas manos”.

Recomendaciones del editor