Comparamos Canon vs. Nikon: dos colosos de la fotografía

¿Te gusta la fotografía? Comparamos a ambos gigantes en este mundo, Canon vs. Nikon

Al igual que se debate entre Batman y Superman, los Red Sox contra los Yankees o el papel contra el plástico, las dudas entre Canon y Nikon se han sembrado durante décadas. De largo, son dos de las marcas de cámaras profesionales y de consumo que más venden y son los primeros nombres que nos vienen a la mente cuando pensamos en comprar una nueva cámara. Te mostramos las principales diferencias entre Canon vs. Nikon.

Una vez que hayas elegido una marca, has invertido en un sistema y el cambio supone un gasto enorme, ya que necesitas reemplazar lentes, flashes y, potencialmente, otros accesorios. Es comprensible que esto pone mucha presión en la decisión de compra inicial. Pero los que se preocupen únicamente en la marca en la parte frontal de la cámara, están muy equivocados.

¿Por qué? Porque elegir entre Canon y Nikon no es realmente como esos enfrentamientos que te hemos puesto como muestra, donde hay una respuesta obviamente correcta: la elección entre Batman, Red Sox o papel se asemeja más a una cita: se tarda un tiempo en conocer a alguien y encontrar a esa persona especial cuyos extraños matices no te importa soportar por el resto de tu vida. Del mismo modo, es posible que no sepas si tomaste la decisión correcta entre Canon y Nikon hasta mucho después de haberlo hecho.

Pero no te preocupes. A diferencia de las citas, realmente no hay una respuesta correcta o incorrecta en el debate entre Canon y Nikon, en parte porque las diferencias entre ambas marcas es solo una cuestión de preferencia personal, en lugar de estadísticas objetivas de rendimiento. Cada fabricante tiende a superar a su rival en cada nuevo modelo, con lo que si elegiste la marca equivocada, bastará con aguantar un poco de tiempo. Entonces ¿qué deben saber los fotógrafos antes de decidir si elegir una cámara con el logo de Canon estampado en la parte frontal o una con el de Nikon?

Historia

Canon se presentó en el mercado en 1933 como Laboratorio de Instrumentos Ópticos de Precisión en Tokio, y lanzó su primera cámara, la Kwanon, en 1934, antes de registrar el nombre de Canon un año después. A lo largo de casi un siglo de historia, la compañía es responsable de una serie de novedades en la industria, como la primera cámara con un obturador sincronizado a un flash, la primera cámara fija con modo de video y la primera conexión electrónica de cámara a lente con el lanzamiento de la línea EOS en 1987 (un sistema electroóptico, no Every Other Shot como te dirán los fans). Además de cámaras de foto y vídeo, Canon también fabrica impresoras, calculadoras, equipos de transmisión e incluso equipos de rayos X.

Nikon es la más antigua de las dos compañías, ya que celebró su centésimo aniversario en 2017, pero no fabricó su primera cámara hasta más de una década después de que lo hiciera Canon, en 1948. La firma comenzó como una empresa de instrumentos ópticos y de vidrio, lanzando su gama de lentes Nikkor (que continúa hasta nuestros días) en 1932, antes de su primera cámara. Nikon incluso fabricó lentes para las primeras cámaras de Canon. Su historia incluye cámaras emblemáticas como la Nikon F, que introdujo el soporte F aún en uso hoy en día; enviando cámaras al espacio con la NASA; y logros tecnológicos como el desarrollo de cristal de dispersión extra baja (ED). En la actualidad, además de las cámaras, Nikon también fabrica productos para la salud, equipos de precisión y productos para la industria.

Gama actual de cámaras

¿Qué nos quiere decir una marca exactamente? Al menos, nos da algunas pistas sobre el diseño y la capacidad de la cámara.

Las cámaras réflex digitales de Canon comienzan con la serie Rebel, son los cuerpos de cámara más básicos que son ideales para principiantes. Las réflex digitales de gama alta de la compañía tienen números de un solo dígito seguidos de la letra D, mientras que los números más bajos son más avanzados, hasta el buque insignia EOS-1D X Mark II. Las DSLR de nivel medio tienen números de dos dígitos en el nombre.

La línea sin espejo de Canon mantiene la designación EOS, con las cámaras de fotograma completo EOS R y EOS RP. La línea EOS M de la compañía utiliza sensores APS-C más pequeños. Ten en cuenta que los tres modelos, EOS, EOS R y EOS M, sin embargo, utilizan diferentes montajes de lentes. Las cámaras de apuntar y disparar de Canon usan el nombre de PowerShot.

La cámara réflex digital profesional de Nikon es la D5, mientras que las réflex digitales de fotograma completo restantes están designadas por un número de tres dígitos como el D850. Las cámaras réflex digitales con sensor de cultivo utilizan números de cuatro dígitos en el nombre, con la excepción del D500. La serie D3000 es la más básica, seguida de la serie D5000 para principiantes y usuarios con un presupuesto limitado, y la serie D7000 para entusiastas y usuarios más avanzados.

En el segmento de las sin espejo, Nikon tiene el Z 6 y el Z 7, y el Z 7 es el más avanzado de los dos. (La serie sin espejo Nikon 1 ha sido descontinuada ). Las cámaras de apuntar y disparar de Nikon emplean la marca Coolpix.

Para las cámaras DSLR, tanto Nikon como Canon tienen una amplia variedad de modelos de gama alta, con versiones para principiantes y cuerpos de gama media. Nuestra cámara réflex favorita tiende a cambiar de un año a otro: en la gama alta, la Nikon D850 es nuestra favorita del momento seguida de cerca por la Canon EOS 5D Mark IV, pero la Canon EOS Rebel T7i es posiblemente la mejor cámara réflex digital de nivel básico que hayamos probado nunca.

Canon tiene una gama completa de cámaras sin espejo APS-C, mientras que Nikon solo tiene dos modelos de marco completo. Las cámaras sin espejo de fotograma completo de ambas firman no compiten directamente. Nikon tiene la Z 7 de 45 megapíxeles por un precio cercano a los $3,400 dólares y la Z 6 de 24Mp a $2,000 dólares que usan el mismo cuerpo y diseño de nivel profesional. Canon tiene la EOS R de 30MP por $2,300 dólares dirigida a profesionales, mientras que la EOS RP se puede comprar por un precio de $1,300 dólares.

Innovación

Canon ha estado entre las cinco principales compañías de EEUU durante nada más y nada menos que 32 años consecutivos, gracias a la presentación de sus innovadoras patentes. Vale la pena destacar que, una gran cantidad de esas patentes terminan convirtiéndose en características dentro de las DSLR y cámaras sin espejo de la compañía.

El enfoque automático de doble píxel (DPAF), por ejemplo, divide los píxeles en dos mitades para permitir la detección de fase en el sensor: es un tipo de sistema de enfoque automático que permite que las cámaras sin espejo funcionen tan bien como las DSLR (y a veces mejor).

Es posible que Nikon no rompa los récords para la presentación de patentes, pero la compañía a veces está más dispuesta a correr riesgos con las nuevas funciones. Por ejemplo, Canon ha tardado en agregar funciones de video profesionales en sus cámaras fijas, probablemente en parte queriendo evitar canibalizar su propia línea de cine de alta gama, mientras que Nikon ha avanzado con las funciones de video en sus últimos productos.

Calidad de la imagen

¿Puedes decir cuáles de las imágenes anteriores se tomaron con una Nikon y cuáles se tomaron con una Canon? Sin profundizar en los metadatos de los archivos, probablemente no. Los fotógrafos profesionales han trabajado con ambas marcas durante décadas y produciendo excelentes resultados con cada una. Algunos fotógrafos pueden preferir los colores directos de la cámara de una marca sobre la otra, pero hay poco que realmente los separe.

Si observas las mediciones del rendimiento del sensor, como las de DxOMark, notarás que hay algunas diferencias objetivas.

Por ejemplo, regularmente Nikon tiende a calificar más alto para el rango dinámico, pero estos números pueden ser engañosos ya que no necesariamente se traduce en una notable diferencia del mundo real. Lo que más importa es el esfuerzo que pones para crear una buena fotografía.

Entonces ¿quién gana?

El cambio de marca es costoso una vez que te has comprometido con un sistema de lentes intercambiables, pero ¿importa realmente elegir entre Canon y Nikon? Para la mayoría de los usuarios, la respuesta es que muy poco. Ambas compañías fabrican excelentes cámaras y lentes, y la mejor cámara réflex digital del mercado suele estar en una marca un año y la otra al siguiente. En pocas palabras, los que disfruten de tus fotos no les importará si esos píxeles provienen de una Canon o una Nikon.

Si bien la marca no importa a la hora de tomar excelentes fotos, cada fabricante tiene algunos matices que hacen que un fotógrafo favorezca a una sobre la otra. Los esquemas de agarre y control difieren entre cada una, y hay una terminología ligeramente diferente para algunas configuraciones.

Elegir entre Canon y Nikon, entonces, se reduce a las diferencias más pequeñas y menores entre los dos. ¿Lo mejor que puedes hacer antes de comprometerte con una marca? Como mínimo, vete a una tienda que tenga cámaras en exposición (no hay excusas, incluso Walmart las tiene). Sostén una Nikon, ajusta algunos controles y comprueba cómo se siente la cámara en tus manos. Luego haz lo mismo con una Canon. Una opción aún mejor es alquilarlas y disparar con cada una durante unos días. El alquiler tiene un costo, por supuesto, pero es mínimo considerando la inversión en lentes una vez que te hayas comprometido con una marca.

El debate entre Canon y Nikon no tiene una respuesta definitiva, pero sí hay una respuesta correcta para tu estilo de disparo y preferencias personales. Y recuerda, más importante que la marca en la parte frontal de la cámara es la persona detrás de ella.

*Actualizado por María Teresa Lopes el 31 de octubre de 2019

Recomendaciones del editor