Te explicamos qué es un lente principal y cuáles son sus ventajas

Averigua qué es un lente principal y por qué es útil para tu cámara

Si eres nuevo en el mundo de la fotografía y no sabes qué es un lente principal, en términos simples, podemos decir que es uno que mantiene una distancia focal fija. Probablemente la idea de un lente sin zoom puede parecer extraña. Incluso prácticamente todos los teléfonos celulares tienen zoom, o al menos lo logran gracias a múltiples lentes y trucos digitales.

Sin embargo, los mejores lentes para cámaras réflex digitales y sin espejo no tienen zoom en absoluto. Si bien en algunas ocasiones los lentes principales son económicos, a veces pueden costar miles de dólares. ¿Qué hace que un lente aparentemente básico sea tan valioso?

Detallamos qué es un lente principal

Conoce qué es un lente principal y por qué son necesarios
Conoce qué es un lente principal y por qué son necesarios Hillary Grigonis/Digital Trends

Como te comentamos previamente, un lente principal es uno que no hace zoom. Simplemente te entrega un ángulo de visión. Fijo a una sola distancia focal, este lente puede parecer una desventaja, y si bien puede ser cierto para ciertas ocasiones, también entrega numerosas oportunidades.

Como no necesitan partes móviles ni el vidrio adicional que se requiere para acercar y alejar, estos lentes se centran en otras características. En primer lugar, a menudo tienen una apertura máxima más ancha o “más rápida”. La apertura controla la cantidad de luz que entra en la cámara, y más luz significa un mejor rendimiento en peores condiciones de iluminación, velocidades de obturación más rápidas y más.

Los lentes con zoom profesional suelen tener aperturas de f/2.8 relativamente rápidas, y sus precios se ubican en el rango de las cuatro cifras. Sin embargo, es posible encontrar algunos lentes principales de 50 mm por menos de $200 dólares y que pueden llegar a f/1.8, más del doble de la capacidad de captación de luz.

La apertura también controla la profundidad de campo. Una apertura más amplia creará naturalmente ese desenfoque del fondo que hace que los retratos se destaquen, y que los fabricantes de teléfonos celulares es esfuerzan duramente en emular de forma digital.

Sin las complejidades de un zoom, los lentes principales también suelen ser más nítidos. No necesariamente superarán a un zoom caro, pero por $200 dólares seguramente superará al lente del kit de $200 dólares que viene con muchas cámaras réflex digitales o sin espejo. De la misma forma, los profesionales valoran los que cuestan miles de dólares por su nitidez en comparación con los zooms de alta gama: el Hasselblad XCD 80mm f/1.9  de $4,895 dólares es un buen ejemplo.

Además de la calidad de imagen, si usas un lente principal implicará llevar algo más liviano y compacto. Los tipo panqueque son el ejemplo extremo, ya que el lente es más corto que ancho. En ese sentido, los lentes principales son una excelente opción para cámaras sin espejo livianas. Por supuesto, no siempre serán ligeros: el Sigma 105 mm f/1.4, por ejemplo, pesa 3.6 libras.

Comprar un zoom de 24-70 mm, en general, siempre será más simple que tener varios lentes principales para completar el mismo rango de distancia focal. Pero si estás buscando una solución compacta, estos últimos son la mejor opción.

Hemos visto un interés hacia los lentes de primer nivel en los últimos años, a medida que las compañías de cámaras compiten para atraer clientes profesionales, pero aún puedes encontrar lentes principales a precios asequibles. Para los usuarios de cámaras DSLR, el EF básico de 50 mm f/1.8 de Canon cuesta solo $125 dólares, mientras que el AF-S 50 mm f/1.8 de Nikon vale aproximadamente $216 dólares. Ten en cuenta que los sistemas sin espejo más nuevos generalmente no son tan económicos.

Desventajas

Te explicamos qué es un lente principal

Los lentes principales tienen muchas características positivas, pero eso no significa que sean adecuados para todos o para cada situación. En primer lugar, los lentes con zoom a menudo se transforman en una necesidad, especialmente si estás fotografiando alguna actividad en la que no debes perder tiempo cambiando lentes. Por ejemplo, tienen una gran ventaja para deportes, mientras que los lentes principales son más adecuados cuando tienes tiempo para hacer zoom desplazándote o cambiándolo, como retratos y paisajes.

Si bien los lentes principales pueden ser más livianos y económicos, deberías invertir en un mayor número para cubrir el mismo rango que un zoom. Y aunque puedes comprar dos para alcanzar las distancias focales más importantes de este último, si necesitas cubrirlas todas, simplemente agregarás más peso a la bolsa de tu equipo fotográfico y gastarás más dinero.

Los mejores lentes principales

Estos son los mejores lentes principales

Si usas una cámara DSLR o sin espejo con el kit incorporado, un lente principal ofrece una gran calidad de imagen sin una gran inversión. De todos modos, te ofrecemos algunos de los mejores lentes principales que existen en el mercado en las distancias focales más frecuentes.

Los lentes principales se clasifican por sus longitudes focales equivalentes al fotograma completo. Es decir, un 17 mm en una cámara Micro Four Thirds, que tiene un factor de recorte de 2X, equivale a un fotograma completo de 35 mm (34 mm, técnicamente) y, por lo tanto, aparece en la categoría de “35 mm”.

35mm

Un lente de 35 mm es ideal para capturar ángulos amplios para paisajes, retratos medioambientales, fotografía de calles, documentales y tomas en interiores, donde solo puedes hacer una toma para que quepa todo en el marco. Aquí hay un puñado de opciones asequibles para múltiples montajes.

50mm

Un lente de 50 mm te permite alcanzar una gran distancia focal natural, que no es demasiado ancha, pero que encaja bien en el marco. Llamado “cincuenta y cincuenta”, un 50 mm f/1.8 es popular en muchos géneros fotográficos, incluidos los retratos.

85mm

Cuanto más larga sea la distancia focal, más borroso aparecerá el fondo, lo que hace que los lentes de 85 mm sean los favoritos para los retratos y otros géneros en los que se busca un desenfoque máximo del fondo. Si bien puedes ir más allá de 85 mm, esta es una distancia focal equilibrada, que no es demasiado grande ni costosa.

Recomendaciones del editor